¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

En Pakistán, marcha azadi exige terminar el régimen del primer ministro Khan

Captura de pantalla del jefe de Jamiat Ulema-i-Islam, Maulana Fazl ur Rehman, habla a los participantes del dharna (plantón) en Islamabad el 4 de noviembre de 2019. Vía canal de YouTube de 24 News.

El 1 de noviembre de 2019, apenas a kilómetros de la casa del primer ministro de Pakistán en la capital, Islamabad, Maulana Fazl ur Rehman, jefe de Jamiat Ulema-i-Islam (Fazal) (JUI-F), y algunos partidos de oposición y miles de partidarios organizaron un ‘dharna’, un plantón de protesta no violenta tras una marcha de cuatro días a la ciudad.

Esta ‘marcha azadi‘, o ‘marcha de la libertad’, es una protesta que pide la renuncia del primer ministro, Imran Khan, y la disolución de las asambleas. Según los manifestantes, las elecciones de 2018 no fueron transparentes y el régimen estuvo detrás de la ‘selección’ del Gobierno. A pesar de tres rondas de conversaciones entre el Gobierno y miembros del shura JUI-F, a inicios de noviembre persistía el punto muerto.

La marcha azadi ha unido a la derecha religiosa y la izquierda laica en una agenda de un solo punto de SUPREMACÍA CIVIL.

JUI-F es un partido político religioso de derecha sunita deobandi de Pakistán. Apenas días antes del incio de la protesta, el Gobierno federal prohibió a Ansar-ul-Islam, supuesta ala militante de JUI(F). La Liga Musulmana de Pakistan ´(Nawaz), el Partido Popular de Pakistán y otros incondicionales de la oposición política también aprovecharon la oportunidad de ser parte de la marcha para protestar contra el Gobierno.

Irónicamente, en 2014, Imran Khan, el actual primer ministro, encabezó una marcha y plantón azadi que duraron 126 días y que buscaba la destitución del entonces primer ministro, Nawaz Sharif.

Los organizadores brindaron comida y bebida a los manifestantes, y durante el plantón los organizadores ofrecieron plegarias, recitaron versículos del Corán y jugaron como pasatiempo. Se mostraron algunas banderas pakistaníes en la marcha y también se vieron banderas del Emirato Islámico de Afganistán, es decir, el Talibán afgano, entre la multitud.

El periodista Anas Mallic tuiteó fotos de la multitud:

Este es SajidUllah, partidario del Emirato Islámico de JUIF Jalsa – se podía ver abundantes banderas del Emirato Islámico, es decir, el Talibán afgano, en el lugar del dharna.

En su discurso, Maulana Fazlur Rehman criticó al Gobierno e instituciones (insinuó que el Ejército):

…the marchers don’t want a fight with the institutions, but we want to see them [institutions] as impartial. We are giving you two days to stop backing the government.

…los manifestantes no quieren pelear con las instituciones, pero queremos verlas [a las instituciones] como imparciales. Les damos dos días para dejar de respaldar al Gobierno.

En respuesta a este discurso, el director general de las Relaciones Públicas entre Servicios (ISPR), el mayor Asif Ghafoor, publicó una declaración:

JUI-F chief should tell which institutions he was referring to in his speech and should take up his reservations with the concerned institutions as Army is an ‘impartial’ institution.

El jefe de JUI-F debería decir a qué instituciones se refería en su discurso y debería tener sus reservas con las instituciones relacionadas pues el Ejército es una institución ‘imparcial’.

Según un análisis del columnista pakistaní-estadounidense Mohammad Taqi, Maulana Fazlur Rehman está luchando una batalla por su sobrevivencia política con esta marcha azadi.

El jefe de JUI-F hizo todo los intentos de mantener a su público interesado en la marcha azadi, hasta lanzó odio hacia Israel, India y también la comunidad qadiani o la comunidad ahmadí.

