Incursión policial en centro de rehabilitación en Trinidad revela inhumanas condiciones

Captura de pantalla del Centro de Rehabilitación Ministerio de Vida Transformada en Arouca, Trinidad, tomada de un video testimonial de YouTube. La instalación fue allanada por la policía la mañana del 9 de octubre de 2019.

En las prrimeras horas de la mañana del 9 de octubre de 2019, en el pueblo de Arouca, situado en el corredor este-oeste de Trinidad, la policía allanó el complejo Ministerio de Vida Transformada —centro de rehabilitación para exprisioneros y otras personas socialmente desplazadas— y rescató a muchos ciudadanos que estaban encerrados en jaulas y presuntamente torturados durante varios años.

La organización afirma que ofrece “alojamiento transitorio, y programas de desarrollo y rehabilitación”, que “promueve la reintegración saludable a la sociedad” y promueve una filosofía de “fortalecimiento y responsabilidad”.

Los dos meses de investigación que llevaron al allanamiento, supuestamente en cooperación con el servicio policial de Trinidad y Tobago, revelaron muchas condiciones cuestionables, incluido el uso de “habitaciones de reclusión” para contener a los ocupantes violentos.

En el lugar, la policía detuvo a seis personas —incluido el fundador del centro de rehabilitación, Glen Awong, exprisionero que se convirtio en pastor— y las llevó a la estación para mayores averiguaciones. Los ocupantes rescatados fueron derivados a instalaciones de salud para recibir tratamiento médico. El comisionado de policía Gary Griffith confirmó el uso de pistolas paralizantes y varas en el lugar.

Guardian Media, empresa propietaria de la cadena de televisión y del periódico que dio a conocer la noticia, informa que el comisionado Griffith calificó la situación como “una de las mayores relacionadas con tráfico de humanos” en el país. También describió la sit­u­a­ción como “esclavitud vir­tu­al mod­erna”.

Los ocupantes permanecen en el lugar por mucho tiempo, a menudo con ayuda de familiares que pagan cuotas mensuales por estos servicios. que en promedio llegan a 5000 dólares de Trinidad y Tobago al mes (741 dólares estadounidenses). Muchos ocupantes del centro, cuyas edades oscilan entre los 19 y los 70 años, sufren de enfermedades mentales y adicción.

Algunas denuncias sugieren que las visitas familiares estaban restringidas y que el personal supervisaba de cerca las visitas en habitaciones comunes. Un trabajador dijo que al personal se le “advertía y amenazaba con­tin­u­amente de que no hablaran sobre el funcionamiento”.

No obstante, al menos un partidario del centro de rehabilitación sostiene que se ha sacado el asunto de proporción y que todas las medidas restrictivas fueron para “evitar que los [confinados] se escaparan”. La persona también confirmó que las familias “firman contratos y aceptan” que habían visto las instalaciones antes de tomar una decisión de internar a un ser querido.

Algunos cibernautas hasta cuestionaron que el comisionado usara el término “tráfico humano” y “esclavitud moderna” para describir la situación, pues dicen que no es totalmente correcta.

El pastor Awong ha pedido que el comisionado Griffith se disculpara. De todas maneras, diversos hilos de comentarios en la página de Facebook de Ministerio de Vida Transformada revelan escepticismo sobre su modo de operar.

¿Cumplimiento o incumplimiento?

Para que las organizaciones de salud mental reciban asistencia estatal, deben cumplir con criterios específicos, incluido un registro oficial con el Estado y estar en funcionamiento al menos un año mientras cubran al menos el 40 % de los costos.

Entre 2010 y 2015, durante el anterior régimen de la Asociación Popular, Ministerio de Vida Transformada cumplió con los criterios para asistencia estatal y recibió aproximadamente 7.4 millones de dólares de Trinidad y Tobago (aproximadamente 1.1 millones de dólares estadounidenses). Recibió su último pago el 6 de agosto de 2015, antes de que el gobierno del Movimiento Nacional Popular asumiera en septiembre de ese año.

En una entrevista en el programa matutino de i95 Radio, la ministra de Desarrollo Social y Servicios Familiares, Cherrie-Ann Crichlow-Cockburn, dijo que el nuevo régimen mencionó preocupaciones sobre las instalaciones y retiró el apoyo financiero. Pero Crichlow-Cockburn también dijo que por ser una instalación privada, su ministerio no tenía mayor autoridad en el asunto.

Sin embargo, el ministro de Salud, Terrence Deyalsingh, dijo que el Ministerio de Vida Transformada estaba haciendo las mejoras necesaria para lograr la aprobación como institución de atención de salud cuando ocurrió el allanamiento.

