¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Acusación de sedición contra líder sindical desencadena debate sobre libertad de expresión en Trinidad y Tobago

Captura de pantalla de imágenes de archivo del líder de la Asociación de Servicios Públicos de Trinidad y Tobago, Watson Duke, de un video de YouTube de una noticia sobre su arresto acusado de sedición.

El 26 de agosto de 2019, Watson Duke, presidente de la Asociación de Servicios Públicos de Trinidad y Tobago (PSA, por su nombre en inglés) y líder de la minoría de la Asamblea Legislativa de Tobago (THA, por su nombre en inglés), fue arrestado por declaraciones que hizo en un discurso que pronunció en 2018 y que violan la ley de sedición del país. Aunque Duke no es ajeno a la controversia, su arresto ha estimulado un amplio debate público sobre la propia legislación.

El hecho de que la ley de sedición se origine en leyes promulgadas bajo el gobierno colonial británico ha hecho que muchos se pregunten si afecta a la libertad de expresión de los ciudadanos. Después de que la policía liberara a Duke el 31 de agosto –Día de la Independencia de Trinidad y Tobago– su abogado dijo que su cliente podría unirse a otros para impugnar la ley.

¿Qué es la ley de sedición?

La ley se diseñó para proteger contra la rebelión contra la autoridad del Estado, contempla castigar a los actos o declaraciones insurrectas y suprimir las publicaciones iconoclastas, y se mantuvo vigente incluso después de la independencia del país de Gran Bretaña en 1962. Fue enmendada en 1961, 1969, 1971 y 1976, y penaliza a cualquier persona o publicación que se considere que lleva a cabo actos sediciosos o que se comunica con intención sediciosa.

Según la definición de la ley, la sedición es “provocar odio o desprecio, o excitar descontento contra el Gobierno o la Constitución”. Duke fue acusado de intención sediciosa bajo la sección 4(1)(b) de la Ley –“comunicar cualquier declaración que tenga una intención sediciosa”– por un discurso que dio el 16 de noviembre de 2018 en la compañía nacional de telecomunicaciones del país, TSTT.

En el momento del discurso, había rumores de un posible recorte masivo en las empresas públicas, entre las que se encontraba la compañía nacional de agua, WASA. Durante el discurso a los miembros del sindicato, Duke analizó las posibles acciones extremas que los miembros del sindicato tendrían que tomar “para aquello en lo que creen” y para proteger sus derechos como funcionarios públicos:

So when America was fighting Japan […] America retaliated with one big bomb and that was it. We could march from now every day, every day, every day. What marching does is call attention to the nation as to your problem, which I believe the nation already know[s].

[…]

And we have to be aware that we must be prepared to die, folks. You know why? This is your belief. This is your family, and I tell you the message is clear, yuh know. [Let] Rowley [the prime minister] [and them] know that the day the [has] come for us in WASA [the country's water and sewerage authority], we are prepared to die, and the morgue will be picking up people, because when men and women are prepared to die, people does recognise [the] level of a conviction, trust me.

[…]

We have to become people of conviction. I doh support, forgive mih language, jackass behaviour. I am king march. I love to march. Buh you see me, I looking for a bomb, something to end the fight”.

Así que cuando Estados Unidos luchaba contra Japón […] Estados Unidos tomó represalias con una gran bomba y eso fue todo. Podríamos marchar a partir de ahora todos los días, todos los días, todos los días. Lo que hace la marcha es llamar la atención a la nación en cuanto a su problema, que creo que la nación ya conoce.

[…]

Y tenemos que ser conscientes de que debemos estar preparados para morir, amigos. ¿Saben por qué? Esto es lo que crees. Es tu familia, y te digo que el mensaje es claro. Que [el primer ministro] Rowley [y ellos] sepan que el día en que [la autoridad de agua y alcantarillado del país] se pongan contra nosotros en WASA [autoridad de agua y alcantarillado del país], estamos dispuestos a morir, y la morgue recogerá a la gente, porque cuando los hombres y las mujeres están dispuestos a morir, la gente reconoce [el] nivel de una condena, créanme.

[…]

Tenemos que convertirnos en personas de convicción. Yo apoyo, perdonen mis palabras, el comportamiento de imbécil. Soy el Rey Marcha. Me encanta marchar. Me ves, estoy buscando una bomba, algo para terminar la pelea.

