- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Primer y único club de autos clásicos de Tanzania homenajea a Remmy Ongala, leyenda musical de la vieja escuela

Categorías: África Subsahariana, Tanzania, Arte y cultura, Cine, Historia, Ideas, Medios ciudadanos, Música, Viajes

George Joseph Msambure, fundador y director ejecutivo de Oldschool Rides Tanzania, fotografiado delante de una fila de autos clásicos a la salida del Festival de Música Ongala de 2019, en Bagamoyo, Tanzania, 24 de agosto de 2019. Foto de Amanda Leigh Lichtenstein, usada con autorización.

En una carretera polvorienta de la tranquila ciudad costera de Bagamoyo, Tanzania, una fila de autos antiguos atrae a quienes se dirigen al segundo Festival anual de Música Ongala [1], que este año se celebra en el Instituto de Arte y Cultura de Bagamoyo (TASUBA).

“¡Nuestros mayores tenían grandes autos! Estamos tratando de restaurar el amor por los clásicos”, dice George Joseph Msambure, fundador y director ejecutivo de Oldschool Rides Tanzania, club dedicado a restaurar y homenajear autos antiguos en Tanzania y en la región. Con 109 miembros, cantidad que va en aumento, los apasionados de los autos antiguos se reúnen y hablan sobre sus 51 autos clásicos, que incluye un Škoda de 1938 [2]. El grupo también organiza encuentros y exhibe sus autos en distintos eventos, como el Festival de Música Ongala, que lleva el nombre del legendario músico tanzano Ramadhani “Remmy” Ongala [3], que murió en 2010, a los 63 años.

“A Remmy le encantaban los autos clásicos y nosotros queremos respetar eso”, dijo Msambure. Es por esto que el club organizó el festival de música de tres días para exhibir algunas joyas de su colección, desde los escarabajos Volkswagen de la vieja escuela hasta la furgoneta Volkswagen Kombi de 1979 y un BMW de la década de 1970.

Un grupo de unos 10 miembros de Olschool Rides condujo los autos desde la bulliciosa ciudad de Dar es Salaam hasta Bagamoyo, otra ciudad llena de historia [4].

Furgoneta Volkswagen Kombi verde de 1979 y furgoneta Volkswagen azul de 1977 se exhiben en el espectáculo de autos clásicos en el Festival de Música Ongala de 2019, organizado por Oldschool Rides Tanzania. Foto de Amanda Leigh Lichtenstein, usada con autorización.

Un escarabajo Volkswagen de 1973 se exhibe en el Festival de Música Ongala de 2019, organizado por Oldschool Rides Tanzania. Foto de Amanda Leigh Lichtenstein, usada con autorización.

El propio Ongala conducía un Renault blanco por Dar es Salaam, la capital cultural de Tanzania, dijo Msambure. Ongala, conocido cariñosamente como “Doctor” por su música épica de rumba congolesa con mensaje, escribió unas líneas de su canción más popular, “Mambo Kwa Soksi [5]” (Materia de calcetines) en la parte posterior de su Renault, con la que promovía el uso de preservativos para prevenir el VIH, según la página de Facebook del festival [6].

Esta foto de Remmy Ongala con su viejo Renault fue tomada a finales de la década de 1980. En el maletero del auto estaba pintado este mensaje: “Sukari yetu imeingia sumu mambo kwa soksi” o “Nuestro veneno ha entrado en nuestro azúcar, ¡usa condón! – letra de su canción más popular y controvertida. Cortesía del Festival de Música Ongala [7] a través de Fracebook.

Ongala era originario de la República Democrática del Congo y se mudó a Tanzania en 1978, donde se unió a la banda de su tío. Llegó a convertirse en el músico de rumba [8] más querido de Tanzania, con puñetazos políticos a la élites en el poder mientras curaba a los que sufrían con palabras de esperanza en sus letras.

Una captura de pantalla de Remmy Ongala con su Renault azul como se ve en el documental [9] “Bongo Beat”, dirigido por Jan Röed y grabado en 1995/1996 en Dar Es Salaam, Tanzania.

