¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Estudio de protomilicias de extrema derecha búlgaras desvirtúa teoría del lobo solitario extremista

Foto ampliamente difundida de los miembros de BNO Shipka y su invitada, la política alemana de extrema derecha Tatjana Festerling, muestran una bandera de “Fortaleza Europa. Foto de su página de Facebook, uso justo.

En los últimos cuatro años, el periodista y analista búlgaro Ruslan Trad (además de colaborador de Global Voices) y su colega Kiril Aramov, becario del Proyecto de Estudios de Inteligencia de la Universidad de Texas, Austin, han estado estudiando grupos de extrema derecha en Bulgaria con el proyecto Borderline Watch.

En mayo de 2019, Trad y Aramazov publicaron el estudio de una investigación titulada “Autodesignados defensores de ‘Fortaleza Europa': Analizando patrullas fronterizas búlgaras” del renombrado sitio de periodismo de investigación de fuete abierta Bellingcat. Están en proceso de escribir un libro.

Global Voices habló con Ruslan sobre su trabajo.

Global Voices: ¿Quiénes son los grupos que han estudiado?

Ruslan Trad: Our research has been on the proto-militias that patrol the Bulgarian-Turkish border—the so-called Shipka Bulgarian National Movement (BNO). In 2016, I published an article on these militias on Global Voices that formed the basis for the Bellingcat study.

Since 2016, these patrols have turned from “migrant hunters” into proto-militias with links in far-right circles across Europe. Today, the organization conducts training camps, trainings, and attracts young people to their cause. Our investigations of their paramilitary training camps revealed that the Bulgarian groups serve mainly as hosts. Participants in the camps include citizens of Denmark, Romania, the UK and other countries, who receive training from Russian military instructors. So the goals of these groups are also global in scope.

Ruslan Trad: Nuestra investigación ha sido sobre las protomilicias que parullan la frontera búlgaro-turca —el llamado Movimiento Nacional Búlgaro Shipka (BNO). En 2016, publiqué un artículo sobre estas milicias en Global Voices que fue la base del estudio de Bellingcat.

Desde 2016, estas patrullas han pasado de “cazadores de migrantes” a protomilicias con vínculos con círculos de extrema derecha en Europa. Ahora, la organización diriga campos de entrenamiento, entrenamientos, y atrae a jóvenes a su causa. Nuestras investigaciones de sus campos de entrenamiento paramilitar revelaron que los grupos búlgaros funcionan sobre todo como anfitriones. Los participantes en los campos incluyen a ciudadanos de Dinamarca, Rumania, Reino Unido y otros países, que reciben capacitación de instructores militares rusos. Así que los objetivos de estos grupos también tienen alcance global.

Ruslan Trad. Foto de cortesía, usada con autorización.

GV: ¿Cómo describirías la ideología de BNO?

RT: Our research shows that the members of such groups don’t necessarily believe the narratives promoted by their networks about “migrant invasion”, “islamization” and similar ideas. Besides, at present there are only about 600 refugees in the country; even at the peak of the refugee crisis all the migrants who entered Bulgaria could have been housed in a few apartment blocks.

Political and media rhetoric created an image of fear which was exploited effectively by these movements. A member of one such group laughed in my face when I asked him about what they describe as a “migrant invasion.” He said: “[Europe has] 500 million people and hundreds of years of history. A mere one million refugees can’t change that. All the migrants in the world can’t change that. But some of us really believe there’s a danger—that’s a good stimulus for building partnerships. People who are confused are easily guided.”

Their members believe that the state is not doing its job, that we are facing the Apocalypse, as represented by the refugee crisis. They justify their existence by talking about the “inadequacy” of the government. The BNO organization itself openly calls for a change of political order and does not approve of the Constitution.

BNO is also sympathetic to the Syrian government and has participated in joint demonstrations with members of pro-Assad Syrians in Varna.

RT: Nuestra investigación muestra que los miembros de esos grupos no necesariamente creen en las narrativas que promueven sus redes sobre “invasión migrante”, “islamización” e ideas similares. Además, ahora hay solamente 600 refugiados en el país; incluso en el momento más agudo de la crisis de los refugiados, todos los migrantes que entraron a Bulgaria podrían haberse alojado en algunos bloques de apartamentos.

