¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tuiteros de Macedonia del Norte toman con humor decepcionante “no-decisión” de la Unión Europea

La propuesta de la “nueva bandera de Macedonia” con un diagrama del veto francés a la fecha concedida para el inicio de las negociaciones de la adhesión de Macedonia del Norte a la Unión Europea. Gráfico traducido por @banekoma, utilizado con autorización.

El 19 de octubre de 2019 culminó una semana difícil para Macedonia del Norte y Albania, pues no se concretó la fecha del tan esperado inicio de las negociaciones para que ambos países balcanes occidentales formen parte de la Unión Europea en parte debido a la falta de apoyo de Francia.

A pesar de las claras recomendaciones de la Comisión Europea para garantizar la fecha, los ministros de Asuntos Exteriores que se reunieron en Luxemburgo el 15 de octubre para el Consejo de Asuntos Generales y los líderes de los países miembros más importantes reunidos el 17 y 18 de octubre en el Consejo Europeo no pudieron llegar a un consenso. ¿El resultado? La postergación de una decisión que ya había sido postergada.

La no-decisión de la Unión Europea obligó al primer ministro de Macedonia, Zoran Zaev, a convocar a elecciones anticipadas. “Nos cometieron una gran injusticia… estoy decepcionado y enojado y sé que nuestro pueblo se siente igual”, expresó en una conferencia de prensa el 21 de octubre. La elección de Zaev en una plataforma a favoe de la Unión Europea en 2017 rompió una racha de 12 años de gobiernos nacionalistas de derecha en Macedonia del Norte.

Al igual que Zaev, los líderes de las potencias de la Unión Europea también se mostraron decepcionados, incluido el comisario de ampliación, Johannes Hahn, que expresó su preocupación por la afectada credibilidad de la Unión Europea. Pero las reacciones de los usuarios de las redes sociales en Macedonia del Norte, muchos de los cuales esperaban que su país pudiera incorporarse a la Unión Europea lo más pronto posible, pasaron de la sorpresa desagradable y la rabia… al humor.

Los miembros de un grupo de troles vinculado al partido político opositor más grande del país alardeaban triunfantemente y aprovecharon la oportunidad para difamar a los generadores de opinión a favor de la Unión Europea. Un sitio web de propaganda, por ejemplo publicó una imagen modificada de un tuit falso, que hizo parecer que un periodista utilizó un discurso de odio vulgar contra franceses y romaníes.

Los nacionalistas, cuyo partido recibió distintas muestras de apoyo del Kremlin, hicieron eco de sus pedidos de renuncia del gobierno y su deseo que se resuelva el Acuerdo de Prespa, mediante el cual se cambió el nombre del país como una condición para asociarse a la Unón Europea y a la OTAN.

Tal como sucedió con otras circunstancias tensas a nivel político, algunos usuarios de internet descargaron su frustración dándole poca importancia a lo sucedido:

La Unón Europea logró revertir hasta a los optimistas irreversibles.

Muchas reacciones se concentraron en el rol de Francia en los acontecimientos en curso.

El beso francés es aquel en el que, en el momento justo, miras a la otra persona directo a los ojos, la acercas lentamente hacia ti, y luego bloqueas su proceso de adhesión a la Unón Europea.

En Twitter, un usuario incluso preguntó si los franceses estaban molestos desde 2012, cuando el régimen populista de derecha de Macedonia del Norte plagió el Arco del Triunfo de París y produjo una copia como parte del proyecto Skopje 2014.

El 16 de octubre, el presidente francés Emmanuel Macron expresó que uno de los motivos por los que no permitieron la ampliación de la Unión Europea a los países balcánicos occidentales es el gran número de solicitudes de asilo que Francia recibió de ciudadanos albaneses. El personaje satírico de Mile Panika contraargumentó la excusa de Macron con un tuit que recibió más de cien retuits y más de 600 “me gusta”. Esto es una representación del espíritu de la región que respalda la emigración masiva, algo que podría agravarse:

No quieren que una escoria como nosotros ingrese a la Unión Europea. Que alguien les diga que si nos dan una fecha, existe la posibilidad de que algunos queramos permanecer aquí. Pero si no nos la dan [a la fecha], nos mudaremos todos para allá [a Europa Occidental] y seremos un problema mayor para ellos.

Mile Panika fue un miembro del programa de comedia local K-15, de estilo similar a Monty Python, que terminó en 2012 después de que sus patrocinadores, presionados por el régimen nacionalista de Nikola Gruevski, lo suspendieran. Una de las escenas más antiguas del programa, en el que se ríen de la resistencia de la Unión Europea para el ingreso de los países balcánicos occidentales, fue lo más comentado en las redes hacia finales de octibre. Un portal local expresó que la escena “predijo el futuro como lo hacen los Simpson“.

La escena propone unir a Macedonia con Montenegro, lo que traería muchos beneficios, como salida al mar para un país sin costa como Macedonia, y resolver la cuestión del nombre con Grecia (condición imprescindible en su momento), ya que el nombre del nuevo estado sería un compuesto entre Montenegro y Macedonia del Norte: “Macedonia Negra”.

Cientos de usuarios de Twitter difndieron y le dieron “me gusta” a la publicación de una cuenta creada como parodia para reírse del primer ministro de Macedonia, Zoran Zaev. Este perfil en inglés incluye errores gramaticales y traduce los refranes macedonios literalmente, solo con el propósito de hacer reír. Por ejemplo, el siguiente tuit traduce erróneamente la frase “да сме живи и здрави”, que significa “Después de todo, lo importante es estar vivo y sano”, no importa lo que haya sucedido. Sin embargo, la transcripción no comunica ese sentir:

Si no fecha estar salud y vivir.

Al abordar la posibilidad de que las fuerzas contra la ampliación dentro de la Unión Europea no quieran permitir el ingreso de nuevos estados miembro en esta etapa, el experto en tecnologías de la información Ilijanco Gagovski hizo referencia a otro episodio de la cultura popular, muy conocido para quienes hayan nacido antes de 1980. Se refirió a un dicho frecuentemente repetido del líder yugoslavo Josip Broz Tito que habla sobre una política dual de reformas internas dirigidas a reconstruir del país después de la Segunda Guerra Mundial y al mismo tiempo prepararse para defender su independencia de invasiones extranjeras durante la Guerra Fría:

Durante el mandato de Tito, se le atribuyó la popular frase: “¡Trabajaremos como si fuéramos a tener cien años de paz, pero también nos prepararemos como si estuviéramos esperando que mañana empiece la guerra!”. Ajustada a nuestra situación, la frase sería: “¡Llevaremos a cabo reformas como si ya estuviéramos negociando la entrada a la Unión Europea, mientras buscamos soluciones como si nunca nos fuéramos a convertir en estado miembro!”.

Por último, el diseñador y activista @banekoma, quien había publicado en distintos foros comentarios satíricos con propuestas para la nueva bandera de Macedonia, sugirió una versión actualizada de la bandera de la Unión Europea con el personaje principal de Calimero, dibujo animado ítalo-japonés. En Macedonia del Norte, el pajarito sin suerte es conocido por su muletilla: “¡No hay justicia!”:

Nueva bandera de la Unión Europea.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.