¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Trabajadoras domésticas migrantes bangladesíes vuelven de Arabia Saudita con impresionantes relatos de maltrato

Cadena humana en Daca para protestar contra la tortura de trabajadoras domésticas bangladesíes en Arabia Saudita. Foto de Ekramul Haque, usada con autorización.

Tenían muchas esperanzas de una vida mejor y una oportunidad para sacar a sus familias de la pobreza. Muchas viajaron a Arabia Saudita como trabajadoras domésticas, les pagaron a agentes para poder ver realizados sus sueños. Pero sus sueños se vieron aplastados cuando se encontraron con diversas formas de abuso doméstico, que incluía acoso sexual. Como ya no pudieron continuar, muchas de estas trabajadoras domésticas huyeron de sus empleadores y se vieron obligadas a volver a casa. Hasta noviembre de 2019, 900 trabajadoras domésticas han regresado de Arabia Saudita antes de finalizar sus contratos. Y la cantidad de trabajadoras domésticas que han regresado antes de tiempo en los últimos cuatro años superan las 6000.

No son solamente casos de abuso físico, mental o sexual. Más de cien empleadas domésticas bangladesíes murieron en Medio Oriente en los primeros nueve meses de 2019 –incluidas 36 que se suicidaron.

En los últimos años, han surgido muchos videos en línea en los que se cuentan diversas historias de abuso hacia estas trabajadoras domésticas.

A inicios de noviembre, se hizo viral el video de una trabajadora bangladesí en Arabia Saudita que hace un llamado desesperado para ir a casa mientras se esconde de sus abusadores dentro de un cuarto de baño.

Sumi Akter, de 25 años, dice que sus empleadores la han atacado física y sexualmente, que le han vertido aceite caliente en los brazos. Estuvo cautiva durante 15 días en los que casi no tuvo comida.

Tras su regreso a Bangladesh, otra trabajadora doméstica describió que la habían tratado como una esclava:

[…] After arriving in Saudi Arabia, I was first sold to a landlord. I escaped from that house after a lot of domestic abuse. Then they caught me and resold me to a company at 6 lakh Bangladeshi Taka (USD 7,000). I know that there are a few hundred more girls like me out there who are forced to prostitution. I managed to call home to my husband once and told him everything. Then he contacted the Bangladesh Embassy in Saudi Arabia and finally, I was rescued.

[…] Tras llegar a Arabia Saudita, me vendieron a un propietario. Escapé de esa casa después de mucho abuso doméstico. Luego me capturaron y me volvieron a vender por 600 000 de takas bangladesíes (7000 dólares estadounidenses). Sé que hay centenares de chicas a las que han obligado a prostituirse. Yo pude llamar a casa a mi esposo una vez y le conté todo. Luego, él contactó a la Embajada de Bangladesh en Arabia Saudita, y finalmente me rescataron.

BRAC es conocida como el mayor organismo no gubernamental de desarrollo del mundo, que también trabaja con trabajadores migrantes en Bangladesh. Publicaron un cortometraje sobre trabajadoras migrantes bangladesíes en Arabia Saudita, que narra el abuso que muchas enfrentan:

El único recurso para este abuso es denunciar a la policía, lo que es difícil por problemas de idioma. Además, según el embajador de Bangladesh en Arabia Saudita, muchas víctimas quedan traumatizadas y queren ergresar a casa rápido y muchas no quieren quedarse para el proceso de litigio. Por lo común, no se toman acciones contra el abusador. Según el embajador de Bangladesh, al Gobierno de Arabia Saudita se le ha informado de estos casos.

Entrada de trabajadoras domésticas a Arabia Saudita

Desde la década de 1970, gran cantidad de trabajadores migrantes bangladeshíes han viajado a Arabia Saudita para buscar trabajo. Sin embargo, a pesar de que la historia de trabajadoras que se unen a la fuerza laboral migrante bangladesí es mucho más reciente, sus números actuales son sustanciales. Desde 2015, hay más de 200 000 trabajadoras domésticas bangladeshíes en Arabia Saudita.

Casos de abuso corporal contra integrantes de una población de trabajadores migrantes que se calcula en nueve millones en Arabia Saudita han captado la atención pública desde hace años. Antes, Indonesia y Filipinas eran las principales fuentes de trabajadoras domésticas en Arabia Saudita. Pero en 2015, por casos de abuso y tortura, Indonesia prohibió el envío de trabajadoras a Arabia Saudita. Sri Lanka y Filipinas dejaron de enviar trabajadoras desde antes. El mercado laboral saudita ha estado cerrado para Bangladesh desde 2008. Sin embargo, en 2015, Arabia Saudita ofreció contratar trabajadores de Bangladesh, con una proporción de hombres de 2:1 sobre las mujeres. El Gobierno bangladesí accedió a la propuesta y fijó un salario oficial base de 800 riyads sauditas (213 dólares estadounidenses) al mes para las trabajadoras –mucho menos de lo que ganaban filipinos e indonesios.