En ese momento, muchos consideraron sus declaraciones disparatadas, pero no hubo reacción inmediata de la policía:

Watson Duke realmente dijo que el día que tocan a WASA es el día en que “deben prepararnos la morgue” porque los líderes sindicales deben prepararse para morir.

¡Me muero de risa! ¿En serio, Watson? ¿Qué líder sindical se preparó para morir por los trabajadores en Trinidad? ¿Este hombre habla en serio? 🤦🏽

También es una buena historia, [periodista] Melissa W-Sambrano.

La ley y libertad de expresión

No es la primera vez que esta ley se aplica en los últimos años. En abril de 2019, la policía registró una emisora de radio propiedad de Satnarayan Maharaj, secretario general de la organización hindú más importante del país, bajo sospecha de posible sedición. Aunque no fue acusado, se inició un proceso para impugnar la legislación, que él sostiene vulnera los derechos de los ciudadanos a la libertad de pensamiento y expresión, la libertad de prensa y la expresión de opiniones políticas.

Muchos partidarios de Duke tienen el mismo sentir. Miembros de su partido político han dicho que la legislación es “totalitarismo consagrado en la ley”, mientras que el Sindicato Nacional de Trabajadores (NWU) dijo que el arresto de Duke fue “con la intención de intimidar y acobardar, no sólo a los líderes del movimiento sindical, sino a todos los que, a los ojos de la élite política, representan una amenaza para que sigan cosechando los frutos de su cargo”.

Raffique Shah, exdirigente sindical y amotinado que ahora trabaja como columnista, sugirió que, si bien algunos aspectos de la ley pueden ser necesarios para mantener el orden social y la tolerancia étnica y religiosa, se debe revisar la legislación para garantizar que no comprometa la libertad de expresión.

La Asociación de Medios de Comunicación de Trinidad y Tobago (MATT) también emitió una declaración que sostiene que se tenía que revisar la ley y posiblemente derogarla, pues es “incompatible con el derecho constitucional de los ciudadanos a la libertad de expresión”. Los miembros de MATT también discutieron lo que vieron como la amenaza potencial de la legislación para periodistas, medios de comunicación, activistas y usuarios de medios sociales del país:

El presidente del PSA, Watson Duke, y el presidente del Sindicato de Marinos y Trabajadores del Frente Marítimo, Michael Annisette, se unirán al activista de la oposición Devant Maharaj para desafiar la legalidad de la Ley de Sedición en diciembre, dijo Annisette.
————–
Sí, creo que este será un reto emocionante, ya que es apenas una de muchas leyes de la era colonial que creo necesitan ser revisadas. La sedición de un hombre es la libertad de expresión de otro, en mi opinión.

Mientras tanto, las fuerzas del orden han permanecido unidas, sostienen que la ley es la ley y que los ciudadanos deben acatarla a menos que hasta que sea cambiada –pero el ministro de Seguridad Nacional, Stuart Young, ha dicho que la revisión de la ley de sedición no es una prioridad actual para el Gobierno, y que una vez que una ley está vigente, la policía puede utilizarla.

El Comisionado de Policía Garry Griffith es de la misma opinión, dice que la policía tiene que ser justa e imparcial, sin importar la ley o la persona acusada.

El hecho de que Duke se encuentre actualmente ante los tribunales por otros cargos, incluidos violación, asalto indecente y conducta desordenada, ha hecho que el público se concentre aún más en la acusación de sedición. Algunos usuarios de medios sociales sintieron que Duke se está regodendo con la atenciónn:

La cabeza de Watson Duke está bien hnchada de orgullo. Imaginen su cabeza ahora que esta acusación de sedición lo pone en compañía de CLR James y Uriah Buzz Butler. Nunca sabremos el final. Les echo la culpa a todos.

Dejando a un lado que Duke es una figura polarizadora, muchos sienten que hay que abordar la discusión sobre la revisión de la ley de sedición; si Duke es quien lidera la acusación es otro debate.

Desde entonces, Duke ha anunciado que renunciará como líder del PSA a finales de noviembre. Su próxima comparecencia ante el tribunal está programada para el 13 de diciembre de 2019.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.