¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Pintando nuestros miedos: Conversación con el artista sirio Rashwan Abdelbaki

Rashwan Abdelbaki. Title: Number 7. 31.49 x 61.02 inch. Acrylic On Canvas. 2016.

“Número 7″, de Rashwan Abdelbaki. 78.73 x 152.55 cm. Acrílico sobre lienzo, 2016.

Mientras los medios de comunicación nos han pintado un retrato de Siria lleno de imágenes de guerra y destrucción, el artista sirio Rashwan Abdelbaki ha buscado oportunidades para desafiar los estereotipos y percepciones que ignoran un país que “ha enriquecido a la civilización” y “representa un mosaico maravilloso de más de 18 religiones”.

Abdelbaki nació en la ciudad de As-Suwayda, en el sur de Siria, hace 35 años, y actualmente vive en Nueva York.Empezó a mostrar interés por las artes en su adolescencia. En 2003, consiguió entrar en la Facultad de Bellas Artes de Damasco, donde se graduó en técnicas de grabado.

Sus trabajos analizan algunas de las cuestiones más acuciantes de nuestro tiempo, incluidas la inmigración, el racismo, la religión y la política, con colores vívidos e interacciones dinámicas que crean diálogo y captan la imaginación de su audiencia.

Last Supper, First Wall. 78.74 x 129.92 inch. Acrylic On Canvas. 2017.

“Última cena”, de Rashwan Abdelbaki. First Wall. 196.85 x 324.80 cm. Acrílico sobre lienzo, 2017.

En septiembre de 2016, Abdelbaki recibió una beca de un año del Fondo Internacional para la Protección de la Educación de Artistas (IIE-APF) que le llevó a ser miembro de la Academia Estadpunidense de Roma. En enero de 2017, una semana antes de que el presidente Donald Trump aplicara la “prohibición de viajar que limitó la entrada a Estados Unidos sobre todo a personas procedentes de países de mayoría musulmana, Abdelbaki llegó a Nueva York para seguir con la beca del IIE-APF, organizada por ArteEast y la Fundación Elizabeth para las Artes.

Desde julio de 2018, Abdelbaki ha sido miembro del programa de artistas en riesgo de la Comunidad de Artistas Westbeth, la cual les proporciona viviendas asequibles y espacios de trabajo. El proyecto fue creado por el Programa Vivienda Segura de la Ciudad de Nueva York y lo dirige una coalición de grupos que apoyan la libertad de expresión.

En una entrevista con Global Voices en Nueva York, Abdelbaki dijo que utiliza pintura, grabados, arte digital, montajes y videos para expresar lo que ve como “efectos negativos del racismo, la religión, y la política empeñados en dividirnos y destruir nuestra fe en la humanidad”.

Tuve la oportunidad de entrevistar a Abdelbaki en agosto de 2019. A continuación un resumen de la entrevista:

Omid Memarian: ¿Cómo ha influido estos años de guerra a los artistas sirios y a ti en particular? 

Rashwan Abdelbaki: The war has had a negative impact on everyone, especially economically and security-wise, prompting many to leave the country in search of new opportunities. After my graduation from college in Syria, my primary interest was music, exploring the relationship between the musician and the instrument. At the time, my art was filled with music, joy, light, and theater. But in 2011, I started to feel the changes that war brought to my country. On a personal level and as an artist, the war confused a lot of ideas within me, and my vision of things changed. I began to think more about the dangers that threaten our common humanity. My focus shifted to questions regarding the negative effects of racism, religion, and politics that are all striving to divide and destroy our faith in humanity.

Rashwan Abdelbaki: La guerra ha tenido un efecto negativo en todos, especialmente a nivel económico y de seguridad, ha empujado a muchos a dejar el país en busca de nuevas oportunidades. Después de graduarme en Siria, mi primer interés fue la música, explorar la relación entre el músico y el instrumento. En ese momento, mi arte estaba lleno de música, alegría, luz y teatro. Pero en 2011, empecé a darme cuenta de los cambios que la guerra había producido en mi país. A nivel personal y como artista, la guerra transformó muchas ideas en mi interior y mi visión de las cosas cambió. Empecé a pensar más sobre los peligros que amenazaban a la humanidad. Mi atención pasó a cuestiones relacionadas con los efectos negativos del racismo, la religión y políticas que se empeñan en dividir y destruir nuestra fe en la humanidad.

Emptiness, 2016 Acrylic On Canvas 120 x 150 cm

“Vacío”, de Rashwan Abdelbaki. Acrílico sobre lienzo. 120 x 150 cm, 2016.

