“Salta y sacude tu manifiesto”: Ritmos de las elecciones de Trinidad y Tobago

Mezcla de imágenes de Georgia Popplewell. Nota musical de Dávid Gladiš de Noun Project.

Para parafrasear al calipsoniano Bally, en Trinidad y Tobago “es hora de fiesta otra vez en toda la tierra”. El 2 de diciembre de 2019, Trinidad y Tobago realizó sus elecciones de Gobiernos locales, en las que candidatos de cuatro partidos políticos disputaron 139 distritos electorales en 14 zonas electorales de corporaciones municipales.

En las semanas previas a las elecciones, la nación se vio bombardeada con mensajes políticos en televisión, radio y medios sociales, afiches ubicados en espacios públicos, panfletos en buzones de correo y en manifestaciones masivas. Y sistemas masivos de sonidos móviles llenos de colores partidarios estuvieron dando vueltas con música soca para solicitar apoyo durante ejercicios de sondeo en el vecinario.

En Trinidad y Tobago, partidos políticos y música popular tienen una relación larga y a veces incómoda. En las décadas que siguieron a la independencia en 1962, los calipsonianos tuvieron un importante rol en documentar y resistir la política colonial. Poco antes y después de la independencia, calipsonianos “leales” como Mighty Sparrow y Duke ayudaron a legitimizar el incipiente movímiento político liderado por el doctor Eric Williams en la mente de las bases urbanas afrotinitenses del partido, con figuras como Mighty Chalkdust que hicieron carrera años después en documentar los defectos del Gobierno.

Las idas y venidas continúan, y los leales al partidos enfrentaban a críticos del sistema en la competencia anual del monarca del calipso, e intérpretes de chutney que inyectaban el punto de vista de las Antillas a la mezcla nacional.

El soca, el sucesor más animado del calipso, pues aparecer como menos politizado en la superficie que el calipso, pero el género y sus practicantes también han estado dispuestos al uso político. Con frecuencia, las canciones de soca se readaptan para transmitir mensajes políticos partidarios, y los cantantes logran acuerdos lucrativos con partidos políticos para componar canciones de campaña y cantarlas en manifestaciones. Para los partidos políticos de las Antillas, el calipso y el soca también han ofrecido un medio de identificación con la cultura y preocupaciones de los electores afrotrinitenses.

Mencionamos algunos importantes apariciones de calipso y soca en las campañas electorales de Trinidad y Tobago de diferentes años:

1986: ‘Vote Dem Out’ y ‘The Sinking Ship’

Hasta 1986, ningún partido político en Trinidad y Tobago independiente ha logrado desplazar al Movimiento Nacional del Pueblo (PNM), que está en el poder desde 1962. Ese año, la Alianza Nacional para la Reconstrucción (NAR), montaje de veteranos políticos y recién llegados, generó una recesión económica y un creciente ánimo de descontento en el país hacia la victoria sobre un debilitado PNM por la muerte de su venerado líder Eric Williams, ocurrida en 1981.

El NAR ganó con ritmos de dos calipsos: “Vote Dem Out” (Sácalos con tu voto), de Déplé, encargo especial para la ocasión, y “The Sinking Ship” (El barco que se hunde), de Gypsy, éxito de la temporada de carnaval de este año.

El mensaje de “Vote Dem Out” era claro:

Vote dem out with total scorn and utter disdain
Let’s put our country together gain
Vote them out of power, terminate their reign
Let’s put our country together again.

Sácalos con tu voto con reprimenda total y completo desdén
Unamos de nuevo a nuestro país
Sácalos del poder con tu voto, ponle fin a su reinado
Unamos de nuevo a nuestro país.

“The Sinking Ship” fue algo más sutil, con una metáfora de un barco que se va a pique en el mar:

Captain, the ship is sinking
Captain, the seas are rough
We gas tank almost empty
We oil pressure reading low
Shall we abandon ship, or shall we stay on it?

Capitán, el barco se hunde
Capitán, los mares son duros
Tenemos el tanque de gas casi vacío
La lectura de presión de aceite está baja
¿Abandonamos el barco o nos quedamos?

El calipsoniano Bally hizo una cónica de la temporada de elecciones de 1986 para el carnaval de 1987 en el clásico “Party Time Again” (Otra vez momento de fiesta), que comparó las campañas electorales de quienes se divierten:

Dem promoters
All of them have silver tongue
They made you feel
Their fête was the best around
With promises of utopia and song
All because of party time
You shoulda hear dem
Jump high, jump up low and
Shake your manifesto…

Los promotores
todos tienen legua de plata
Te hacen sentir
que su fiesta fue la mejor
con promesas de utopía y canción
todo por tiempo de fiesta
debes oírlos
Salta alto, salta alto y bajo y
Sacude tu manifiesto……

1999: ‘Stampede’ y ‘The Ganges and the Nile’

En 1999, Trinidad y Tobago pasó por un intento de golpe de estado y dos cambios gubernamentales. El Congreso Nacional Unido, principal partido indotrinitense, en el poder con el primer ministro Basdeo Panday, fundador del partido, tras haber formado una coalición con el NAR luego de las elecciones generales de 1995.

