Parlamentaria de partido populista de derecha de Macedonia del Norte confirma existencia de ejército de troles del partido

Daniela Rangelova, parlamentaria de VMRO-DPMNE en el programa de televisión “360 grados”. Captura de pantalla de un video en línea, uso justo.

Este artículo apareció originalmente en la agencia de noticias Meta.mk, proyecto de la Fundación Metamorphosis. Se publica una versión editada como parte de un acuerdo para compartir contenido.

Daniela Rangelova, parlamentaria de la República de Macedonia del Norte del partido populista de derecha VMRO-DPMNE que gobernó entre 2006 y 2017, confirmó la existencia del ejército de troles del partido durante un debate televisivo en el programas “360 grados” el 8 de noviembre de 2019 en Skopie.

Cuando le preguntaron sobre su comunicación con la dirigencia del partido y los desacuerdos con sus posiciones —incluido su apoyo a la agenda de la Unión Europea— y sus apariciones públicas, y ella dijo que no tienen el valor de decirle a la cara lo que sienten, y que más bien usan sus “bots” como mensajeros.

Тие се многу фини кога ќе се сретнеме, но после секој мој настап јас сум линчувана на социјалните мрежи од партиски ботови коишто јас ги знам, што функционираа во времето кога јас бев член на раководството и од луѓе коишто се на платен список на партијата за линчување на неистомислениците.

Todos se comportan muy amables cuando nos vemos cara a cara, pero después de mis apariciones públicas sufrí linchamiento en redes sociales de los bots del partido, a los que conozco, que funcionaban de la misma manera cuando yo era parte de la dirigencia del partido, con personas a quienes el partido paga para linchar a personas que expresan su desacuerdo.

Violeta Gjorgjievska, activista de derechos digitales, fue una de muchas personas que reaccionaron en Facebook a esta revelación:

Vcera vecer ostanav kasno vo nokjta da go chujam intervjuto i da se uveram deka toa shto go plasiraat mediumite e tochno… I ne mi se veruvashe i seuste ne mi se veruva deka tn botovi koi me maltretiraa online vo izminative nekolku godini zatoa shto ne bevme na ista pozicija so razmisluvanjata okolu politichkite sluchuvanja vo malata ni zemja Makedonija go pravele toa za pari….
Kje gi prasham javno vaka, iako ne mi vekje prijateli na FB, za kolku gi prodadovte spomenite, nashite zaednichki spomeni, od korzoto ( so nekoi od niv idev na korzo zaedno), od maaskite druzbi ( so nekoi od niv bevme del od choporativnite maalski druzbi), od ovekonechuvanje na vashite ljubovi ( nekoi od niv stanaa del od mojata familija), od neprespanite nokji polni so diskusii (nekoi od niv zaedno studiravme), od srednoskolskite druzbi po hodnicite na SU (nekoi od niv gi poznavav od sredno) …m? Za kolku gi prodadovte, za 500- che, za 1000-che? Kako ve plakjaa, a? Po zrtva ili po komentar? …
Tragedijata da bide uste pogolema, nekoi od niv ja napushtija drzavata i se odselija nekade na zapad… Pa neli ne za NATO i EU… Samo kje konstatiram, deka Mark Zuckerberg ne go kreirashe FB za vie da si igrate Maskbook… Ama dobro e shto izleze taka, zatoa shto maskite padna…

Ayer por la noche, me quedé hasta tarde para escuchar la entrevista y asegurarme de que los informes de los medios fueran ciertos… No podía creer, y hasta ahora me niego a creer, que lo llamados bots que me acosaron en línea en los últimos años por no compartir las mismas posiciones políticas en nuestra Macedonia lo hicieran por dinero…

Les pregunté públicamente así, aunque ya no los tengo como amigos en Facebook, por cuánto vendieron nuestros recuerdos comunes, recuerdos de adolescentes, cuando socializábamos en el vecindario, de las bodas a las que asistimos (algunos se hicieron miembros de mi familia), de las noches sin dormir de discusiones durante los estudios universitarios, los recuerdos de pasar el rato en los pasillos de la secundaria… ¿Cuánto costó? ¿Los vendieron por 500 o mil dinares (entre nueve y 18 dólares estadounidenses? ¿Les pagó la víctima o por un comentario?…

Es más trágico todavía que algunos salieron del país y se fueron a Occidente… Aunque trabajaron contra la OTAN y la Unión Europea… solamente puede afirmar que Mark Zuckerberg no creó Facebook para que ustedes puedan jugar Maskbook… Pero al menos, algo bueno de esto es que se cayeron las máscaras.

