¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En ciudad pakistaní, relación hindúes-musulmanes está a prueba tras ataque a templo hindú

Pakistán tiene una de las leyes contra la blasfemia más estrictas del mundo, de la que se abusa a menudo. Imagen a través de Wikipedia (CC BY-SA 4.0).

El 15 de septiembre de 2019, estallaron protestas en la ciudad de Ghotki, en el sudeste de Pakistán. Los manifestantes estaban respondiendo a un supuesto incidente de blasfemia contra el profeta Mahoma por parte de un miembro de la comunidad hindú. Los manifestantes destrozaron un templo hindú y dañaron la escuela pública de Sindh, donde se creía que se había cometido la supuesta blasfemia. La comunidad hindú local se quedó en casa por miedo, ya que aparecieron varios videos en las redes sociales de manifestantes con palos gritando lemas.

En respuesta a las reacciones violentas de los manifestantes, miembros de las comunidades musulmana e hindú se pronunciaron en contra de los vándalos y algunos internautas señalaron que los extremistas religiosos se ven respaldados por la ley contra la blasfemia.

El supuesto acto de blasfemia

Notan Lal, miembro de la comunidad hindú y propietario de la escuela pública de Sindh, fue acusado de decir comentarios blasfemos a su alumno Muhammad Ihtisham. El padre de Ihtisam, Abdul Aziz Rajput, presentó un informe preliminar en virtud del artículo 295(c) del Código Penal pakistaní, que trata sobre “comentarios despectivos con respecto al Santo Profeta”.

Según los informes, el estudiante Ihtisham admitió haber exagerado la acusación de blasfemia porque estaba enfadado con el director Notan Lal por haberlo regañado. Ihtisam le pidió perdón a Notan Lan.

El periodista Bilal Farooqi publicó:

Se informe extremistas han acusado a un director hindú en Ghotki, Sindh, de cometer blasfemia, han destrozado su escuela. La comunidad hindú de la zona está en peligro. ¡Hay que protegerlos inmediatamente! Video y reportaje a través de Shankar Meghwar

Cuando los videos de los destrozos empezaron a circular en las redes sociales, hubo un alboroto por los daños del templo, la gente condenó el incidente y pidió a la policía que arrestara a los culpables inmediatamente.

Hamza Ali Abbasi escribió:

Como musulmán y pakistaní, hoy me avergüenzo y quiero pedir disculpas a nuestra comunidad hindú de Pakistán. Todos debemos buscar el perdón de Alá por esta atrocidad. Ha llegado el momento de lanzar un esfuerzo ideológico contra esta mentalidad que origina esos incidentes.

Se ha informado que un profesor hindú ha sido acusado de blasfemia en Ghotki.

Sabemos cómo la gente acusa a los no musulmanes de cometer blasfemia. El Estado tiene la responsabilidad de proteger a sus ciudadanos y tomar medidas contra quienes abusan de la ley contra la blasfemia.
1/2

Se ha informado que un profesor hindú ha sido acusado de blasfemia en Ghotki.

Sabemos cómo la gente acusa a los no musulmanes de cometer blasfemia. El Estado tiene la responsabilidad de proteger a sus ciudadanos y tomar medidas contra quienes abusan de la ley contra la blasfemia.
1/2
———–
Una multitud destrozó la escuela y luego destruyó un templo hindú por una acusación de blasfemia en Ghotki.

El Gobierno debería arrestar a quienes destrozaron el templo y la escuela, nadie tiene derecho a dañar otros lugares religiosos. Y el Estado debe promulgar una ley para detener el mal uso de la blasfemia. 2/2

Además, el inspector general de la Policía de la región de Sukkur aseguró a la población:

Ghotki está bajo amenaza por extremismo religioso, algunos quieren esgrimir la carta de la religión.

La autoridad debe tomar acción inmediata.

