¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Antes de las elecciones en Túnez, las redes sociales se inundaron de información falsa y desinformación

Conferencia de prensa de la Alta Autoridad Independiente para las Elecciones de Túnez para anunciar los resultados de la elección legislativa del 6 de octubre. Fotografía de ente electoral (dominio público).

Este artículo es el primero de una serie de dos partes sobre información equivocada y desinformación en internet durante las elecciones presidencial y legislativas de Túnez en 2019. 

Entre mediados de septiembre y mediados de octubre, los tunecinos concurrieron a las urnas en tres ocasiones. El 15 de septiembre votaron en la primera vuelta de la elección presidencial, y el 6 de octubre en la elección legislativa. Luego, el día 13 de ese mismo mes, votaron en la segunda vuelta de la elección presidencial. Al final, Kais Saied, profesor retirado de Derecho Constitucional y candidato independiente, fue elegido presidente.

Esta temporada electoral fue la cuarta desde el levantamiento de 2011, que puso fin a 23 años de régimen del presidente autocrático Zine el Abidine Ben Ali.

Facebook como fuente de noticias políticas

En los meses previos a las elecciones, las plataformas de redes sociales, en particular Facebook, se utilizaron para difundir información equivocada y desinformación. Su impacto sobre el proceso electoral, la concurrencia de votantes y la opinión pública se convirtió en una de las principales preocupaciones de diversos partidos políticos, y de las organizaciones de la sociedad civil y de la autoridad electoral independiente del país.

Para captar el apoyo de los votantes, los partidos políticos y los candidatos utilizaron diversos canales de comunicación, incluidas redes sociales, de lejos, la forma más eficaz de llegar a una gran audiencia, y más concretamente, a los votantes jóvenes. Una encuesta realizada por Barr al Aman, agencia de noticias e investigación, reveló que durante la campaña electoral municipal de 2018, el 41 % de los encuestados dijo que Facebook era su principal fuente de noticias, seguido por la televisión, con el 19 %.

El nuevo informe “Inventario global de manipulación organizada en los medios sociales de 2019, elaborado por el Oxford Internet Institute, examinó operaciones de desinformación en 70 países (incluido Túnez) llevadas a cabo por “cibertropas”: “actores gubernamentales o de partidos políticos encargados de manipular la opinión pública a través de internet”. El informe reveló que Facebook es la única plataforma utilizada de manera significativa para las actividades de las “cibertropas” en Túnez.

Los observadores de la escena política en Túnez han advertido el incremento de grupos y páginas de Facebook afiliados a partidos políticos y candidatos, con un número importante de seguidores. Asimismo, páginas sin vínculos o afiliaciones declarados participaron activamente en la difusión de información política falsa y de contenido patrocinado a favor de determinados partidos.

Grupos destacados de Facebook activos durante las elecciones presidencial y legislativa de 2019

  • قيس سعيد رئيس تونس 2019 (“Kais Saied, un presidente para Túnez 2019”). La página de este grupo cuenta con más de 120 000 miembros y es una de las tantas páginas que apoyaron a Kais Saied, candidato independiente y profesor de Derecho Constitucional. Saied fue elegido presidente el 13 de octubre, tras obtener más del 70 % de los votos.
  • المبادرة الوطنية للدكتور عبد الكريم الزبيدي (“La iniciativa nacional para el médico Abdelkarim Zbidi”). Este grupo de más de 30 000 miembros apoyó la candidatura de Zbidi, actual ministro de Defensa, que obtuvo el 10 % de los votos en la primera vuelta de la elección presidencial y quedó en cuarto lugar.
  • Tous unis pour que Nebil karoui soit le president 2019 (“Todos unidos para que Nabil Karoui se convierta en el presidente de Túnez”). Esta página cuenta con más de 25 000 seguidores y es una de las que apoyó la candidatura del magnate Nabil Karoui, que solo obtuvo el 27 % de los votos en la segunda vuelta contra Said.