La más clara articulación “democracia procedimental”, en la que Maulana Fazlur Rehman felicita a manifestantes por desbaratar una conspiración imaginaria de Israel y los “qadiyanis” de tomar Pakistán usando a Imran Khan

El daño que esa retórica tan intolerante le está haciendo a nuestra sociedad no se puede sobreestimar.

Los usuarios de Twitter también condenaron al presidente del Partido Popular de Pakistán (PPP) de la oposición, Bilawal Bhutto Zardari, por estar del lado del jefe de JUI-F en el escenario cuando habló contra la comundad minoritaria musulmana ahmadía. El Partido Popular de Pakistán, conocido por defender a grupos minoritarios y a Asia Bibi en el caso de blasfemia en su contra, fue criticado por no decir nada durante la marcha.

Bilawal Bhutto se unió a la multitud de la marcha azadi que quiere matar a Asia Bibi y oprimir más a los ahmadías.

La misma Asia Bibi por la que Salman Taseer dio la vida y los mismos ahmadías que visitó valientemente tras el ataque en Lahore.
Día oscuro para este llamado partido liberal.
La política no se puede ensuciar más que esto.

Durante la marcha azadi, también hubo bloqueos parciales de internet. Según Digital Rights Monitor, los servicios de datos móviles quedaron suspendidos en partes de Islamabad, Punjab y Khyber Pakhtunkhwa para restringir la transmisión de la ‘marcha azadi’.

El destacado periodista Mutraza Solangi tuiteó una captura de pantalla del mensaje que recibió con respecto al bloqueo de internet:

Desactivaron internet móvil para parar la transmisión en vivo de la marcha azadi de Maulana Fazul Rehman mientras todos los canales de televisión se vieron obligados a cumplir con un apagón general de medios. ¿Recuerdan a Imran Khan cuando decía que los medios en Pakistán son menos que en el Reino Unido?

Además de bloqueos de internet, los miembros del grupo Ansar Ul Islam también restringieron la cobertura de los periodistas de la marcha.

La libertad de expresión es un derecho humano básico para todos, pero en la marcha azadi no se permite hablar a la gente.

Algunas periodistas también enfrentaron resistencia cuando trataron de marchar.

El destacado periodista Muhammad Malick tuiteó:

Se impidió a nuestras dos periodistas Shifa Yousufzi y Annie Shirazi informar de la manifestación de JUI-F porque había “mujeres” y no les permitieron entrar al lugar. En serio… ¿porque son mujeres? Qué vergüenza y qué tonta manera de representar mal las enseñanzas islámicas. ¡Ciertamente vergonzoso!

El periodista Shiffa Z. Yousafzai mencionó:

Hilo de la marcha de Maulana: fui al lugar, solamente se puede ver hombres en metros y metros. Se sentía muy raro e incómodo que te miren como si fueras extraterrestre. Mi equipo siguió, yo cubría la marcha. Avanzamos en el terreno.

Según las razones que dio el partido JUI-F, las mujeres no participaban en el dharna porque estaban en casa ayunando y rezando por el bienestar de sus familiares hombres.

Esta es probablemente la lógica más retorcida con las que te vas a encontrar.

Trabajadores ansarul del islam dijeron al medio NayaDaur Pakistán que no se permiten mujeres en la marcha azadi pues su trabajor es sentarse en casa y rezar por sus hombres, aunque apoyen la causa de Maulana.

Ver el video completo. 👇🏾

Antes, el jefe de JUI-F, Maulana Fazlur Rehman, había informado que la Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz (PML-N) sobre la no participación de mujeres en el siguiente plantón de Islamabad pues no era islámico en su manera de pensar que las mujeres participen esas actividades.

El comediante Shehzad Ghias Shaikh resume la situación:

¿Qué cree Maulana Fazlur Rahman? ¿Que puede convertirse en primer ministro porque tiene un dharna en Islamabad, juega la carta de la religión, amenaza con violencia, explota el problema ahmadía, corteja el apoyo del Ejército y pide la renuncia del primer ministro? ¿Quién se cree que es? ¿Imran Khan?

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.