Ongala era un hombre del pueblo cuyo carisma y canciones conmovedoras lo llevaron desde los más pequeños salones de baile y pubs de Dar es Salaam hasta los escenarios internacionales de World of Music, Arts and Dance [10] (WOMAD, por sus siglas en inglés) en el Reino Unido, con canciones como “Songs for the Poor Man [11]” (Canciones para el hombre pobre) y “The Poor Have No Rights [12]” (Los pobres no tienen derechos), que ponían la atención sobre la brecha cada vez mayor entre ricos y pobres [13] en Tanzania, nación otrora socialista.

Captura de pantalla de Remmy Ongala en las calles de Dar es Salaam en el documental [9] “Bongo Beat”, dirigido por Jan Röed y grabado en 1995/1996 en Dar Es Salaam, Tanzania.

Para Msambure, que organizó la exposición de autos de Oldscholl Rides en el festival Ongala de 2019, la exhibición de estos clásicos consiste en cambiar la percepción del valor, el precio y el estatus:

“Antes, se ignoraba a estos autos clásicos –se les consideraba autos para la gente pobre que no podía permitirse los nuevos. Quiero borrar esa idea de la cabeza de la gente. ¡Quiero decir que estos autos son en realidad los más valiosos del mundo!” – George Joseph Msambure, Oldschool Rides Tanzania

Es más, los autos de época están reapareciendo en Tanzania, donde pasear en un clásico restaurado es un nuevo tipo de símbolo de estatus. ¿Ese Volkswagen Kombi verde menta de 1979? Msambure dijo que puede resultar familiar porque apareció en un video musical [14] reciente llamado “Nishikilie” (Sujétame) con las estrellas de la música tanzana Ali Kiba, Willy Paul y Omi Dimpoz.

Captura de pantalla con el Volkswagen Kombi en el vídeo musical “Nishikilie” de Ali Kiba y otros músicos tanzanos a través de YouTube [14].

“Para que [un clásico] esté en condiciones de circular, hay que invertir dinero, conseguir piezas del Reino Unido, Estados Unidos y Kenia. Algunos autos también los pedimos de Libia o Egipto. El coste de traerlos hasta aquí es una cosa, el mantenimiento es otra. No todos los mecánicos saben cómo arreglar un viejo clásico. ¡Es caro!”.

Msambure dice que el 98 % de los autos son de Tanzania, aunque los miembros del club también importan autos de Sudáfrica, donde los acuerdos de la Comunidad de Desarrollo de África Austral [15] (SADC, por su nombre en inglés) reducen los impuestos y los derechos de importación a los estados miembros. El escarabajo Volkswagen, por ejemplo, se importó de Sudáfrica por 23 millones de chelines tanzanos (10 454 dólares). También importan autos de Japón y Canadá.

Msambure, que recuerda haber amado los autos de época desde que era niño, dijo que está emocionado de ver que su pasión trae tanta alegría a quienes aprecian estas reliquias restauradas de la historia.

“Incluso las mujeres; antes no les interesaban mucho los autos clásicos. Pero ahora, convencen a los hombres para que lleven un auto clásico durante un día para una sesión de fotos o de video, para sus bodas. Ahora mismo se está convirtiendo en una moda”.

Olschool Rides tiene más de 20 000 seguidores en Instagram [16], en la que atrae a quienes les apasiona todo lo clásico, no solo autos, sino también antigüedades, como instrumentos musicales y cámaras. El club pretende expandirse con grandes planes como un viaje en auto clásico a Arusha y actividades especiales en Dar es Salaam.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by OLD SCHOOL RIDES 🇹🇿LTD (@oldschoolrides_tz) [17] on

“Los autos de época son una moda en curso que nunca morirá”, dijo Msambure.

Estos autos clásicos son portales al pasado de Tanzania y África Oriental. “Es gracias al gran trabajo de [nuestros mayores] que estamos aquí hoy y [estos autos] son un [ejemplo] de su duro trabajo”, dijo Msambure.

“Creemos en el legado, que lo antiguo es leyenda y que las leyendas son para siempre; la inmortalidad es su destino”, añadió.

Mientras que los asistentes al festival homenajeaban a Remmy Ongala como una leyenda por derecho propio, ver estos autos de época restaurados en toda su gloria trajo una nostalgia colectiva por el pasado, nos transportaron de vuelta a los sonidos y canciones que nos dieron forma.