¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Policía de Hong Kong realiza arrestos masivos y sin precedentes de importantes activistas contra la extradición

Joshua Wong y Agnes Chow de Demosisto fueron detenidos el 30 de agosto. Foto de The Stand News. Utilizada con autorización.

Mientras la República Popular China se prepara para celebrar un importante aniversario, el 1 de octubre se cumplen 70 años de su fundación, aumenta la presión política para restablecer el orden en Hong Kong. En tal contexto, el Gobierno de Hong Kong ha cambiado sus tácticas de represión de detener los manifestantes en los lugares de protesta a detener un circulo más amplio de lideres y activistas a favor de la democracia.

En la noche del 29 de agosto, Andy Chan, líder del Partido Nacional de Hong Kong, agrupación a favor de la democracia que se encuentras prohibida, fue detenido cuando intentaba abordar en un vuelo a Japón. La policía comentó a la prensa que Chan fue arrestado porsospechosas de disturbios y por haber atacado a un oficial policial.

El 30 de agosto, los estudiantes y activistas a favor de la democracia, Joshua Wong y Agnes Chow de Demosisto, fueron detenidos y arrestados por instigar, organizar y participar en una asamblea no autorizada frente a la jefatura de la policía Wanchai el pasado 21 de Junio.

A Wong lo empujaron dentro de un auto privado camino a la estación de la metro a las 7 de la mañana y lo escoltaron a la jefatura de policía Wanchai en el centro de Hong Kong. Chow fue detenida en su casa en Tai Po. Ambos fueron puestos en libertad bajo fianza, pero deberán respetar el toque de queda entre las 11 de la noche y las 7 de la mañana y presentarse a la policía dos veces por semana.

El presidente de Demosisto, Ivan Law, también fue acusado por instigar la asamblea no autorizada. Lam se encuentra fuera de Hong Kong desde el 28 de agosto.

Althea Suen, expresidenta de la Unión de estudiantes de la Universidad de Hong Kong, fue arrestada el 30 de agosto sospechosa de conspirar para destruir o dañar bienes, de acuerdo a lo establecido en leyes penales, y de “entrar o permanecer en los recintos de la Cámara” el 1 de juilio, en virtud de la ordenanza del consejo legislativo (poderes y privilegios).

La lista de detenciones del 30 de agosto incluye también Rick Hui Yi-yu, concejal del distrito Shatin, y el legislador Cheng Chung-tai.

También el 29 de agosto, dos organizadores de la protesta fueron atacados por personas que, probablemente, pertenecen a triadas de Hong Kong. Jimmy Sham, coordinador del Frente Cívico de Derechos Humanos, organización clave en la campaña contra la extradición, fue atacado por dos hombres enmascarados con un cuchillo y un bate de béisbol. Mientras Sham logró escapar del ataque, a sus compañeros los golpearon varias veces y terminaron hospitalizados.

Antes del ataque, una docena de personas había organizado una protesta fuera del despacho de un asociado del Frente Cívico de Derechos Humanos, sobre la participación de la organización en las protestas. Sham los enfrentó verbalmente en el acto.

Chung Kin Ping, el organizador de la marcha de Yuen Long del 27 de julio, fue atacado por cuatro hombres con barras metálicas y paraguas el 28 de agosto sobre las 4 de la tarde. Tras el accidente, Chung fue hospitalizado.

Ya con anterioridad, las represiones y detenciones policiales no habían logrado disuadir a los manifestantes de cometer otros actos perturbadores. Casi todos los días hay varias protestas y asambleas que se celebran en los distintos distritos. Bastante a menudo esas reuniones terminan en enfrentamientos con las fuerzas de policía. Desde el 12 de junio, gases lacrimógeno y proyectiles de goma se han convertidos en una característica de las marchas de fin de semana.

El Frente Cívico de Derechos Humanos solicitó un permiso a la policía para celebrar una reunión el 31 de agosto para exigir el retiro del marco electoral del partido NCP, el retiro completo del proyecto de ley sobre la extradición y una investigación independiente de la saga contra la extradición. Esas peticiones son compartidas por la mayoría de los manifestantes.

La policía rechazó la solicitud el 28 de agosto. Eso significa que la manifestación será ilegal y podría terminar en violentos enfrentamientos y en el caos, pues la policía tiene el poder de detener a quien participe en la protesta.

Propuestas para activar el Orden de Reglamento de Emergencia.

Aunque la mayoría de manifestantes no pertenece a ningún partido político, Pekín y Hong Kong creen que las protestas contra el Gobierno han sido manipuladas por políticos extranjeros y locales. Por ejemplo, después de la manifestación pacífica de la cadena humana “El camino de Hong Kong” del 24 agosto, un portavoz afiliado al partido de Pekín denunció ese acto simbólico como “un camino envenenado hacia la independencia de Hong Kong” y pidió mano dura sobre las fuerzas que piden la independencia.

Tres días despues, el 27 de agosto, la jefa ejecutiva Carrie Lam, que declaró anteriormente que quería resolver esa crisis política a través del dialogo, declaró que no aceptaría las peticiones de los manifestantes y no descartaba la posibilidad de activar el orden de Reglamento de las Emergencias. Entre otras medidas, la ley permitiria al Gobierno y a las autoridades policiales detener sospechosos, ampliar las detenciones, controlar los trasportes, realizar registros en propiedades privadas, imponer censura y interrumpir las comunicaciones, incluido el bloqueo de paginas web.

La propuesta fue discutida entre los altos funcionarios del Gobierno antes de la protesta masiva del 31 de agosto, día en que se cumplen cinco años de la decisión del comité directivo del Congreso Nacional Popular, que impuso un mecanismo de información política de los candidatos durante el voto universal de Hong Kong por el puesto de jefe ejecutivo de 2014.

En las redes sociales, la gente se indignó por los arrestos masivos y los ataques, aunque muchos remarcan que esas tácticas para difundir el miedo son ineficaces y que las protestas se movilizaran de manera descentralizada y sin liderazgo. El tuit de @lamcing refleja el sentir común de los ciudadanos a favor de la democracia:

Todo lo que puedo decir sobre los grandes arrestos es que “no pueden matarnos a todos”. No importa a cuantos detengan, yo seguiré saliendo a ver si tienen las pelotas de detener a dos millones de personas.

Como respuesta las acciones de la policía, algunos legisladores pandemocráticos denuncian los arrestos como táctica de miedo y prometieron estar a lado de los manifestantes durante la protesta del 31 de agosto.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.