¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Muerte de canguro en el zoológico de Trinidad desata debate sobre la pirotecnia

Captura de pantalla tomada de un video publicado en la página de Facebook Emperor Valley Zoo, titulado “En memoria de Joey”. El canguro de 18 meses murió, presuntamente como resultado del trauma experimentado durante el espectáculo de pirotecnia llevado a cabo durante el Día de la Independencia de Trinidad y Tobago.

El 6 de septiembre, el canguro Joey murió en un zoológico de Trinidad, aparentemente como resultado del trauma experimentado por los ruidos explosivos de la pirotecnia. La muerte de Joey ha desatado una discusión sobre la naturaleza controversial de los zoológicos, así como de la contaminación acústica.

Alrededor del mundo, los zoológicos –originalmente creados con el fin de mostrar animales salvajes para el entretenimiento humano– son un tema controversial. Aún así, la mayoría de países cuenta con zoológicos; en el caso de Trinidad y Tobago, el Emperor Valley Zoo fue fundado el 23 de abril de 1947. Se extiende a lo largo de siete acres de terreno al lado del Queen's Park Savannah en Puerto de España, la capital, y muestra especies exóticas y nativas de mamíferos, reptiles, aves y peces.

En agosto del 2019, el zoológico adquirió cuatro canguros rojos, todos criados en cautiverio y especialmente para esta ubicación. Cuando Joey murió, el zoológico culpó directamente al espectáculo de pirotecnia llevado a cabo el Día de la Independencia del país, que tuvo lugar cerca del zoológico el 31 de agosto:

We have already spoken about the loud noise levels and close proximity to the zoo of this year’s Independence night fireworks. This has affected not only our animals but animals and their families across Port of Spain. We have heard numerous stories. Within a short time of the fireworks starting, we observed the intense fluttering of some of our smaller birds who died within minutes and several other animals were visibly traumatized. We have worked to stabilize those affected animals but unfortunately we are sad to announce that one of our small male kangaroos did not recover from the shock and trauma experienced. On the night and since then we did our best with our animals. Now we must do more. We make a public call for a complete ban on fireworks in Trinidad and Tobago. Our animals and the families they are part of cannot continue in this way.

Ya hemos discutido todo lo relacionado a los altos niveles de ruido y la cercancía del zoológico al espectáculo de pirotecnia de este año por el Día de la Independencia. Esto ha afectado no solo a nuestros animales, también a otros animales y sus familiares a lo largo del Puerto España. Hemos escuchado diversas historias. Desde el momento en que los fuegos artificiales comenzaron, nos percatamos de un aleteo intenso por parte de unas de nuestras aves más pequeñas, que murió en cuestión de minutos y otros animales se mostraban traumatizados. Hemos trabajado para estabilizar a los animales afectados pero, desafortunadamente, lamentamos anunciar que uno de nuestros canguritos machos no pudo recuperarse de la impresión y el trauma experimentado. Desde esa noche hemos hecho lo posible por nuestros animales. Ahora debemos ir más allá. Hacemos un llamado a la sociedad para prohibir por completo la pirotecnia en Trinidad y Tobago. Nuestros animales y las familias de las que forman parte no pueden continuar así.

Los defensores de zoológicos sostienen que ejercen un rol importante en la educación, reproducción y conservación de especies animales. Sin embargo, normalmente, las condiciones en los zoológicos se caracterizan por espacios reducidos y depresivos en comparación con su hábitat natural. Aunado a esto, los animales cautivos llegan a experimentar soledad e incluso, en algunas ocasiones, abuso. La organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA por su nombre en inglés), que se opone a los zoológicos, informa que los animales enjaulados llegan a desarrollar una condición conocida como “zoochosis”, en la que los animales “se balancean, mueven o sacuden incesantemente o incluso recurren a hacerse daño”.

Mientras que algunos usuarios de medios sociales no creyeron en la explicación del zoológico respecto a la pirotecnia y cuestionaron si la calidad del recinto era el verdadero problema, la mayor parte de los internautas estuvo de acuerdo con el zoológico y comenzaron a movilizarse de nuevo para prohibir la pirotecnia.

