Diversos grupos de la sociedad civil piden a Ejército de Myanmar retirar las acusaciones contra civiles

Abogado U Kyi Myint (izquierda), activista Ko Nay Myo Zin (centro) y poeta Saw Wai (far right). Foto y leyenda de The Irrawaddy.

Este artículo de Zaw Zaw Htwe es de The Irrawaddy, sitio web de noticias independiente de Myanmar, y se reproduce en Global Voices como parte de un acuerdo para compartir contenido. El artículo trata sobre la persecución de los críticos que piden enmiendas constitucionales. Los militares redactaron la Constitución en 2008, que contenía disposiciones que garantizaban su influencia en el Parlamento y el gabinete incluso después del restablecimiento del gobierno civil y con independencia del resultado de las elecciones posteriores.

Una coalición de 130 grupos de la sociedad civil pidió al Ejército de Myanmar desestimar las acusaciones presentados contra un destacado abogado, un poeta y un excapitán militar por presuntamente difamar a los militares en una charla pública sobre la reforma constitucional.

El Tribunal del Municipio de Kawthaung aceptó el caso militar el 31 de octubre de 2019 y acusó al abogado U Kyi Myin, al excapitán del Ejército de Myanmar Nay Myo Zin y al poeta Saw Wai, tres reconocidos activistas, por sus comentarios en una reunión pública celebrada en abril en el municipio de Kawthaung, en la región de Tanintharyi, en apoyo del comité de enmienda del estatuto del Parlamento.

El 15 de noviembre de 2019, alrededor de 130 grupos de la sociedad civil de Myanmar especializados en diversos temas emitieron una declaración conjunta en la que condenaban el intento del Ejército de enjuiciar a los tres activistas y pedían al Ejército que desestimara el caso de inmediato.

Seis meses después de la charla en Kawthaung, los militares determinaron que los tres habían difamado al Tatmadaw, como se conoce al ejército de Myanmar, y a los líderes militares.

“Sus comentarios tenían como objetivo causar malentendidos”, dijo el coronel Thant Sin Oo del Comando Costero a The Irrawaddy en una entrevista reciente. Dijo que a causa de eso, los militares presentaron una petición directamente al Tribunal de Kawthaung y que los tres fueron acusados en virtud del artículo 505 a) del Código Penal.

El excapitán del ejército Nay Myo Zin ya está cumpliendo una condena de un año de prisión por la misma acusación, presentada por los militares en Rangún, por calificar la Constitución como antidemocrática.

En su declaración, la coalición de grupos de la sociedad civil dijo que la decisión del Tatmadaw de abrir un caso contra los tres hombres es una violación de la ley de asamblea pacífica, ya que la reunión en cuestión se celebró de conformidad con la ley.

Según la coalición, el uso de los militares del artículo 505 a) constituye una violación de la Constitución de 2008, y también corre el riesgo de dañar la dignidad del Tatmadaw y del país. La decisión judicial de aceptar la demanda de los militares sin analizar el caso y sin pedir una explicación a los tres acusados también es una violación de los derechos fundamentales de los ciudadanos, dijeron los grupos en el comunicado.

Daw Naw Ohn Hla, activista del grupo ético Karen y presidenta de la Unión de Mujeres Karen, uno de los grupos de la sociedad civil firmantes, dijot

The military are the government’s staff. If they are doing wrong, citizens have a right to point it out. Citizens have a right to speak out.

Los militares son personal del Gobierno: si lo hacen mal, los ciudadanos tienen el derecho a señalarlo. Los ciudadanos tienen el derecho de expresarse.

Daw Naw Naw Ohn Hla también le dijo a The Irrawaddy el 15 de noviembre que los militares quieren enviar a prisión a quienes levanten críticas contra los militares para evitar que se pronuncien.

U Zaw Yan, activista de asuntos de los agricultores y miembro del comité de la Red de Servicios Públicos de Rangún, agregó:

The Tatmadaw is sensitive. The Tatmadaw has said it will protect the constitutional laws but they are suing people in violation of citizens’ rights under the law. How can we continue in the future?

El Tatmadaw es sensible. El Tatmadaw dijo que protegería las leyes constitucionales, pero están demandando a personas en violación de derechos de los ciudadanos en virtud de la ley. ¿Cómo podemos continuar más adelante?

También dijo que el pueblo debe tener el derecho de expresarse sobre sus opiniones y dar sugerencias sobre los planes del Parlamento dominado por los militares para enmendar la Constitución.

El 30 de octubre de 2019, cinco miembros de la compañía de teatro tradicional Daungdohmyoset (Generación del Pavo Real) fueron condenados a un año de prisión con trabajos forzados en aplicación del artículo 505 a) presuntamente por criticar a los militares en su actuación satírica durante el festival del agua en abril. Al día siguiente de la sentencia, el tribunal aceptó la petición del Tatmadaw de acusar a U Kyi Myin, Nay Myo Zin y Saw Wai.

Los artistas intérpretes o ejecutantes también fueron acusados en aplicación de la misma sección del Código Penal en otros municipios de las regiones de Rangún y Ayeyarwady. Los militares también los han demandado por el apartado d) del artículo 66 de la ley de telecomunicaciones por publicaciones en Facebook que los militares consideraron difamatorias.

Un monje de la región de Mandalay también fue acusado en octubre por sus comentarios en una entrevista que supuestamente difamó a los militares, según la sección 500.

Maung Saung Kha, director del grupo de defensa de la libertad de expresión Athan, dijo recientemente a The Irrawaddy que ahora hay unos 30 casos presentados por el Tatmadaw contra 77 civiles. Añadió que el número de intentos de los militares de demandar a los activistas, especialmente a los que apoyan las enmiendas a la Carta, ha aumentado desde abril.

La Red OSC de Rangún también emitió una declaración el 4 de noviembre en la que pide al Ejército que retire todos los casos contra civiles y pide al Gobierno que libere a quienes fueron encarcelados acusados por los casos presentados por el Tatmadaw. La declaración decía que el fomento de la confianza entre el pueblo y el Gobierno, incluido el Tatmadaw, es la principal prioridad mientras Myanmar trabaja por la paz y la reconciliación. Según la Red OSC de Rangún, los enjuiciamientos contra civiles harán más difícil que el Tatmadaw se gane la confianza del pueblo.

El Irrawaddy se puso en contacto con los militares para pedirles sus comentarios, pero el portavoz del Ejército, el general de brigada Zaw Min Tun, no respondió hasta el 15 de noviembre.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.