¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Proyecto de ley de medios sociales de Nigeria destruirá libertad de expresión en línea

Senador Mohammed Sani Musa, auspiciador de la legislación de medios sociales. Captura de pantalla de video de Channel Television en You Tube.

El 20 de noviembre, el proyecto de ley de protección contra las falsificaciones de internet y la manipulación de otros asuntos relacionados de 2019, conocido como el “proyecto de ley de medios sociales”, patrocinado por el senador Mohammed Sani Musa, pasó por una segunda lectura.

El proyecto de ley de medios sociales tiene como objetivo frenar la información equivocada y la desinformación en línea. Sin embargo, la verdadera intención no es la regulación, sino la aniquilación de la libertad de expresión en línea, la criminalización de la crítica gubernamental y la legalización de los bloqueos de internet en Nigeria.

Un proyecto similar quedó en el camino en 2016.

Toda forma de crítica del Gobierno es delito

Este proyecto de ley tiene como objetivo “[evitar] la transmisión de declaraciones falsas o declaraciones de hechos en Nigeria”, de acuerdo con la sección 1a. Prohibirá las declaraciones de difusión que puedan ser “perjudiciales” para Nigeria, incluidos temas como salud pública, seguridad pública, “tranquilidad pública o finanzas públicas” y “relaciones amistosas de Nigeria con otros países”.

El proyecto de ley también “detectará, controlará y protegerá contra el uso indebido coordinado de cuentas en línea y bots”, según la sección 1c. En otras palabras, todo es permisible para vigilar y controlar en la ley propuesta, bajo el pretexto de combatir la información falsa.

El proyecto de ley de medios sociales es omnisciente, será vinculante para todos los nigerianos, independientemente de su lugar de residencia o ubicación geográfica, siempre y cuando la ambigua “declaración falsa de los hechos” se transmita dentro del país. La sección 3a a b(i) del proyecto de ley de medios sociales establece que:

A person must not do any act in or outside Nigeria in order to transmit in Nigeria a statement knowing or having reasons to believe that it is a false statements of fact; and the transmission of the statement in Nigeria is likely to be, prejudicial to the security of Nigeria or any part of Nigeria.

Una persona no debe realizar acto alguno dentro o fuera de Nigeria para transmitir en Nigeria una declaración a sabiendas o teniendo razones para creer que se trata de una declaración de hechos falsa; y que la transmisión de la declaración en Nigeria probablemente perjudique la seguridad de Nigeria o de cualquier parte de Nigeria

La nebulosa excusa de la “seguridad nacional” se utiliza para justificar el triunfo de la libertad de expresión. Pero no se detiene ahí, el Gobierno nigeriano siempre tiene razón y no puede ser criticado. Según la Sección 3b(vi), cualquier declaración que disminuya la “confianza pública en el cumplimiento de cualquier deber o función, en el ejercicio de cualquier poder del Gobierno” está prohibida.

Según la Sección 3b(v), esto se aplica a cualquier declaración de que: “incite sentimientos de enemistad, odio, dirigidos a personas o mala voluntad entre diferentes grupos de personas”. Esto es peligroso porque deja a los reguladores abiertos a interpretaciones contradictorias de las que podrían abusar los actores políticos.

¿Quién define y aprueba lo que incita al odio? Significa que buscar la transparencia o incluso atreverse a pedir cuentas a un político podría ser declarado como odio.

En caso de condena, el castigo por cualquier disposición del proyecto de ley es una multa que oscila entre 200 000 y 10 millones de nairas [entre 556 y 28 000 dólares estadounidenses], pena de prisión por un período no superior a tres años o ambas.

Policía con licencia para bloquear internet

El proyecto de ley de medios sociales concede al Gobierno poder ilimitado para bloquear internet, por medio de la “orden de bloquear el acceso”, como establece la sección 12, número 3:

The Law Enforcement Department may direct the NCC [Nigerian Communications Commission – the regulatory agency for the telecommunication industry] to order the internet access service provider to take reasonable steps to disable access by end-users in Nigeria.

La agencia de aplicación de la ley puede ordenar a la NCC [Comisión de Comunicaciones de Nigeria — agencia reguladora del sector telecomunicaciones] que ordene al proveedor de servicios de acceso a internet que tome medidas razonables para desactivar el acceso de los usuarios en Nigeria.

Los proveedores del servicio de internet deben cumplir con esta orden de bloqueo bajo riesgo de multa de entre cinco y 10 millones de nairas [14 000-28 000 dólares estadounidenses].

Además, el proyecto de ley en cuestión exime a los proveedores de servicios de internet de toda “responsabilidad civil o penal” derivada de una demanda en su contra por “cumplimiento de cualquier orden de bloqueo de acceso”, según la sección 12, número 5.

Las violaciones a los derechos humanos se vuelven más oscuras porque la ley le otorga a la policía licencia legal para ordenar una orden de bloqueo de acceso a su antojo. La sección 15a establece que solamente se necesita la “iniciativa” de la Policía frente a “pruebas abrumadoras suficientes” para dejar sin efecto un cierre de Internet en el país.

En consecuencia, “ninguna de las partes puede apelar al Tribunal Superior” [sección 13(2)] para que revoque esa prohibición sin solicitar primero a la Policía que revoque una orden de bloqueo existente. Las consecuencias de esto son obvias: nadie puede recurrir a los tribunales para obtener reparación frente a esta violación mientras persista la orden de bloqueo.

Legisladores detrás de la ley de medios sociales

Tres legisladores parecen ser los promotores de la ley en el Senado, la cámara alta del Parlamento de Nigeria: Mohammed Sani Musa (auspiciador de la ley), Abba Moro y Elisha Abbo.