Según un informe basado en la supervisión de los medios sociales, publicado por la Asociación Tunecina para la Integridad y Democracia de las Elecciones (ATIDE) y Democracy Reporting International, del 15 de mayo al 15 de julio de 2019, páginas de Facebook no oficiales y sin ninguna afiliación ni propósito políticos declarados produjeron el 38,5 % de los mensajes políticos incluidos en su muestra de estudio. Estas páginas, que se definen como páginas de entretenimiento o satíricas, incrementaron su actividad a medida que se acercaban las elecciones. En el informe también se plantea la existencia de una posible coordinación entre los administradores de estas páginas y se utiliza el término “red de páginas” para describir grupos de páginas que publican contenidos similares dentro de un período determinado.

A comienzos de 2019, Facebook anunció la eliminación de 265 cuentas de Facebook e Instagram y de páginas, grupos y eventos de Facebook implicados en “comportamientos coordinados no auténticos”. Según la empresa, la actividad se originó en Israel y se dirigía a varios países africanos, incluido Túnez.

“Las personas detrás de esta red utilizaron cuentas falsas para administrar páginas, difundir contenidos y aumentar artificialmente las interacciones”, anunció Facebook en un comunicado de prensa del 16 de mayo de 2019. “También se presentaban como locales, como, por ejemplo, agencias locales de noticias, y publicaban información sobre políticos, supuestamente filtrada. Los administradores de las páginas y los propietarios de las cuentas publicaban con frecuencia noticias políticas sobre las elecciones en distintos países, las opiniones de los candidatos y las críticas de los opositores políticos, entre otros temas”.

Inkyfada, sitio web de medios independientes de investigación, utilizó los datos recopilados por el Laboratorio de Investigación Forense Digital con el objetivo de analizar el contenido publicado por las páginas relacionadas con Túnez que fueron eliminadas por Facebook. En su análisis concluye que se crearon 11 páginas de este tipo entre el 17 de enero y el 12 de marzo de 2019. Juntas, sumaban cerca de 500 000 seguidores.

The analyzed content on these pages includes 359 publications that generated more than 1 million interactions (likes, comments, and shares) and 36 videos with nearly 8 million views

El contenido analizado de estas páginas consiste en 359 publicaciones, que generaron más de un millón de interacciones (personas que indicaron que les gustó el contenido, hicieron comentarios o lo difundieron), y 36 videos con casi ocho millones de reproducciones.

Inkyfada también advirtió que las publicaciones de estas páginas criticaban a muchos políticos, pero nunca a Nabil Karoui, magnate de los medios de comunicación y candidato presidencial. Cinco de estas páginas publicaron contenido del canal de televisión Nessma TV, propiedad de Karoui, o de su asociación benéfica Khalil Tounes, que directa o indirectamente favorecían al candidato.

Encuestas “falsas” y “tinta deleble”

Karoui pasó gran parte de la campaña electoral en la cárcel. Fue detenido a fines de agosto, en un momento álgido de la campaña, bajo la acusación de evasión fiscal y lavado de dinero, y fue excarcelado unos días antes de la segunda vuelta contra Saied. En la primera vuelta de la elección presidencial, Karoui obtuvo el 15 % de los votos, mientras que Saied lo superó con el 18 % de los votos. En la segunda vuelta, Saied ganó la presidencia con más del 70 % de los votos.

La reclusión de Karoui generó rumores ampliamente difundidos acerca de su liberación o el retiro de su candidatura a la presidencia.

Joven vota en la segunda vuelta presidencial de Túnez, celebrada el 13 de octubre. Fotografía de la autoridad electoral de Túnez (dominio público).

Otra forma común de desinformación que se repitió durante todo el período electoral fueron las noticias sobre candidatos presidenciales que retiraban su candidatura para apoyar a otros candidatos, así como noticias falsas acerca del apoyo de figuras políticas o del espectáculo a determinados candidatos.

Por ejemplo, antes de la primera vuelta de la elección presidencial, se difundieron noticias inventadas a través de las redes sociales, que sostenían que los candidatos Abdelkarim Zbidi, Mehdi JemaaAbir Moussi retiraban su candidatura para apoyar a Karoui. En otra noticia falsa se afirmó que Othman Battikh, gran muftí de Túnez, apoyaba a Saied.