Su trabajo es promover ‘ideas destructivas’

No es la primera vez que altos funcionarios del partido revelan detalles de la existencia del “ejército de troles” o “bots” –rama de la maquinaria de propaganda del partido destinada a influencia coordinada y orquestada en las opiniones públicas en redes sociales.

Los “ejércitos” o “fábricas” de troles son usuarios maliciosos de redes sociales que actúan de manera coordinada. Estos ejércitos suelen consistir de personas —escondidas tras falsas identidades— contratadas para provocar y difundir propaganda, y “bots” (abreviatura de robots), “cuentas anónimas programadas para difundir algunos mensajes”.

El ejemplo más famoso de una entidad que tiene un ejército de troles es la empresa Internet Research Agency de San Petersburgo, acusada de intentos de influencia maliciosa en todo el mundo bajo el control de los objetivos del Kremlin. El término “bots” se ha vuelto común en la región de los Balcanes como un apodo para el “equipo de internet” del Partido Progresista Serbio (SNS), a los que sus oponentes llaman “bots de SNS bots”.

Un año antes, en una entrevista con Kanal 5 TV el 28 de noviembre de 2018, Nikola Todorov, exministro de varios gobiernos de VMRO-DPMNE, a cargo del fugitivo de la justicia Nikola Gruevski (que luego fue condenado por corrupción y recibió asilo en Hungría) señaló que el partido ha creado un ejército de “bots del partido político” usada para fabricar una ilusión de apoyo del pueblo o el público, pero también sirve como mecanismo de intimidación que usa amenazas graves para entorpecer el trabajo de personas a quienes el partido ha puesto en la lista negra. En la entrevista, dijo:

It’s those bots. Political party bots, whose job is to promote all those negative and destructive ideas of VMRO-DPMNE management, and to spread hate speech and falsehoods….This whole system for lynching via social networks that was built by VMRO-DPMNE is very dangerous at this moment. I would say… I’m afraid the people who work for that system would end up in jail for obeying the orders of VMRO-DPMNE management. And these are young people, in their twenties, who sit behind computers…

Son esos bots. Bots de partidos políticos, cuyo trabajo es promover esas ideas negativas y destructivas de la gestión de VMRO-DPMNE, y difundir discurso de odio y falsedades… Todo este sistema de linchamiento en redes sociales construido por el VMRO-DPMNE es muy peligroso en este momento. Diría que temo que quienes trabajan para este sistema terminen en la cárcel por obedecer órdenes de la dirigencia de VMRO-DPMNE. Y son jóvenes, veinteañeros, que se sientan tras computadoras…

A Todorov lo retiraron de las estructuras de la dirigencia del partido político porque no apoyó la campaña para el boicot del referéndum consultivo de 2018 de apoyo para entrar a la Unión Europea y la OTAN con el nombre del país cambiado, a pesar de las declaraciones del presidente del partido, Mickoski, de que todos podían votar según su consciencia.

VMRO-DPMNE no ha admitido que el partido manejara la campaña en línea “Yo boicoteo” a través de su ejército de troles. Sin embargo, perfiles de medios sociales activos en la campaña a favor del boicot eran los mismos que usaban antes y después del referéndum para promover puestos en el partido y para ciberacosar a personas en la lista negra.

Fondos estatales para troles

Las declaraciones de Rangelova de noviembre de 2019 y de Todorov en 2018 indican que el ejército de troles tiene varias ramas, conectadas con el Centro para Comunicaciones de VMRO-DPMNE, que ha recibido financiación de recursos del estado en los años de su gobierno, entre 2006 y 2017.