La pirotecnia se ha vuelto cada vez más popular en Trinidad y Tobago, y a pesar de que existen restricciones en su uso, establecidas en la ley de delitos menores –la pirotecnia es utilizada por ciudadanos en ocasiones especiales. A diferencia de lo que establece la la ley, la mayoría de personas que detona fuegos artificiales (cuyos niveles de decibeles van claramente contra las reglas de contaminación acústica) no cuentan con los permisos requeridos. Aunque los espectáculos de pirotecnia del Día de la Independencia son actos públicos con hora de inicio y cierre, se dan en el centro de las ciudades, por lo cual sus efectos alcanzan distancias muy grandes y son magnificados. Por otro lado, la pirotecnia de Navidad y Año Nuevo se utiliza en la mayoría de veces en zonas residenciales y suele durar horas.

Una nueva petición en línea que está circulando señala que el ruido de los fuegos artificiales provoca un efecto adverso en las personas y los animales –esto sumando el contexto de bancos nacionales que limita la conversión de divisas– es además “una completa pérdida de inversiones para Trinidad y Tobago”. Hasta inicios de septiembre de 2019, la petición tenía más de 1500 firmas. Una petición previa para poner fin a los espectáculos de pirotecnia tuvo más de 3500 defensores, sin contar los esfuerzos realizados por grupos defensores de derechos de los animales durante años.

Los internautas de Facebook quedaron consternados por la muerte de Joey. Caroline Taylor declaró que los “fuegos artificiales sin ruido (y además) una mejor contaminación acústica es algo extremadamente necesario”. Por otro lado, Caroline Lewis señaló: “¡Que triste que los humanos no aprendan sobre la naturaleza y animales sin tener que imponerles condiciones innaturales de vida a estas bellas criaturas que fueron tomadas de su […] hábitat natural!”.

En Facebook, el usuario Kerry Boyce cuestionó si el zoológico podría ser reubicado a un lugar más apto, pero DK Persad señaló:

It's not just Port of Spain. There were fireworks in [south Trinidad] also. It's every event that people feel requires fireworks; Divali, Christmas, New Years, Carnival etc. I fully support the ban unless they use silent ones.

No es solamente Puerto España. También había pirotecnia en (el sur de Trinidad). En cada acto, las personas sienten la necesidad de usar fuegos artificiales; Divali, Navidad, Año Nuevo, Carnaval, etc. Yo apoyo la prohibición a menos que utilicen los que son silenciosos.

Para el 8 de septiembre, los medios de comunicación locales informaron que una compañía privada ofreció 40 acres de terreno en el centro de Trinidad para que el zoológico pueda ser reubicado, lo que provocó opiniones encontradas.

En Facebook, Son Du comentó:

Not a fan of keeping animals in captivity, but if there must be a zoo, this is a less offensive possibility. And the sanctuary idea is best. Moving an expanded version to Central would also create jobs there. Win-win. I could only hope that the unnecessary death of a defenseless baby kangaroo could drive people on all sides of this to put their egos and agendas aside, but I ent holding meh breath.

No apoyo que mantengan a los animales en cautiverio, pero si debe haber un zoológico, esa sería una posibilidad menos ofensiva. Y creo que la idea de un santuario es mucho mejor. Reubicar una versión ampliada a Central generaría empleos ahí. Todos ganan. Sólo puedo esperar que la muerte innecesaria de un indefenso canguro bebé pueda empujar a personas a dejar sus egos e intereses de lado para actuar, pero no espero mucho.

Maria Rivas-Mc, en una actualización de estado privada, que se publica aquí con su consentimiento, se enfocó más en la necesidad de prohibir la pirotecnia:

A matter for serious consideration? How hard is it to ban loud fireworks? To not give a noise variation. To not sponsor it? You are all culpable.
That apart, I’m sure there was talk years ago of moving the Zoo and creating a nature reserve of sorts.

¿Esto no debería considerarse seriamente? ¿Qué tan complicado es prohibir la pirotecnia ruidosa? De no tener variaciones en el sonido. ¿No tener que patrocinarla? Todos son culpables.
Dejando eso de lado, estoy segura que años atrás se discutió el mover el zoológico de ubicación y crear una reserva natural.

Por otro lado, Sarita Rampersad, bromeó:

So it’s easier to build another zoo and relocate the animals than ban fireworks.
Man I wish I was so rich that gov’t policy bent around me.

Así que es más sencillo construir otro zoológico y reubicar a los animales en vez de vetar la pirotecnia.
Vaya, desearía tener mucho dinero para que así el Gobierno se arrodillara ante mí.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.