OM: ¿Qué diferencias ve entre tus obras antes de inmigrar a Estados Unidos y tu trabajo una vez aquí? 

RA: Before I came to the U.S., my paintings were focused on human environments and the relationships between different groups of people, sometimes the full body in paintings like Wedding Night and Early Marriage. The first painting I created in New York was Last Supper, First Wall. This painting was in response to Executive Order 13769 [President Trump’s travel ban] that limited my mobility and later became worse by requiring me to either leave or stay. Jesus asked that we all act with and honor humanity. Our response has only been to continue to build walls between us. Then I began to focus more on the face, the open eye, and physical lines that represent our abilities and freedom in paintings like One Line, Crossed Line, and Safety Line. In these works, there is a clear, physical line above the human who looks like he is drowning but still holding on to hope.

RA: Antes de llegar a Estados Unidos, mis pinturas se centraban en el ámbito humano y las relaciones entre los diferentes grupos, a veces en pinturas de cuerpo entero como “Noche de bodas” y “Matrimonio precoz”. Mi primera creación en Nueva York fue “Última cena, primer muro”. Esta pintura fue una respuesta a la orden ejecutiva 13769 (prohibición de viajar impuesta por el presidente Trump) que limitó mi movilidad y que luego empeoró cuando tuve que decidir quedarme o irme.Jesús nos pidió que todos actuáramos con honor y humanidad. Nuestra respuesta solo ha sido continuar construyendo muros entre nosotros. Luego, empecé a centrarme más en la cara, el ojo abierto y las líneas físicas que representan nuestras habilidades y nuestra libertad en pinturas como “Una línea, líne cruzada y línea de seguridad”. En estas obras, hay una clara línea física por encima de lo humano que parece ahogarse pero continúa aferrándose a la esperanza.

OM: En muchas de tus pinturas,, la gente aparece con un solo ojo y en general las caras se ven desfiguradas. ¿Qué dicen esas caras sobre tu comprensión de la condición humana y de los problemas importantes de nuestro tiempo? 

RA: In the portraits, I am speaking to the fear inside us all that keeps us awake, even when we want to close our eyes and sleep in peace. But because of what we are witnessing now—violence, wars, and racism—we need to keep one eye open to know what’s happening around us, to be ready for any shocks or surprises. I put a circle around the open eye in my portraits to draw attention to the eye. These people, like all people, are also prisoners of their own beliefs, so I paint them with striped garments in empty cells. They cannot see beyond the space of their beliefs. This is the current state of our world and humanity today due to religious conflicts, corrupt politicians and their misuse of power, as well as discrimination.

RA: En los retratos, hablo sobre el miedo que hay en nuestro interior y que nos mantiene despiertos, incluso cuando queremos cerrar los ojos y dormir en paz. Pero para lo que estamos presenciando ahora –violencia, guerras, y racismo– necesitamos tener un ojo abierto para saber qué está pasando a nuestro alrededor, estar preparados para cualquier conmoción o sorpresa. Puse un círculo alrededor del ojo abierto en mis retratos para llamar la atención hacia el ojo. Estas personas, como todas las personas, también son prisioneros de sus propias creencias, así que los pinté con trajes a rayas en celdas vacías. No pueden ver más allá de sus creencias. Este es hoy el estado actual de nuestro mundo y de la humanidad debido a los conflictos religiosos, los políticos corruptos y su abuso del poder, y a la discriminación.

Rashwan Abdelbaki. Title: Women. Acrylic On Canvas. 150 x 150 cm. 2016.

“Mujeres”, de Rashwan Abdelbaki. Acrílico sobre lienzo. 150 x 150 cm, 2016.

OM: En muchas pinturas y bocetos, parece que hay una cierta curiosidad o búsqueda sobre las relaciones entre las personas y su entorno. La orientación de la cabeza y de los ojos, las relaciones con los demás en “Amor” así como en “Última cena, primer muro” y “Número 7″ reflejan un tema general implícito mediante el uso de colores vívidos. ¿Qué te inspiró a crear estas obras? 

RA: It's true, in the very beginning I was trying more to identify the character (one open eye, one eye closed) through physical relationships and empty spaces—to represent a scene, sometime, somewhere. You can see that in Last Supper, First Wall and Number 7, where groups of people are gathering as if on doomsday, enclosed in interior spaces and with transfixed gazes, as if they are staring outwards but at nothing in particular.