Composición del Parlamento tunecino recientemente elegido. El partido islamista Ennahdha fue el más votado y obtuvo 52 escaños, seguido por Qalb Tounes, partido de Karoui recientemente fundado, con 38 escaños y el partido social demócrata Attayar con 22 escaños. Fotografía de la autoridad electoral de Túnez.

Durante la jornada electoral también se difundieron varios rumores contra los partidos políticos y los candidatos que competían en la elección legislativa, como el rumor de que la candidata Olfa Terras había sido detenida mientras intentaba influenciar a los ciudadanos. En otra historia inventada se decía que el candidato Seif Eddine Makhlouf cuyo partido ganó 21 escaños en el Parlamento, había agredido a un funcionario de un centro electoral. También se intentó imitar y ampliar los incidentes. Después de que los medios informaran acerca de un grupo de personas que distribuían dinero para influir en los votantes, se propagaron noticias sobre incidentes similares que, tras un proceso de verificación, resultaron ser erróneas.

Los datos de las encuestas a boca de urna fueron también objeto de falsificación. Unos días antes de la primera vuelta de la elección presidencial, se difundió extensamente una captura de pantalla de una encuesta falsa con el logo de la empresa consultora y encuestadora SIGMA a través de mensajes de Facebook y WhatsApp. Hassen Zargouni, director de SIGMA, denunció en una publicación de Facebook que la encuesta era falsa y le comentó a Agence France Press que “los nombres y las cifras [en la encuesta falsa] no coincidían con la realidad y que de esta manera se trataba de influenciar a los votantes para favorecer el voto útil”.

La embajada de Francia en Túnez emitió un comunicado de prensa en el que negaba cualquier conexión con la encuesta falsa. El día siguiente a la primera vuelta de la elección presidencial, la embajada distribuyó otra declaración en respuesta a declaraciones falsas atribuidas al embajador francés, en las que se criticaba al candidato presidencial (ahora presidente electo) Kais Saied.

La credibilidad del proceso electoral también fue objeto de campañas de desinformación. El vicepresidente de la Alta Autoridad Independiente para las Elecciones utilizó la radio para negar los rumores de que las lapiceras distribuidas en los centros de votación contenían tinta deleble y agregó que los votantes podían usar sus propias lapiceras.

Durante la jornada de la segunda vuelta, Hasna Ben Slimane, otro miembro de la autoridad electoral, denunció rumores que circularon en las redes sociales destinados a “perturbar el proceso electoral”.

Túnez: Hasna Ben Slimane, miembro de la Instancia Superior Independiente para las Elecciones, ha advertido que circulan rumores en las redes sociales destinados a alterar el proceso electoral y disuadir a los votantes de concurrir a los centros de votación, y destaca los esfuerzos de la Instancia Superior Independiente para las Elecciones para garantizar el normal desarrollo de la elección.

Además de la autoridad electoral, figuras políticas, periodistas, activistas y votantes expresaron su preocupación por la difusión de campañas de información equivocada y de desinformación durante las recientes elecciones. Grupos de la sociedad civil también han reclamado la reglamentación de la propaganda política en medios sociales.

En la segunda parte de esta serie destacaremos las medidas adoptadas por los partidos afectados, las instituciones nacionales, los profesionales de los medios de comunicación y las empresas de tecnología para enfrentar la información equivocada y la desinformación.


Este artículo forma parte de una serie de publicaciones que examinan la interferencia sobre los derechos digitales mediante métodos como la interrupción de las redes de emisoras y la desinformación durante acontecimientos políticos claves en siete países africanos: Argelia, Etiopía, Mozambique, Nigeria, Túnez, Uganda y Zimbabue. El proyecto está financiado por el Fondo Africano de Derechos Digitales de Colaboración en Política Internacional de Tecnología de la Información y las Comunicaciones para África Oriental y Meridional (CIPESA).

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.