El 1 de julio, la División de Salud Mental del Ministerio de Salud del país, junto con la Autoridad de Salud Regional del Noroeste (NWRHA), realizó una visita y encontró que se usaban “habitaciones de reclusión” para albergar a clientes violentos y que durante la visita, el equipo observó a todos los ocupantes menos uno en “zonas de reunión común” sin restricciones.

El pastor Awong insiste en que no es un monstruo. Cree que el allanamiento policial se vincula con su caso judicial —ha demandado al Estado por un monto impago de 1.4 millón de dólares de Trinidad y Tobago (207 511 dólares estadounidenses) que sostiene se le adeudan por el trabajo que el centro realizó en un programa del Ministerio de Desarrollo Social.

‘El sistema de salud mental no está roto… nunca estuvo completo’

Los cibernautas recurrieron rápidamente a Facebook para expresar su consternación por el estado del servicio de salud mental y lo que reveló el allanamiento sobre la atención estatal.

La activista Nazma Muller criticó lo fácil que fue para el lugar recibir apoyo estatal a pesar de la falta de capacitación psiquiátrica del personal:

So, it is that easy to open a mental health care facility in this country? Sounds like something Terry [Terrence Deyalsingh] just made up. He admits he knew about the cages and apparently was just giving Pastor Awong some time to bring things up to mark…once Awong had followed the recommendations, Transformed Life would be transformed into an approved mental health facility…with nobody having any psychiatric training they were left in charge of these 69 people.
And Deyalsingh still has a job…

Bueno, ¿tan fácil es abrir un centro de salud mental en este país? Parece algo que Terry [Terrence Deyalsingh] acaba de inventar. Admite que sabía de las jaulas y aparentemente solamente le estaba dando algo del tiempo al pastor Awong algo de tiempo para poder aprobar… una vez que Awong hubiera seguido las recomendaciones, Vida Transformada se transformaría en un centro de salud mental aprobado… sin nadie con capacitación psiquiátrica alguna, los dejaron a cargo de estas 69 personas.
Y Deyalsingh sigue en el puesto…

Tisha Marajh comentó:

Um..the cages didn’t call for a complete cessation?!! Are we THAT backward?

Um.. ¿las jaulas no bastaron para una clausura total? ¿Estamos TAN atrasados?

Varma Deyalsingh, secretaria de la Asociación de Psiquiatras de Trinidad y Tobago (APTT), dijo en un programa de televisión matutino que conoce de denuncias y suicidios del centro de rehabilitación, lo que lleva la atención al fallo de las autoridades a supervisar las instalaciones y la escasa atención que se brinda a problemas de salud mental.

Algunos sugirieron que Vida Transformada era mejor de St. Ann, el hospital psiquiátrico estatal. En Facebook, el usuario Sievan Siewsarran opinó:

Humans caged or placed in cells is inhumane. Humans that are mentally ill and have to be caged for their “own good” is sickening!

Trinidadians rallying behind a pastor/ church/ rehabilitation centre saying ‘look at St Ann's’, have completely and utterly lost the point and fallen into the political and social scheme that is this scam.

Humanos enjaulados o puestos en celdas es inhumanos. ¡Humanos que están mentalmente enfermos y que tiene que estar enjaulados por su “propio bien” es repugnante!

Los trinitenses que apoyan al pastor/iglesia/centro de rehabilitación que dicen ‘miren St Ann’, han perdido completa y absolutamente el meollo de todo esto y han caído en la argucia política y social de que esto es una estafa.

Un usuario de Facebook publicó descripciones de primera manera, condiciones “carcelarias”: una zona de recepción fuertemente atornilada, comida servida en contenedores de helado, “horrendas” jaulas y la naturaleza mercenaria del “pastor”:

…There is another story [here] about [our] broken our mental health system, about the choices we are faced with between a public mental health system that is far from adequate and private homes that are not regulated run by mercenaries.

…The mental health system is not broken because it was never whole. It is deeply flawed. However, when this news cycle goes past the next 24 hours of incredulity and maxi taxi talk, I hope to God we can begin to talk about mental health and how we provide for the most vulnerable in a very serious way.

…Hay otra historia [acá] sobre [nuestro] sistema de salud mental, sobre las opciones que enfrentamos entre un sistema de salud mental púboico que está lejos de [tener] casas adecuadas y privadas que no están regulados y dirigen mercenarios.

…El sistema de salud mental no está roto porque nunca estuvo completo. Tiene múltiples fallos. Sin embargo, cuando este ciclo de noticias pase las 24 horas de incredulidad y nadie hable al respecto, espero que Dios pueda empezar a hablar de salud mental y cómo mantenemos a los más vulnerable de una manera muy seria.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.