¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

#SexForGrades: Nuevo documental expone acoso sexual en universidades de África Occidental

Esta víctima enmascarada sufrió abusos sexuales en repetidas ocasiones por parte de Boniface Igbeneghu, profesor de la Universidad de Lagos, Nigeria. Captura de pantalla del video de la BBC #SexForGrades.

#SexForGrades (Sexo a cambio de calificaciones), documental de la BBC sobre el acoso sexual que sufren las estudiantes por parte de profesores universitarios en Nigeria y Ghana, ha desencadenado una acalorada discusión en línea y plantea muchas cuestiones sobre cómo ponerle fin:

Hilo de la discusión:

Sex for Grades –profesores universitarios que acosan a las estudiantes, las presionan para que tengan relaciones sexuales a cambio de calificaciones o de la admisión– es un escándalo que se ha mantenido durante décadas.

Pidieron a  BBC Africa que investigara.

Esto es lo que hemos descubierto.

Documental completo: https://t.co/C9dT31HKS3

La innovadora investigación, publicada el 7 de octubre de 2019, fue anclada por la periodista Kiki Mordi, que se vio obligada a abandonar su propio título universitario porque se negó a ceder a las insinuaciones sexuales de un profesor universitario que la seguía desaprobando:

¡Oh! ¿Así que Kiki Mordi nunca se graduó? Vaya.
😭
———–
No, nunca me gradué. Soy una desertora de la universidad.
Sin embargo, espero volver a la facultad porque realmente disfruto aprendiendo. Solo espero hacerlo en un ambiente más sano y seguro.

Profesores depredadores

A Boniface Igbeneghu, de la Universidad de Lagos, una investigación encubierta de la BBC lo sorprende acosando sexualmente a universitarias. Captura de pantalla del video de la BBC #SexForGrades.

La investigación, que duró casi un año, reveló el escándalo de las crisis de “sexo a cambio de calificaciones” en dos universidades de África Occidental: la Universidad de Lagos (UNILAG) en Nigeria y la Universidad de Ghana.

Boniface Igbeneghu de Nigeria, profesor de la facultad de arte de UNILAG y pastor evangélico de la iglesia evangélica local Foursquare de Lagos, fue uno de los profesores descubiertos por la investigación.

En el video de la BBC se ve a Igbenegbu insinuándose sexualmente a una reportera encubierta de la BBC que fingía ser una joven de 17 años buscando la admisión en la universidad. Se oye a Igbenegu decir:

Don’t you know you are a beautiful girl? Do you know I am a pastor and I am in my 50's but if I want a girl of 17 years, all I need is a sweet tongue and put some money…

¿No sabes que eres una chica hermosa? ¿Sabes que soy pastor y tengo unos 50 años, pero que si quiero a una chica de 17 años, todo lo que necesito es una lengua dulce y poner algo de dinero…?

En una reunión final entre los dos, Igbenegbu apagó las luces, le pidió un beso y se lanzó a abrazarla en su despacho cerrado.

La iglesia evangélica Foursquare ha suspendido a Igbeneghu “de todas las tareas ministeriales”. Igualmente, la Universidad de Lagos ha expulsado a Igbeneghu de la facultad y también “ha ordenado el cierre de la ‘cámara frigorífica’ del personal”, utilizada por el personal directivo para celebrar fiestas a las que asistían estudiantes y empleados.

Relato del trauma de los años pasados

Esta exposición desencadenó reacciones de proporciones catastróficas por parte de los nigerianos en línea con la etiqueta #SexForGrades [Sexo a cambio de calificaciones] en Twitter. Muchas usuarias de Twitter relatan sus propias experiencias de acoso sexual:

Lola Shoneyin, escritora y directora del festival del libro, relató “la terrible vergüenza” que sintió después de haber sido tocada de manera inapropiada por un vicerrector de la universidad:

Un vicerrector de la universidad (además amigo de mi padre) se abalanzó sobre mis pechos en su despacho. Me quedé helada por el impacto antes de quitar su mano. Durante meses me sentí terriblemente avergonzada. Reproduje la escena en mi mente para ver qué podía haber hecho para invitar a tal violación. Nada. ¡Se lo dije a mi padre y se puso furioso!

