¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Fiscal general búlgaro rechaza solicitud de partido de extrema derecha para clausurar ONG de derechos humanos

Sede de VMRO-BND en el centro de Sofía, capital de Bulgaria. Foto de Filip Stojanovski (CC-BY).

El fiscal general de Bulgaria, Sotir Tsatsarov, ha rechazado la petición del partido nacionalista de extrema derecha VMRO-BND que pretendía clausurar el Comité Helsinki Búlgaro (BHC), importate ONG dedicada a los derechos humanos en el país.

El 30 de septiembre, Angel Dzhambazki, vicepresidente de VMRO-BND y miembro del Parlamento Europeo, junto con Alexander Sidi, parlamentario nacional del mismo partido, presentaron ante la fiscalía la solicitud oficial de disolución del BHC por “interferir en el Poder Judicial” y participar en “actividades anticonstitucionales, ilegales, inmorales y abiertamente antibúlgaras”, según afirma una nota de prensa del partido.

En una declaración fechada el 8 de octubre de 2013, el fiscal Tsatsarov manifestó que no se ha encontrado en los estatutos de BHC ninguna actividad prohibida por las leyes búlgaras. La popular cadena privada de televisión Nova señaló en una emisión:

Главният прокурор може да поиска заличаване на неправителствена организация, само при данни, че тя е свързана с терористична дейност или финансиране на такава, уточняват от обвинението.

El fiscal general solo puede pedir la eliminación de una organización no gubernamental [del registro oficial de ONG] si existen pruebas que la relacionen con actividades terroristas o financiación del terrorismo, según explicó su oficina.

Funcionarios del VMRO-BND indicaron que apelarían la decisión de la fiscalía.

Más de cien organizaciones han expresado su apoyo a BHC, como Amnistía InternacionalHuman Rights Watch. El 7 de octubre, Dzhambazki, que se presentó sin éxito a la alcaldía de Sofía en las elecciones municipales del 27 de octubre, declaró en una entrevista televisada que “hubo más organizaciones que protestaron, unas cien. Creo que todas deben ser clausuradas también”.

El caso Jock Palfreeman

La petición de VMRO de eliminar a BHC del registro de ONG se produjo después de que el Tribunal Supremo concediera la libertad provisional a Jock Palfreeman, ciudadano australiano de 32 años sentenciado a 20 años de prisión por matar a un estudiante búlgaro durante una reyerta sucedida en Sofía en 2007. El Comité Helsinki Búlgaro proporcionó asistencia legal al convicto, que había cumplido 11 años de su condena y siempre ha sostenido que actuó en defensa propia.

Desde su arresto, el caso ha polarizado la sociedad búlgara. El VMRO-BND asegura que el Comité ha influenciado el resultado del caso porque los jueces que a cargo habían asistido a talleres sobre derechos humanos organizados por esa ONG. En represalia por la concesión de la libertad condicional a Palfreeman en septiembre, varias organizaciones nacionalistas de ultraderecha han llevado a cabo distintas protestas callejeras.

El presidente de BHC, Krasimir Kanev, afirma que las actividades de la ONG consisten en reivindicar el respeto a los derechos humanos en prisiones, lo que los líderes del VMRO malinterpretan como una protección activa de los delincuentes ante la ley.

Mientras tanto, aunque la libertad condicional de Palfreeman incluía una orden de deportación a su país, el australiano está retenido en un centro de internamiento de extranjeros en Sofía desde su liberación, ocurrida el 19 de septiembre. En declaraciones del 8 de octubre, Human Rights Watch exigió a las autoridades búlgaras que aclararan las razones de su detención:

“Palfreeman was ordered released by a high court in a final decision not subject to appeal. He has his passport and plane ticket. Australia wants him back. Why is he still detained?” said Lydia Gall, senior Eastern Europe and Balkans researcher at Human Rights Watch. “Under the rule of law, you can’t just lock people up or prevent them from leaving just to make a point – there has to be a clear legal basis or it’s unlawful.”

“Un tribunal supremo ordenó la liberación de Palfreeman en una sentencia definitiva contra la que no cabe recurso. Tiene su pasaporte y su billete de avión. Australia lo quiere de vuelta. ¿Por qué sigue detenido?”, preguntó Lydia Gall, investigadora superior para Europa del Este y los Balcanes de Human Rights Watch. “En un estado de derecho, no se puede encerrar sin más a la gente o impedirle marcharse solo para tener razón: debe haber una clara razón jurídica o es ilícito”.

VMRO-BND es supuestamente uno de los partidos políticos más ricos de Bulgaria. Tiene propiedades inmobiliarias de primer orden obtenidas con ayuda del estado en la década de 1990. En 2014, se unió a una coalición de partidos nacionalistas llamada Frente Patriótico, y en 2017, la coalición pasó a formar parte del actual gobierno búlgaro, encabezado por el primer ministro de centro derecha, Boyko Borísov.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.