La retórica política y de los medios creó una imagen de temor que estos movimientos explotaron satisfactoriamente. Un miembro de estos grupos se rio en mi cara cuando le pregunté qué describe como “invasión migrante”. Dijo: “[Europa tiene] 500 millones de personas y cientos de años de historia. Un millón de refugiados no pueden cambiar eso. Todos los migrantes del mundo no pueden cambiar eso. Pero algunos realmente creemos que hay peligro —es un buen estímulo para generar asociaciones. Se puede guiar fácilemente a las personas que están confundidas”.

Sus miembros creen que el Estado no está haciendo su trabajo, que enfrentamos el Apocalipsis, representado por la crisis de refugiados. Justifican su existencia con discursos de “ineptitud” del Gobierno. La organización BNO llama abiertamente a cambiar el orden político y no aprueba la Constitución.

BNO también se solidariza son el Gobierno sirio y ha participado en manifestaciones conjuntas con miembros sirios a favor de Assad en Varna.

GV: ¿Qué piensan los búlgaros de BNO?

RT: Many Bulgarians consider BNO a group of unbalanced people who imagine themselves to be defending Bulgaria against the “invaders” coming across the Turkish border. Although a considerable part of Bulgarian society is looks at events at the border with concern, few would engage in extreme and violent actions personally.

For four years now, however, the BNO has been able to conduct its border patrols and run its traning camps without serious action being taken against it, even though its members have been involved in a clash with Ukrainians in Burgas, and have harassed and threatened journalists and public figures.

RT: Muchos búlgaros consideran que BNO es un grupo desequilibrados que se imaginan defensores de Bulgaria contra los “invasores” que vienen del otro lado de la frontera turca. Aunque una parte considerable de la sociedad búlgara ve los sucesos en la frontera con preocupación, pocos emprenderían acciones extremas y violentas personalmente.

Sin embargo, desde hace cuatro año, BNO ha podido realizar los patrullajes en su frontera y tener sus campos de entrenamiento sin que se tomen acciones serias en su contra, aunque sus miembros han estado involucrados en un enfrentamiento con ucranianos en Burgas, y han acosado y amenazado a periodistas y figuras públicas.

GV: ¿Qué ocurre en los campos de entrenamiento?

RT: The camps train participants in military and political skills. In the regions where the BNO operates in Burgas and Strandzha, military instructors, members of far-right groups from European countries and other personalities arrive, who in any other situation would elicit a response from the security forces. This includes a prominent Russian military instructor. In a video published in May, the BNO defends the presence of this instructor, claiming he was “on holiday in Bulgaria.”

Although it is unclear how many far-right extremists have been trained in Bulgaria, the intelligence services are aware that these things are happening. Some members of these groups post pictures of their visit to Bulgaria. One of these pictures shows the AR-15, a weapon produced in Bulgaria by Arsenal. Brenton Tarrant, who killed 50 people in two New Zealand mosques in New Zealand, used an AR-51.

There are intelligence reports stating that Tarrant visited the Balkans region months before the massacre in Christchurch, and had ties with the local nationalist groups and was inspired by the BNO and Serbian nationalist groups.

Trainees in these camps include people with ideological leanings similar to Tarrant, who is said to have inspired the shooter who recently killed 20 people in El Paso, Texas. The perpetrator of the August mass shooting in Dayton, Ohio also seems to have been inspired by such groups. Far from being “lone wolves”, these individuals are often connected to right-wing groups in other countries in a kind of extremist international.

Both the El Paso and Ohio attackers, for instance, were fans of Anders Breivik, the Norwegian far-right terrorist who killed 77 people in 2011. Brevik was linked to the Knights Templar International (KTI), which has been collecting bulletproof vests and other gear to help the Shipka Bulgarian National Movement (BNO Shipka) in the Strandzha Mountain region, on the border between Bulgaria and Turkey. (The Knights Templar, the Catholic military organization, has denied any connection with the KTI, saying that there were other smaller groups with the same name).

The KTI has strong ties in Eastern Europe, the United Kingdom and the United States. They are highly anti-democratic, anti-Semitic and Islamophobic, and maintain close contacts with Russian groups via far-right forums such as the International Russian Conservative Forum. Hungarian media revealed the organization's intentions to ally itself with radical factions in and in the Republika Srpska and Kosovo they have had clashes with the authorities.