Para las elecciones locales de 1999, UNC y PNM (en ese entonces el partido opositor) optaron por canciones existentes y readaptaron sus mensajes para usar en la campaña.

El PNM eligió la energética canción de Kurt Allen “Stampede (Dus’ Dem)” (Estampida), que tuvo un enorme éxito durante el carnaval de ese año. El simbolismo algo raro de la canción instaba a los oyentes a ahuyentar un enjambre de abejas con un pañuelo y a bailar con desenfreno. Era claro a quién debían ahuyentar agitando con sus pañuelos con marcas del PNM.

El UNC escogió el calipso más modesto de David Rudder “The Ganges and the Nile” (El Ganges y el Nilo), también un éxito en el carnaval de ese año. La letra describía a Trinidad como una amalgama frágil pero exitosa de influencias indias y africanas simbolizadas en los dos ríos del título:

Many rivers flowed
to this naked isle
bringing fear and hate
but also a brand new style.

Muchos ríos fluyeron
a esta isla desnuda
trajeron temor y odio
para también la marca de un nuevo estilo

2000: ‘Double or Nothing’ y ‘Put We Back’

El UNC fue menos tolerante que los gobiernos anteriores con las pullas que les lanzaron los calipsonianos, y en 2000 propusieron reformar la ley de igualdad de oportunidades con una cláusula que muchos creyeron que estaba diseñada para reprimir la libre expresión entre los calipsonianos.

Para las elecciones generales de 2000, el UNC encargó a dos calpsonianos, Gregory “GB” Ballantyne y M’Ba, que compusieran nuevas canciones para su campaña “Double or Nothing” (Doble o nada) de GB, narraba los logros del UNC durante su mandato, y “Put We Back” (Ponernos de vuelta) de M’Ba, exhortaba a los oyentes a votar para que el partido volviera con un segundo mandato.

Ninguna canción ha superado el paso del tiempo, y ambos cantantes han sido calificados de traidores por sus pares afrotrinitenese. El UNC ganó esas elecciones, pero al cabo de un año el país volvió a las urnas, y votó en una elección que resultó en un empate entre UNC y PNM, que terminó con la decisión del presidente A. N. R. Robinson a favor del PNM.

2010: ‘Patrick Manning Have to Go’ y ‘Manning Going Back’

En 2010, el líder del entonces gobernante PNM, Patrick Manning, interpretó mal el ánimo del público y pidió elecciones anticipadas y terminó con una rotunda derrota par parte del UNC.

Durante la campaña, el popular calipsoniano Crazy se unió al UNC para interpretar “Patrick Manning Have To Go” (Patrick Manning debe irse) con letras supuestamente escritas opr Jack Warner, el controversial exvicepresidente de la FIFA, entonces presidente del partido. Hay varias referencias a Warner en la canción, y también de la lideresa del UNC, Kamla Persad-Bissessar.

El PNM devolvió el golpe con “Manning Going Back” (Manning debe regresar), interpretada por Terri Lyons, que enumeraba los logros del mandato de Manning. Pero no bastó para revertir la ola ante el creciente descontento con PNM, y como se supo después, manipulación de comportamiento por parte de UNC en nombre del infame Cambridge Analytica.

2015: ‘The Sinking Ship’ (segunda parte) y ‘Neemakharam’

Un barco que se hunde es tal vez la perfecta metáfora para el partido opositor, y el calipso de Gypsy la usó en las elecciones generales de 1986. Ha demostrado ser excepcionalmente versátil.

Gypsy, cuyo nombre es Winston Peters, entró el polítca en 2007 como parlamentario del UNC y ministro de la coalición Asociación Popular (PP) liderada por el UNC desde 2010. Gypsy y el UNC se separaron amargamente en 2015 después de que fue superado como candidato en las elecciones estatales de ese año.

La campaña electoral de 2015 vio a Gypsy interpretar “The Sinking Ship” en nombre del eventualmente victorioso PNM, y las críticas a la primera ministra Kamla Persad-Bissessar con el añadido de la letra “Kamla, el barco se hunde”.

Gypsy también apareció esa temporada por el efímero partido de Jack Warner, Partido Liberal Independiente, e interpretó una canción con toques de chutney que había escrito sobre Persad-Bissessar llamada “Neemakharam”, versión de la palabra india namakharam, o desagradecida.

Después, se volvió a usar “The Sinking Ship” con una nueva adaptación, en una nueva grabación de Gypsy para la campaña de 2016 del Partido Unido de los Trabajadores en Santa Lucía.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.