¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Facultad de Yale-NUS en Singapur expone críticas tras cancelación de clase de “Diálogo y desacuerdo”

Campus de la facultad de Yale-NUS al anochecer. Foto de Nick Allen. Wikimedia (Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International).

La Facultad de Artes liberales de (Facultad Yale-NUS) de la Universidad Nacional de Yale en Singapur canceló una clase sobre desacuerdo que hubiese involucrado directamente a estudiantes con algunos de los activistas de Singapur, críticos de arte y periodistas independientes.

En un principio, Yale-NUS aprobó una clase titulada “Diálogo y desacuerdo” que iba a ser dirigida por el escritor Alfian Sa'at conjuntamente con un miembro de la facultad. Es parte del programa Aprendizaje a través de las fronteras de la facultad prevista para funcionar entre el 29 de septiembre y el 5 de octubre.

El 13 de septiembre, la facultad informó a los estudiantes inscritos en la clase que el tema había sido eliminado.

El presidente Tan Tai Yong de la facultad  de Yale-NUS explicó la decisión de cancelar la clase:

The project in question does not critically engage with the range of perspectives required for a proper academic examination of the political, social and ethical issues that surround dissent.

The fundamental reason why we took the decision we did was risk mitigation, particularly for international students, who could lose their student pass for engaging in political activity.

El proyecto en cuestión no se involucra críticamente con la diversidad de perspectivas requeridas para un examen académico adecuado de las cuestiones políticas, sociales y éticas cercanas al disenso.

La razón fundamental por la que tomamos la decisión fue la reducción del riesgo, en particular para los estudiantes internacionales, que podrían perder su pase de estudiante por involucrarse en actividades políticas.

Aparte de las conferencias y talleres, la clase estaba preparada para presentar entrevistas con los activistas. Un documental sobre el lider de protesta Joshua Wong de Hong Kong era también parte del programa.

Chuan-Jin Tan, presidente del Parlamento de Singapur, cuestionó el fundamento de ofrecer este tipo de programa a los estudiantes:

Given what is happening in Hong Kong and elsewhere, do we believe that this is the way to go? Is this the liberal education that we need to get us into the future?

Dado lo que está sucediendo en Hong Kong y en otros lugares, ¿creemos que esta es la dirección a seguir? ¿Es esta la educación liberal que necesitamos tener para posicionarnos en el futuro?

Pero Alfian Sa'at aclaró que la clase fue pensada para provocar una discusión sobre el desacuerdo y no para organizar una protesta pública:

It is designed to guide students to think about dissent in Singapore. What is a dissident? Why does the media persist in labelling certain individuals or groups as ‘troublemakers’? Who are they making trouble for?

One of the best ways to get these insights is to meet some so-called dissidents face to face. To give the students unfiltered access. Why is your art or cause so important to you? What do you consider acceptable risks? What are the creative tactics you have used to express dissent WITHIN the bounds of the law?

Esta diseñada para guiar a los estudiantes para pensar sobre el desacuerdo en Singapur. ¿Qué es un disidente? ¿Por qué los medios insisten en etiquetar algunos personas o grupos como “alborotadores”? ¿Cuál es el alboroto que están haciendo?

Una de las mejores formas de obtener estas percepciones es encontrarse con los llamados disidentes cara a cara. Para brindarles a los estudiantes un acceso sin filtros. ¿Por qué es su arte o causa tan importante para ustedes? ¿Consideran riesgos aceptables?¿Cuáles son las tácticas creativas que han usado para expresar desacuerdo DENTRO de los límites de la ley?

En Singapur, las protestas públicas sólo pueden ser ejercidas en un lugar designado llamado el Rincón de los Oradores dentro del parque Hong Lim. Los extranjeros no pueden participar en causas políticas.