But in the painting Love, and the paintings Safety Line, Whisper, and Hope, there is something specific: man and woman, in a moment of love, with lines and barriers. They both have just one eye open and the other closed, like all the characters in my paintings, but the special characteristic here is that together they have two open eyes, and the whole scene becomes clearer, like they are protecting one another.

The colors in all these paintings are impressionistic or abstract sometimes, like what's happening around the world. I use them to refer to different political parties or religions, and you can see that in these characters and their stripes. But I also use them to create a vision of hope that I am looking for and want to give to others.

RA: Es cierto, desde el principio trataba más de identificar el carácter (un ojo abierto, un ojo cerrado) a través de relaciones físicas y espacios vacíos –para representar una escena, en algún momento, en algún lugar. Esto puede verse en “Última cena, primer muro” y “Número 7″, donde los grupos se reúnen como si fuera el día del juicio final, encerrados con la mirada absorta, como si estuvieran mirando hacia el exterior pero a nada en particular.

Pero en la pintura “Amor” y en las pinturas “Línea de seguridad”, “Susurro” y “Esperanza” hay algo específico: un hombre y una mujer, en el momento del amor, con líneas y barreras. Ambos tienen solo un ojo abierto y el otro cerrado, como todas las figuras de mis pinturas, pero el protagonista central aquí es que juntos tienen dos ojos abiertos, y toda la escena se ve más clara, como si se protegieran el uno al otro.

Los colores en todas estas pinturas son impresionistas o abstractos a veces, como lo que está pasando en el mundo. Los uso para referirme a los diferentes partidos políticos o religiones, y puede ver esto en estos caracteres y en sus líneas. Pero también los uso para crear la visión de esperanza que busco y que quiero ofrecer a los demás.

OM: La gama de colores que usas es atractiva y sugerente, pero algunos conceptos con los que trabajas son perturbadores, como “Musica en papel 4″ o “Vacío”. ¿Cúal fue el proceso de pensamiento al crear estas escenas?

RA: I understand what you mean by “unsettling.” In the prints that come from other concepts than what Emptiness came from, there’s an insistence on reduction of elements, so we are looking at a symbolic representation of the thing rather than the thing itself. Likewise, in these paintings there’s a strong stylization, a canonization of formal elements to essentialist tropes. There are always one or two figures in a room within a garish color palette that appears to suggest confinement and violence. I think I am personally not far from all this. In many cases, I reflect my “unsettled” state from that feeling I had back in the days when I was working on music, to process that unsettled feeling of fear that I’ve had in the last couple years. I want to understand the illusion created by this fear within me, and how to defeat it.

RA: Entiendo lo que quieres decir cuando hablas de “perturbador“. En los grabados que provienen de conceptos distintos del que proviene “Vacío” hay un énfasis en la reducción de elementos, así que estamos viendo una representación simbólica del objeto más que del objeto en sí mismo. También, en estas pinturas hay una fuerte estilización, una canonización de elementos formales a una imagen esencial. Siempre hay una o dos figuras en una habitación en una gama de colores chillones que sugiere aislamiento y violencia. Personalmente pienso que no estoy tan lejos de todo esto. En muchos casos, reflejo mi estado “perturbado”  el sentimiento que tenía cuando trabajaba con la música, para procesar este sentimiento de miedo inquietante que viví en los últimos años. Quiero entender la impresión que produjo ese miedo en mi interior y cómo vencerla.

This is My Place. Acrylic On Canvas. 150 x 200 cm. 2016.

“Este es mi lugar”, de Rashwan Abdelbaki. Acrílico sobre lienzo. 150 x 200 cm, 2016.

OM: ¿Cómo te ha cambiado como artista vivir en Nueva York durante los dos últimos años? ¿Hay algo que veas diferente ahora en relación al arte y a los problemas de identidad así como en la geografía y política?

RA: Traveling and living in New York has helped me become acquainted with new civilizations, cultures, languages, music and so on. I was unable to learn about them in my motherland except through the internet or news. Here I learned more about my artistic mission by interacting with people in the U.S. and Europe. When they saw the face with one open eye and one closed eye, it touched them, and from their comments I felt their need for safety, peace, and love.

RA: Viajar y trabajar en Nueva York me ha ayudado a familiarizarme con nuevas civilizaciones, culturas, idiomas, música, etc. No podía aprenderlas en mi tierra natal salvo a través de internet o de las notícias. Aquí he aprendido más acerca de mi misión artística relacionándome con gente de Estados Unidos y de Europa. Cuando vieron la cara con un ojo abierto y otro cerrado les conmovió, y por sus comentarios sentí su necesidad de seguridad, paz y amor.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.