RT: Los campos capacitan a participantes en habilidades militares y políticas. En las regiones en las que opera BNO en Burgas y Strandzha, llegan instructores militares, miembros de grupos de extrema derecha de países europeos y otras personalidades, que en cualquier otra situación generaría una respuesta de las fuerzas de seguridad. Esto incluye a un destacado instructor militar ruso. En un video publicado en mayo, BNO defiende la presencia de este instructor, sostiene que está “de vacaciones en Bulgaria”.

Aunque no está claro cuántos extremistas de derecha han sido capacitados en Bulgaria, los servicios de inteligencia saben que esto está ocurriendo. Algunos miembros de estos grupos publican fotos de su visita a Bulgaria. Una foto muestra el AR-15, arma producida en Bulgaria por Arsenal. Brenton Tarrant, que mató a 50 personas en dos mezquitas en Nueva Zelanda, usó un AR-51.

Hay informes de inteligencia que afirman que Tarrant visitó la región de los Balcanes antes de la masacre en Christchurch, y que tuvo vínculos con los grupos nacionalistas locales y se inspiró en BNO y los grupos nacionalistas serbios.

Los entrenados en estos campos incluyen personas con aprendizajes ideológicos parecidos a Tarrant, de quien se dice que han inspirado al atacante que el 3 de agosto de 2019 mató a 20 persona en El Paso, Texas. También parece que el autor de los tiroteos masivos de agosto en Dayton, Ohio, ha sido inspirado por esos grupos. Lejos de ser “lobos solitarios”, estas personas suelen estar conectadas con grupos de extrema derecha en otros países en una especie de internacional extremista.

Por ejemplo, los atacantes de El Paso y Ohio admiraban a Anders Breivik, el terrorista de extrema derecha noruego que mató a 77 personas en 2011. Brevik estuvo vinculado con Internacional de Caballeros Templarios (KTI), que ha estado reuniendo chalecos a prueba de balas y otros equipos para ayudar al Movimiento Nacional Búlgaro Shipka (BNO Shipka) en la regón montañosa de Strandzha, en la frontera entre Bulgaria y Turquía (la organización militar católica Internacional de Caballeros Templarios ha negado toda conexión con KTI, sostienen que había otros grupos más pequeños con el mismo nombre).

KTI tiene fuertes vínculos en Europa Oriental, Reino Unido y Estados Unidos. Son muy antidemocráticos, antisemitas e islamofóbicos, y tienen fuertes contactos con grupos rusos en foros de extrema derecha como el Foro Internacional Conservador Ruso. Los medios húngaros revelaron que las intenciones de la organización de aliarse con facciones radicales en la Republika Srpska y en Kosovo que se han tenido algunos enfrentamientos con las autoridades.

GV: ¿Cómo han recibido tu investigación en Bulgaria?

RT: Our research was and still is largely ignored in Bulgaria, but it gained high visibility abroad. But both of my colleague and I have received threats from far-right extremists because of our work.

RT: Nuestra investigación fue y sigue siendo ignorada en Bulgaria, pero tuvo mayor visibilidad en el extranjero. Pero mis colegas y yo hemos recibido amenazas de extremistas de derecha por nuestro trabajo.

GV: ¿Qué conclusiones sacas de todo esto?

RT: The conclusions are not pleasant. Far-right extremists are coming to Bulgaria, receiving military training from a man linked to Russian military intelligence right under the nose of the Bulgarian government. These people are stockpiling weapons—for what reason, it's unclear. They conduct military tactics meetings and trainings in secret. Research studies have also shown that far-right groups have a unified ideology and have strong transnational communications networks. This goes against the widely-shared theory of the self-radicalized extremist. The recent attacks by far-right extremists in the US show us the extent of the problem, and how dangerous it is for the authorities to keep ignoring it.

RT: Las conclusiones no son agradables. Los extremistas de derecha están llegando a Bulgaria, reciben entrenamiento militar de un hombre vinculado con la inteligencia militar rusa bajo las narices del Gobierno búlgaro. Estas personas están acumulando armas —no está claro con qué razón. Realizan reuniones de tácticas militares y capacitaciones en secreto. Los estudios de investigación han demostrado que los grupos de extrema derecha tienen una ideología unificada y fuertes redes de comunicaciones transnacionales. Esto va contra la muy difundida teoría de extremismo autoradicalizado. Los recientes ataques de extremistas de derecha en Estados Unidos nos muestran la extensión del problema, y lo peligroso que es que nuestras autoridades sigan ignorándolo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.