Las noticias sobre la cancelación de la clase provocaron que el presidente de Yale, Peter Salovey, emitiera una declaración de  preocupación sobre la decisión:

In founding and working with our Singaporean colleagues on Yale-NUS, Yale has insisted on the values of academic freedom and open inquiry, which have been central to the college and have inspired outstanding work by faculty, students, and staff…Any action that might threaten these values is of serious concern, and we at Yale need to gain a better understanding of this decision.

En la fundación y trabajo con nuestros colegas de Singapur en Yale-NUS, Yale ha insistido en los valores de la libertad académica e investigación libre, que han sido centrales para la facultad y han inspirado el excelente trabajo de la facultad, los estudiantes y el personal… Cualquier acción que pudiese amenazar estos valores es de profunda preocupación, y nosotros en Yale necesitamos obtener una mejor comprensión de esta decisión.

Yale-Nus se creó en 2013, y es una colaboración entre la Universidad de Yale y la Universidad Nacional de Singapur.

El problema también destacó el estado de libertad política en Singapur. El Partido de Acción Política, que ha estado en el poder desde la década de 1960, está acusado de implementar políticas severas y leyes que reprimen el desacuerdo, perjudican la independencia de los medios y persiguen a las fuerzas opositoras.

Daryl Yang, graduado de Yale-NUS, lamentó que un taller sobre desacuerdo pudiese ser considerado un ejercicio de radicalismo “liberal”.

I was disappointed that we even needed to have a course to learn how to dissent and resist. It reminded me of the pathetic state of affairs in our society, that university students have to be taught how to be socially engaged and democratically responsible citizens.

Me decepcionó que necesitáramos un curso para aprender a disentir y resistir. Me recordó la patética situación en nuestra sociedad, que los estudiantes universitarios necesiten que les enseñen cómo ser ciudadanos democráticamente responsables y comprometidos socialmente.

Kirsten Han, activista y periodista que estaba invitado para dar una charla en la clase cancelada, notó la contradicción que rodea la existencia de una “facultad liberal” en un país autoritario.

No tiene sentido que Yale-NUS hable de “variedad de perspectivas” cuando un programa de esa naturaleza hubiera abordado el desbalance existente.
———
El problema de exponer a los estudiantes a responsabilidades legales y operar con leyes en Singapur también señala uno de mas mayores críticas de Yales-NUS desde el principio: así es una facultad de artes libres en un país autoritario donde las libertades civiles no se respetan.

Jolovan Wham, activista que estuvo a cargo de organizar un foro interno presentando una entrevista por Skype con el líder de la protesta en Hong Kong, Joshua Wong, también tuvo un pensamiento similar.

Yale-NUS cancela programa de presentación a alumnos de ‘modos de desacuerdo y resistencia en Singapur’.
———
Se acercan las elecciones en Singapur, por lo que el Gobierno y el partido gobernante están hipersensibilizados con estos acontecimientos. La ironía de una facultad de artes libres en un estado autoritario.

La cineasta Lynn Lee tiene una sugerencia para Alfian:

Maybe Alfian should have included a module called “Obedience and Compromise”, or “Strategic Sucking Up”. Because apparently, a “range of perspectives” is very important at Yale-NUS.

Tal vez Alfian debió haber incluído un módulo llamado “Obediencia y Compromiso” o “Adulación estratégica”. Porque, aparentemente, una “variedad de perspectivas” es importante en Yale-NUS.

En una publicación de Facebook, Alfian publicó su concepto de desacuerdo:

For me, the idea of dissent is a simple one. It is the art of saying no. Not just saying no to the state but also to certain ideologies, practices, ways of thinking and doing. If we cannot make space and listen to the person that says no, then democracy dies. It’s that fundamental.

Para mí, la idea de desacuerdo es simple. Es el arte de decir no. No solo decir no al estado, sino también a algunas ideologías, prácticas, modos de pensar y actuar. Si no podemos crear un espacio y escuchar al otro decir no, entonces la democracia se muere. Es así de fundamental.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.