Un “abuso de autoridad”, afirmó un usuario de Twitter:

Para quienes dicen “pero esas chicas también ofrecen sexo a los profesores universitarios”.

Ofrecer o aceptar sexo a cambio de calificaciones es un abuso de autoridad. Es corrupción en su forma más siniestra.

Todos los días clamamos anticorrupción aquí, pero mírense apoyando la corrupción que les encanta condenar.

Otros querían que las investigaciones se extendieran a otras universidades, como la Universidad Estatal de Abia (ABSU) en Nigeria:

Por favor, Señor Jesucristo, lleva esta campaña a la ABSU o a donde sea que se hayan trasladado y expón a Ijioma Ijioma y U.U. Chukwumaeze.

Y la Universidad de Calabar en Nigeria:

Imagina si este #SexForGrades fuera a UNICAL.

Las historias allí son realmente ilimitadas.

Otros querían que esta investigación se centrara en las iglesias y en otros aspectos de la vida social donde se produce el acoso sexual:

Esperando el día en que las investigaciones encubiertas sobre acoso sexual lleguen también a la iglesia.

Entonces veremos realmente cómo de profunda es la suciedad con la estamos lidiando en este país.

No se trata solo de las universidad, sino también del sector bancario:

Me trasladaron de administración a mercadotecnia porque tengo una característica “comercializable”. Me necesitaban para atraer/seducir a los hombres igbo para que abrieran una cuenta bancaria. Unas semanas después, me quedé dormida y nunca volví al trabajo. La próxima parada de la BBC es el acoso sexual en el sector bancario.

Los profesores universitarios mujeriegos han humillado durante décadas a las estudiantes en las instituciones de educación superior de Nigeria. Sin embargo, suele ser difícil enjuiciar a los autores porque las víctimas tienen miedo de las represalias y no están dispuestas a hablar debido al profundo trauma asociado con estos abusos.

En 2016, el Senado nigeriano aprobó el “proyecto de ley sobre prohibición del acoso sexual en las instituciones de educación superior” que impuso una pena de cinco años de prisión a los profesores y educadores condenados por acoso sexual a estudiantes.

Sin embargo, el Sindicato del Personal Académico de las Universidades de Nigeria se opuso al proyecto de ley, alegando que era discriminatorio porque se dirigía contra los docentes y socavaba la autonomía universitaria.

Puede que la oposición al proyecto de ley supusiera la desaparición de esa ley, que no obtuvo la aprobación presidencial.

¿Es #SexForGrades otro movimiento #ChurchToo?

En julio de este año, la famosa fotógrafa nigeriana Busola Dakolo acusó a Biodun Fatoyinbo, pastor principal de la Asamblea de la Commonwealth de Zion (COZA), de haberla violado cuando tenía 16 años.

Durante los últimos seis años, el extravagante Fatoyinbo ha sido objeto de denuncias de violación y abuso sexual. Sin embargo, la emotiva entrevista en la que Dakolo acusó a Fatoyinbo desencadenó una reacción nacional en línea. Durante días, #ChurchToo [Iglesia también] –versión nacional del movimiento global #MeToo– tuvo gran éxito en las redes sociales de Nigeria.

Esta agitación pronto pasó de protestas en línea a protestas callejeras en las principales ciudades nigerianas como Lagos y Abuya. El movimiento #ChurchToo exigió al Gobierno que “tomara en serio el tema de la violencia contra mujeres y niñas”.

El #ChurchToo reveló la silenciosa pero “horrenda y próspera cultura de la violación, especialmente en los círculos religiosos” en Nigeria. Brindó una oportunidad para que las mujeres se pronunciaran.

Esta generación de mujeres, seremos más protectoras de “nuestras hijas” porque no heredamos “el silencio de nuestras madres”…

Al igual que el movimiento #ChurchToo, la protesta #SexForGrades ha revelado, una vez más, las realidades de la violencia sexual contra las mujeres y del abuso de poder que permite que esta violencia sexual prospere.

¿Llevará esta etiqueta a un movimiento de defensa fuera de línea que impulse reformas para garantizar que las universidades sean lugares seguros para las mujeres? El tiempo lo dirá.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.