Se debe atender.
————
Sí, estamos intentando abordar una situación grave de una forma fría, calculada, imparcial y profesional. Los sectores moderados y educados de la sociedad deben apoyar plenamente nuestros serios esfuerzos por hacer justicia y mantener la paz en Ghotki, por favor

El inspector general siguió actualizando su información en las redes sociales sobre la situación:

El presunto acusado en un caso delicado de Ghotki está ahora bajo custodia policial. La situación en Ghotki ha vuelto a la normalidad en el término de 12 horas.
Se está llevando a cabo una investigación justa tras haber confirmado los hechos y la justicia está garantizada. Se están registrando casos contra los vándalos y se está capturando a los delincuentes.

Según las últimas actualizaciones, la policía registró tres casos contra manifestantes por vandalismo, amenazas y bloqueos de carreteras.

Se especuló que algunos manifestantes eran seguidores del líder religioso local, Pir Abdul Haq, alias Mian Mithu, a quien se acusa de participar en la conversión forzada de mujeres hindúes en Sindh. Sin embargo, según la policía, Mian Mithu no estaba en la ciudad ese día y su hijo formaba parte del comité de paz que se reunió con la comunidad hindú más tarde ese mismo día. Aún así, una etiqueta para arrestar a Mian Mithu fue tendencia en las redes sociales:

Kapil Dev, activista de derechos humanos de Pakistán, tuiteó:

Arresten a Mian Mithoo.
Arresten a Mian Mithoo.
———-
Solo una petición: arresten a Mian Mithoo

¿Necesita alguna presentación? Convierte por la fuerza a nuestras hermanas, abusa de la religión e incita a la violencia contra los hindúes. Monstruos así le dan mala fama a Pakistán.

BASTA.

Retuiteemos esto para que se escuche nuestra voz y le arresten.

La Comisión de Derechos Humanos de Pakistán ha condenado el incidente y ha pedido a las autoridades que intervengan inmediatamente para restablecer la ley y el orden en la zona.

Estallan disturbios en Ghotki por supuesta blasfemia de director de escuela.
————
Las autoridades deben tomar medidas inmediatas para sofocar la violencia y garantizar la seguridad del director de la escuela a quien están atacando. El video que circuló antes es escalofriante: la violencia colectiva contra un miembro de una minoría religiosa es bárbara, inaceptable

Ramesh Kumar Vankwani, miembro de la Asamblea Nacional de Tehreek-i-Insaf de Pakistán (PTI, por sus siglas en inglés), que dirige el Consejo Hindú de Pakistán, ayudó a mantener a salvo al acusado Notan Lal. Lal fue trasladado a un lugar no revelado para mantenerlo alejado de la multitud y entregarlo a la policía cuando fuera necesario.

Importante mensaje sobre el incidente de Gohtki.

A pesar del caos en la zona, muchas personas de Ghotki se acercaron a apoyar a la comunidad hindú. Algunos ancianos musulmanes no solo permanecieron despiertos toda la noche en los templos para apoyarlos, también se unieron en manifestaciones pacíficas, ayudaron a la policía a mantener la paz y enviaron mensajes a sus seguidores para que se respetara la santidad de los lugares de culto.

Ayer visitamos el templo de Sacho Satram Das y nos reunimos con la comunidad hindú, también nos reunimos con los clérigos y académicos islámicos. Aseguramos que se llevara una investigación justa tras la confirmación de los hechos. La justicia prevalecerá. Ahora la situación en Ghotki ha vuelto a la normalidad.

Tras el asesinato del Gobernador de Punjab Salman Taseer en 2011 por sus opiniones sobre la ley contra la blasfemia del país, las discusiones sobre la ley contra la blasfemia de Pakistán han aumentado. Pakistán heredó las leyes contra la blasfemia promulgadas por las autoridades coloniales británicas y las hizo severas al incluir elementos de la Sharia musulmana durante la década de 1980, con lo que se convirtió en una de las leyes más estrictas contra la blasfemia. En las últimas tres décadas, miles han sido arrestados y han matado a decenas a raíz de acusaciones de blasfemia.

Anteriormente, la gente no hablaba al respecto por miedo a una reacción violenta, pero ahora se habla abiertamente de cómo Aasia Bibi, Mashal Khan, Junaid Hafeez, Shama Shehzad y otros han sufrido a manos de extremistas y a causa de la ley contra la blasfemia

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.