¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Camerún hacia el “diálogo nacional” mientras continúa crisis anglófona

Camerunés con camiseta en la que aparece el presidente Paul Biya, tomada el 20 de marzo de 2008, vía RNW media/Flickr (CC BY-ND 2.0).

Elmartes 10 de septiembre, en una salida poco frecuente, líder de Camerún, Paul Biya, anunció conversaciones para poner fin a la crisis que sacude las regiones de habla inglesa del noroeste y suroeste, situación que ya va en su cuarto año.

El conflicto estalló a finales de 2016 cuando los cameruneses de habla inglesa comenzaron a protestar contra la marginación que sufrían por parte de la mayoría francófona, diciendo que el gobierno de mayoría francófona ha oprimido constantemente su idioma, cultura y economía.

El movimiento de protesta, dirigido principalmente por maestros y abogados, se convirtió en un movimiento separatista militante que pedía la secesión del Camerún anglófono. El Gobierno tomó medidas drásticas contra los separatistas anglófonos y el conflicto causó cerca de 2000 muertos y más de 500 000 desplazados, según Naciones Unidas.

El presidente Biya, que ha estado en el poder durante 37 años, dijo que el debate reuniría a personas de una amplia gama del país y estaría presidido por el primer ministro anglófono, Joseph Dion Ngute.

“El diálogo en cuestión se referirá principalmente a la situación en las regiones del noroeste y suroeste. El diálogo, por lo tanto, reunirá a todos los hijos e hijas de nuestro amado y bello país, Camerún, para reflexionar sobre los valores que nos son queridos, a saber: la paz, la seguridad, la unidad nacional y el progreso”, dijo el presidente Biya en la televisora pública CRTV.

En vista del Diálogo Nacional, el primer ministro de Camerún, Dion Ngute, se reunirá con los siguientes…

Sin embargo, existe la preocupación de que el diálogo pueda estar limitado y controlado a distancia por los líderes del país.

Agbor Nkongho, abogado de derechos humanos que participó en las protestas iniciales, escribió en Twitter el 11 de septiembre, en respuesta al discurso del presidente:

El llamamiento a un diálogo inclusivo es muy apreciado. Insto a los asistentes a que pidan la liberación de todos los detenidos en relación con la crisis, la necesidad de una enmienda constitucional y también a que garanticen que se discuta la forma del Estado equitativamente.

Crisis anglófona en contexto

Tras la Primera Guerra Mundial, Gran Bretaña y Francia compartieron el control sobre Camerún. Francia gobernaba el Camerún francés y Gran Bretaña administraba un territorio que entonces se llamaba Camerún Británico del Sur.

El Camerún francés consiguió la independencia en 1961 con el nombre de la República de Camerún, mientras que el Camerún Británico del Sur votó a favor de unirse a la República de Camerún para formar la República Federal de Camerún, compuesta por dos Estados: Camerún occidental (anglófono) y Camerún oriental (francófono).

Sin embargo, el primer presidente de Camerún, Ahmadou Ahidjo, que ocupó el poder entre 1960 y 1982, abolió el sistema federal en 1972. Actualmente, hay diez regiones en la República Unida de Camerún, ocho regiones francesas y dos regiones inglesas.

Los cameruneses anglófonos han lamentado durante mucho tiempo la represión por parte de los cameruneses franceses, que han dominado el liderazgo del país desde su creación.

En 1991, los esfuerzos realizados para incitar el absceso del problema anglófono con un llamamiento similar al diálogo se vieron frustrados. La Conferencia de Todos los Anglófonos de 1993 y 1994 tampoco tuvo impacto alguno.

Cuando los miembros anglófonos del Comité de Reforma Constitucional, creado por Paul Biya en 1993, propusieron una Constitución Federal alternativa, el presidente, por su parte, convocó un “Gran Debate Nacional” para suavizar y esquivar las demandas de los anglófonos.

No obstante, el presidente Biya anunció recientemente un diálogo nacional que tendrá lugar a finales de septiembre y varios grupos ya han enviado sus propuestas sobre cómo resolver la crisis.

En una propuesta, el partido de la oposición, el Frente Socialdemócrata, dirigido por el vicepresidente Joshua Osih, pidió que una personalidad neutral presidiera las conversaciones. Varios separatistas anglófonos piden la liberación de sus líderes de la cárcel tras haber sido condenados a cadena perpetua.

Duda, esperanza y miedo antes de las conversaciones

Los internautas han usado Twitter para expresar su esperanza así como sus dudas sobre el impacto del plan de diálogo nacional. Solomon Amabo abogó por la necesidad de una presencia de terceros para garantizar la transparencia y la inclusión:

Diálogo truncado.
¿Quién asesoró a Biya que negara que el problema anglófono existe?

———–
Diálogo: “¿Con quién voy a dialogar?”, preguntó el señor Biya. Cambia de opinión y pide un Diálogo Nacional, ¿para dialogar con quién, entonces?¿Diálogo con las resoluciones ya elaboradas: un Camerún único e indivisible? Solo las negociaciones con presencia de terceros (Naciones Unidas, Estados Unidos, etc.) pueden ser vinculantes. ¡No estamos en 1961!

Peter Tah también muestra su preocupación por la inclusión y se pregunta cómo es posible la paz sin un alto al fuego claro:

ICada vez es más claro que el diálogo nacional se dedicará a asuntos como bilingüismo, cohesión social, diversidad cultural, regreso de refugiados, reintegraciónd e excombatientes y reconstrucción de zonas afectadas en las regiones noroeste y suroeste de Camerún.
———
Si observamos cómo se están desarrollando las conversaciones previas al diálogo, es evidente que distará mucho de ser inclusivo. El régimen parece estar escogiendo a los asistentes. Además, si se trata de un diálogo sobre una crisis en la que participan dos partes, ¿cómo es que solamente una elabora el orden del día?

Sin embargo, Biya aclaró el lunes 16 de septiembre que los diálogos nacionales se centrarán en “el bilingüismo, la diversidad cultural y la cohesión social, la reconstrucción y el desarrollo de las zonas afectas por el conflicto, el retorno de los refugiados y de las personas desplazadas, la educación y el sistema judicial, pero también en la descentralización y el desarrollo local”, según Cameroon Online.

Naciones Unidas dice haber entendido la decisión del líder de Camerún, Paul Biya, de resolver el conflicto armado en las regiones de habla inglesa del país.

Naciones Unidas instó a celebrar conversaciones inclusivas para poner fin al conflicto que ha persistido durante casi cuatro años:

The Secretary-General welcomes the announcement made today by President Paul Biya on the launch of a national dialogue process in Cameroon. He encourages the government of Cameroon to ensure that the process is inclusive and addresses the challenges facing the country. He calls on all Cameroonian stakeholders, including the Diaspora, to participate in this effort.

El secretario general acoge con beneplácito el anuncio hecho hoy por el presidente Paul Biya sobre el inicio de un proceso de diálogo nacional en Camerún. Alienta al Gobierno de Camerún a garantizar que el proceso sea inclusivo y aborde los desafíos a los que se enfrenta el país. Hace un llamamiento a todas las partes interesadas de Camerún, incluidos los que viven fuera del país, para que participen en este esfuerzo.

Sin embargo, las conversaciones de septiembre se anuncian en medio de la violencia y de un nuevo aumento del número de refugiados que huyen de situaciones de inseguridad (incluidos bloqueos y cierres de escuelas durante los últimos tres años) en las regiones del noroeste y suroeste.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.