Uno de cuatro senadores que impulsan la ley de medios sociales, tres son primerizos:

1. Mo Sani: fue expulsado de los medios sociales por ser miembro del Congreso de Todos los Progresistas mientras supuestamente gestionan contratos de lectura de tarjetas en las elecciones de 2015. No a la ley de medios sociales.

La empresa de Mohammed Sani Musa, Activate Technologies Limited, suministró la máquina de tarjetas de voto permanentes que se utilizaron en las elecciones generales de 2019, y él era el candidato del partido gobernante Congreso de Todos los Progresistas para el distrito senatorial oriental de Níger, según el centro de investigación Premium Times. Se trata de una acusación que ha admitido la Comisión Electoral Nacional Independiente (INEC). El conflicto de intereses de Musa suscitó algunas dudas sobre la verdadera independencia del árbitro electoral nigeriano en las últimas elecciones.

Captura de pantalla del parlamentario nigeriano, senador Elisha Abbo.

Ishaku Elisha Abbo, del opositor Partido Democrático Popular, es un senador que representa al sistrito senatorial del Adamawa del Norte, estado de Adamawa, en el noreste de Nigeria. En julio de 2019, en presencia de un agente de policía, Abbo agredió a una funcionaria en una tienda de juguetes sexuales para adultos en Abuja. Después de que un video de la agresión se difundiera en los medios sociales, Abbo ofreció una disculpa pública.

Abba Moro, también del Partido Democrático Popular, es el senador que representa al distrito de Benue Sur, en el centronorte de Nigeria. El 15 de marzo de 2014, Moro, como ministro del interior, fue responsable de la tragedia del reclutamiento de inmigrantes nigerianos, en la que cerca de seis millones de jóvenes nigerianos que solicitaron 4000 puestos vacantes en el Servicio de Inmigración de Nigeria se vieron obligados a reunirse en varios lugares de reclutamiento en el país.

La estampida resultante por el hacinamiento provocó unos 20 muertos y múltiples heridos. Moro recibió parte de las tasas de solicitud pagadas por los solicitantes de empleo, que ascendían a 675 millones de nairas [alrededor de 1,8 millones de dólares]. Moro no sólo se enriqueció, sino que también eludió las leyes de adquisiciones existentes para el Servicio de Inmigración.

‘No necesitamos silencia, temor ni autocompasión – dile no a la ley de medios sociales

Con la etiqueta #SayNoToSocialMediaBill [dile no a la ley de medios sociales], los cibernautas nigerianos fueron a Twitter para expresar su indignación colectiva:

Yo, Joe Abah, le digo no a los medios sociales. Es una grave violación del derecho constitucional a la libertad de expresión. Debemos poder decir lo que pensamos, aunque estemos equivocados o en un error, sin temor a la intimidación, el acoso o el encarcelamiento por parte del Estado.
————
I, Bukky Shonibare, digo no a los medios sociales.

Es una grave violación del derecho constitucional a la libertad de expresión. Debemos ser capaces de decir lo que pensamos, incluso cuando estamos equivocados o equivocados, sin temor a la intimidación, el acoso o el encarcelamiento por parte del Estado.

¿Qué tienen que decir?

Sikemi Okunrinboye inició una petición contra la Asamblea Nacional, el presidente del Senado y el presidente de Nigeria. La petitción ha reunido 32 000 firmas.

Alto a la ley de meduos sociales. Ya no nos pueden quitar derechos.
———–
Asamblea Nacional de la República Federal de Nigeria: ¡¡alto a la ley de medios sociales!!!

Por favor, firma la petición.

Otros nigerianos están contactando a sus legisladores para votar contra el proyecto.

Escribí un correo electrónico a los senadores que representan a mi estado sobre la ley de medios sociales para decirles que la rechacen. Ustedes deben hacer lo mismo.

Sin embargo, pocos legisladores, como Chimaroke Nnamani, se opusieron a la ley cuando se presentó en el Parlamento para la segunda lectura.

Me opongo a la ley de medios sociales durante la segunda lectura en el plenario hoy – primera parte.

En una declaración, Amnistía Internacional condenó el uso de “leyes para justificar las violaciones de los derechos humanos” porque no solamenet impedirá que los nigerianos “digan lo que piensan”, sino que también los “enviará a la cárcel por eso”.

El Parlamento, con el pretexto de frenar la información equivocada y la desinformación, está considerando la promulgación de una ley draconiana. Irónicamente, los mayores propagadores de información falsa en línea son los actores políticos.

El partido gobernante de Nigeria y los partidos de oposición convirtieron Twitter en un campo minado de discurso de odio étnico, desinformación y propaganda durante la elecciones presidenciales 2019.

En estos tiempos complicados de libertad de expresión en Nigeria, las sabias palabras de la escritora estadounidense Toni Morrison evocan esperanza:

This is precisely the time when artists go to work. There is no time for despair, no place for self-pity, no need for silence, no room for fear. We speak, we write, we do language.

Este es precisamente el tiempo cuando los artistas van a trabajar. No hay tiempo para la desesperación, ni pa autocompasión, no hay ncesidad de silencio ni lugar para el temor. Hablamos, escribimos, hacemos lenguaje.

El proyecto de ley se encuentra actualmente en segunda lectura en el Senado. Para convertirse en ley, tendrá que pasar a la etapa de comité, a revisión de los legisladores. El comité presenta su informe al Parlamento, se debate el proyecto de ley, se vuelve a presentar una copia limpia al Senado para una votación final y luego viene el consentimiento presidencial.

Hay que presionar al Parlamento para que rechace el proyecto de ley de medios sociales en su totalidad. Esto se debe a que el país más poblado de África se deslizará sin problemas hacia una dictadura total una vez que se haya extinguido la libertad de expresión.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.