¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Jóvenes se reúnen en China para detener pérdida de biodiversidad y promover armonía con la naturaleza

Ceremonia inaugural del Foro de la Juventud del MAB. Foto de Ines Hirata, usada con autorización.

El Foro de la Juventud sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de 2019 se celebró en la Reserva de la Biosfera de Changbaishan (China) del 15 al 18 de septiembre y reunió a 176 jóvenes de 82 países para debatir la urgente crisis de la biodiversidad causada por el cambio climático.

Al menos 15 países africanos estuvieron representados y los delegados destacaron la falta de recursos financieros y de acceso a la información como algunos de los principales desafíos para abordar el cambio climático. El foro brindó una oportunidad para que todos los jóvenes (de 18 a 35 años) participaran activamente en la próxima XV Conferencia de las Partes (COP 15) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB).

El Foro de la Juventud del MAB se desarrolló bajo el tema “Comprometidos con la biodiversidad”, en línea con el tema de la COP 15: “Civilización ecológica: Construyendo un futuro compartido para toda la vida en la Tierra”, que se celebrará en China en 2020. En la COP 15, se espera que la comunidad internacional adopte un nuevo y ambicioso marco mundial sobre biodiversidad que pueda materializar la Visión 2050 para la biodiversidad, “Vivir en armonía con la naturaleza”.

Las sesiones interactivas celebradas durante el foro también se centraron en cómo puede usarse el Marco Mundial de la Diversidad Biológica posterior a 2020 para detener la pérdida de la biodiversidad:

¡GENTE! Día 3 del Foro de la Juventud del MAB. Durante las sesiones interactivas, la comunidad juvenil discutió su perspectiva sobre cómo podemos usar el Marco de la Diversidad Biológica posterior a 2020 para resolver la crisis actual de la biodiversidad.

El foro hizo hincapié en que la humanidad debe tomar conciencia de los riesgos de la pérdida de la biodiversidad.

La evidencia científica ha demostrado que el cambio climático traerá consecuencias catastróficas para el planeta (incluidos animales y plantas) si los seres humanos continuamos con un enfoque de “hacer lo de siempre”.

El informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de 2018 (IPCC) destacó la urgencia de priorizar las acciones necesarias para cumplir el Acuerdo de París. El informe del IPPC advierte del impacto del calentamiento global de 1,5ºC por encima de los niveles preindustriales e insta a las personas y a los Gobiernos a abordar la crisis climática de inmediato.

El cambio climático no solo afecta a los seres humanos, sino también a los animales. Muchas especies están en peligro de extinción. Para saber más sobre el impacto del cambio climático en los seres vivos, ver esta serie narrada por David Attenborough.

Los delegados del Foro de la Juventud del MAB caminan por la montaña de Changbai en la Reserva de la Biosfera de Changbaishan (China), 2019. Foto de Ines Hirata, usada con autorización.

Declaración de la juventud se centra en todo organismo vivo

Los jóvenes del foro elaboraron una declaración de cuatro partes que aborda diferentes cuestiones relativas a la biodiversidad, el cambio climático y las relaciones humanas con la biosfera. La declaración también abordaba la necesidad de abogar no solo por los seres humanos sino también por otros organismos vivos. Los animales vulnerables, especialmente los animales salvajes, tanto terrestres como acuáticos, deben adaptarse a un clima que cambia rápidamente.

El oso polar es un oso hipercarnívoro cuyo hábitat nativo se encuentra en gran parte dentro del Círculo Polar Ártico, que abarca el Océano Ártico, sus mares circundantes y las masas terrestres circundantes. Debido a la pérdida prevista de hábitat causada por el cambio climático, el oso polar está clasificado como una especie vulnerable, y al menos tres de las 19 subpoblaciones de oso polar están actualmente en declive. Foto de Robert Linsdell a través de Flickr (CC BY 2.0).

Los jóvenes redactaron la declaración tras unas discusiones en profundidad sobre la vida en armonía con la naturaleza, la vida sostenible, el cambio climático y un análisis de las reservas de la biosfera, durante las que examinaron las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades (DAFO). Otras preocupaciones planteadas en la declaración incluyen la falta de voluntad política, la necesidad de voluntad política, la igualdad de género y el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y de las comunidades locales.

En mayo de 2019, la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre la Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES) publicó un informe en el que afirmaba que un millón de especies están en peligro de extinción debido principalmente a los cambios en el uso de la tierra y el mar. Antes, la extinción de especies ocurría de forma natural. La diferencia ahora es que los seres humanos causan directamente la extinción debido al calentamiento global y a la invasión de los hábitats de los animales y a la sobrepesca.

En materia de cambio climático, África está en el ojo del huracán. Concretamente, los hábitats adecuados para algunos de los animales salvajes de África que no se encuentran en ningún otro lugar están desapareciendo y sus estrechos márgenes de movimiento los hacen aún más vulnerables al cambio climático. El uso intensivo de la tierra por parte de los seres humanos debido al aumento de la población, la demanda de productos agrícolas, la extracción de minerales y piedras preciosas y el desarrollo estructural reducen el espacio adecuado para que la vida silvestre prospere.

Además, los animales marinos también afrontan desafíos debido a la acidificación de los océanos y el calentamiento del agua. Los océanos se están calentando y este fenómeno está matando los ecosistemas marinos.

El informe del IPCC es claro. 🌊
El calentamiento global está cambiando drásticamente nuestro océano; más caliente, más ácido, menos oxígeno. Devastador para la vida marina.
También subrayado por la IPBES, el llamamiento por parte de la ciencia es: actuar ya.
Nosotros en la Unión Europea estamos de acuerdo.

A finales de septiembre, el IPCC publicó un informe especial sobre los océanos y la criosfera en un clima cambiante. El informe muestra que si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan aumentando, el calentamiento global alterará drásticamente los océanos y la criosfera (también conocida como áreas congeladas). Es posible que las personas no habiten el océano o la criosfera, pero el cambio climático en estas áreas afectará tanto a los humanos como a los animales. El deshielo de los glaciares y el aumento del nivel del mar ponen en peligro toda la vida del planeta.

La situación es grave, pero no desesperada, ya que los jóvenes continúan impulsando y recopilando conocimientos científicos inimaginables hace tan solo unos pocos decenios. Los informes científicos disponibles no solo han demostrado cómo los seres humanos acentúan el cambio climático, sino también qué tipo de desastre se avecina exactamente. Si los jóvenes actúan y la voluntad política responde a su urgencia, los seres humanos todavía pueden evitar la catástrofe.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.