Ramas del ejército de troles
Según el seguimiento de Meta.mk de las actividades de los bots a lo largo de los años, el ejército de troles parece consistir en tres ramas. Una rama tiene una red de presencias individuales (no anónimas) y falsas (anónimas) en los medios de comunicación social, la segunda rama está formada por personas de los medios de comunicación cercanos al partido que sirven tanto como fuente (incluidos los autores anónimos) como amplificadores de las manipulaciones de los medios de comunicación social con artículos que los presentan como “la voz del pueblo”. La tercera rama son como soldados de infantería, leales al partido que creen que deben su empleo en la administración pública al partido, y que deben marcar con “me gusta” o difundir el contenido producido por las dos primeras ramas, de modo que sean visibles para sus círculos de amigos. Recibirían instrucciones para hacer esto regularmente (promover nuevos mensajes por páginas seleccionadas), o para dirigir algunos mensajes con comentarios de aprobación (para los representantes del partido) o desaprobación y odio (para los indeseables).

Grabaciones filtradas publicadas a inicios de 2015 indicaron que además de ‘transmitir’ propaganda del partido, los operativos del ejército de troles también participan en vigilancia o seguimiento de actividades de personas de interés señaladas en redes sociales. Por ejemplo, las filtraciones de la “Bomba número 7” mostraron que el entonces ministro Mile Janakieski dio órdenes a los funcionarios para amenazar a servidores civiles con renuncias o destituciones por marcar con “me gusta” a una página indeseable de Facebook (propiedad del entonces candidato opositor) en una campaña electoral.

Sede central del partido político VMRO-DPMNE en Skopji, Macedonia del Norte. Foto de Global Voices (CC-BY).

Ese mismo año, Peter Vanhoutte, mediador de la Unión Europea, reveló que la cantidad total que el partido pagó por tributos de ingresos personales para sus trabajadores en 2014 fue casi de 3200 euros (cerca de 3550 dólares estadounidenses) —equivalente al empleo de una persona. En contraste, el partido ha comprometido a muchas más personas en sus lujosas oficinas en Skopie.

En el periodo siguiente hubo más indicaciones de que posiblemente a esas personas les estaban pagando con contratos aparentemente ficticios por servicios pagados a través de diferentes instituciones estatales.

Por ejemplo, a Jason Miko, húngaro-estadounidense de un grupo de presión que durante años se presentó como ‘analista independiente’ que escribía columnas semanales a favor de VMRO-DPMNE en el ya desaparecido diario “Dnevnik”, le pagaron en 2015 y 2016 por sus servicios a través de contratos para ‘informar al público nacional e internacional’ al Ministerio de Defensa.

De otro lado, a lo largo de años, algunos miembors locales del ejército de troles fueron reclutados entre jóvenes prospectos de influentes en medios sociales y formados como columnistas en colusión con medios controlados por el partido político.

La conexión del Kremlin

En julio de 2018, Meta.mk informó sobre una investigación periodística que determinó que una operativo de la Agencia de Investigación de Internet especializado en establecer “ejércitos de bots” hizo una visita de trabajo a Macedonia del Norte en junio de 2015. Anna Bogacheva, que fue acusada por el abogado especial estadounidnese supuestamente por interferir en las elecciones estadounidenses, se negó a explicar con quién había estado trabajando en el país en los meses después de que el entonces presidente Gorgje Ivanov mostró su apoyo a Putin con su asistencia al desfile del Día de la Victoria en Moscú, que fue boicoteado por la OTAN y países aliados en protesta por la agresión contra Ucrania.

En el período posterior, el Kremlin y sus representantes balcánicos dieron apoyo diplomático y propagandístico al régimen de VMRO-DPMNE, que perdió el poder tras las elecciones de diciembre de 2016. Su promoción de teorías de conspiración contribuyó al aumento de tensiones durante la primera mitad de 2017, que culminó con el ataque al Parlamento organizado por altos mandos de VMRO.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.