Un informe de Saudi Gazette afirma que las trabajadoras domésticas de Bangladesh eran las más buscadas en Arabia Saudita, pues su contratación era más barata.

Bangladesh no impedirá el envío de trabajadoras domésticas a Arabia Saudita

Ha habido mucho debate en el país luego del aumento de trabajadoras domésticas que regresaban a Bangladesh. El columnista Syed Ishtiaq Reza critica el envío de mujeres a Arabia Saudita con el fin de impulsar la economía:

The country's economy is indeed enriched by exporting manpower abroad. The economy of Bangladesh depends heavily on these foreign currency earnings. But the question is, should we continue to turn a blind eye to these abuses for the sake of the adverse impact on our economy it can bring? My question to the nation – What are the legal rights of these abused female workers? What platform they can lean on to defend themselves and their rights and finally get justice?

La economía del país ciertamente se ve enriquecida por la exportación de mano de obra. La economía de Bangladesh depende mucho de esos ingtresos en monedad extrajera. Pero la pregunta es: ¿debemos seguir mirando a otro lado ante estos abusos por el impacto adverso que puede tener en nuestra economía? Mi pregunta a la nación – ¿Cuáles son los derechos legales de estas trabajadoras abusadas? ¿Qué plataforma pueden usar para defenderse y sus derechos, y lograr justicia finalmente?

Muntaha Jahan tuiteó:

El 31 de octubre, el cadáver de la trabajadora doméstica Parvin Akter regresó a Bangladesh de Arabia Saudita. Su certificado de defunción mencionaba “suicidio”. Pero sus familiares no se lo creen. Dicen que muchas veces ella se quejó de abusos en su lugar de trabajo.

No quiero que más trabajadoras vayan a Arabia Saudita, nunca más. 🙏😭

El doctor M R Karim Reza preguntó al Gobierno por qué no están haciendo lo suficiente para cambiar la situación:

¿Por qué el Gobierno no está tomando medidas para dejar de enviar trabajadoras domesitcas al bárbaro Arabia Saudita?

Según Selim Reza, secretario del Ministerio de Bienestar de Expatriados, el Gobierno bangladesí ha establecido casas seguras en Arabia Saudita para mujeres maltratadas y ha tomado medidas para hacer una lista y enjuiciar a “malos empleadores”.

En medio de todo esto, Bangladesh no está listo para detener la exportación de mano de obra a Arabia Saudita, dijo el ministro del Exterior. El periodista Ishrat Jahan Urmi escribió en Facebook:

## [..] Today, the Foreign Minister mentioned that thousands of workers are going to Saudi Arabia. He asked – “How many have complained that we should stop the market? What is the percentage?”

## The dead bodies that have returned had death certificates mentioning the cause of death as “suicide” or “heart attack”. The investigation stops there. The Saudi nationals are above law.

## A Saudi landlord has to pay expenses and fees of 170,000 BDT (USD 2,000) to get a Bangladeshi maid. They deem that they have bought a slave and can do anything with her.

## Many sexually abused workers return home only to find that her family doesn't want her back (stigma against raped women). This year the BRAC safe home program helped around 1300 female returnees.

## Above all we have our privileged society. [..] They think that these poor women are greedy and they go abroad for anything. These people are plenty in this society.

Against all these odds, we want that the export of female workers to Saudi Arabia be stopped. I don't know whether this cry would be heard by many. But what more can we do?

## [..] Hoy, el ministro del Exterior mencionó que miles de trabajadores van a Arabia Saudita. Preguntó – “¿Cuántos se han quejado de que debemos detener el mercado? ¿Cuál es el porcentaje?”.

## Los cadáveres que han regresado tenían certificados que mencionaban que la causa de muerte es “suicidio” o “ataque cardiacno”. La investigación se detiene ahí. Los sauditas están por encima de la ley.

## Un propietario saudita debe pagar gastos y cuotas  de 170 000 de takas bangladesíes (2000 dólares estadounidenses) para tener una empleada doméstica bangladesí. Creen que han comprado una esclava y que pueden hacerle cualquier cosa.

## Muchas trabajadoras víctimas de abuso sexual regresan a casa solamente para saber que su familia no les quiere de vuelta (estigma contra las mujeres violadas). Este año, el programa Casa Segura de BRAC ayudó a casi 1300 retornadas.

## Sobre todo, tenemos una sociedad privilegiada. [..] Creen que estas pobres mujeres son codiciosas y que salen al extranjero por cualquier cosa. Estas personas abundan en esta sociedad.

Contra todo pronóstico, queremos que se detenga la exportación de trabajadoras a Arabia Saudita debe parar. No sé si muchos escucharán este grito. Pero ¿qué más podemos hacer?

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.