Antes de las elecciones de Ghana 2020, ciudadanos combaten aumento extremo de costo de datos

Hombre con celular en Ghana. Foto de Arne Hoel vía Banco Mundial.

Mientras Ghana se prepara para elecciones presidenciales en  2020, cerca del 75 % de la población accede a internet por teléfonos móviles.

El 1 de octubre de 2019, cuando entró en vigencia el aumento del impuesto al servicio de comunicaciones (CST) propuesto por el Gobierno, los ghaneses recurrieron a Twitter con la etiqueta #SaveOurData [salven nuestros datos] para manifestar su descontento —y dirigieron su rabia sobre todo contra las empresas de telecomunicaciones de Ghana y contra el Gobierno.

El impuesto se propuso como una deducción por adelantado a la compra de cualquier tarjeta prepago, y de todo otro servicio de comunicación electrónica, incluido el costo de los datos de internet y mensajes de texto. Esto también significa que los consumidores están sujetos a impuestos independientemente de que utilicen o no un determinado servicio de comunicación. Por ejemplo, la tarifa CST se aplica a la prestación de servicios de comunicaciones como mensajes de texto, llamadas, internet, etc. a los abonados antes de que usen esos servicios.

Este extremo aumento en los costos de datos de internet inevitablemente excluirá a quienes no pueden pagar los datos. Por lo tanto, no pueden participar en el debate político y el diálogo en los medios sociales y las plataformas móviles.

Muchos tuits de la protesta en línea #SaveOurData acusan a las empresas de telecomunicaciones de Ghana de estar detrás de los recientes cargos exorbitantes por datos. Sin embargo, el aumento de los precios de los datos es el resultado del aumento del Gobierno en el CST del 6 % al 9 %. Antes, el impuesto CST lo pagaban las empresas de telecomunicaciones, ahora lo pagan los usuarios en su totalidad desde que el aumento entró en vigencia en octubre.

El organizador principal de la protesta en línea, Saddick Adams, galardonado periodista deportivo de Ghana, tuiteó:

Estimadas empresas de telecomunicaciones:

En la campaña NO estamos protestando contra “desafíos técnicos inusuales”.

Estamos luchando contra los CONSTANTES cobros excesivos. Estamos pidiendo una reducción drástica de precios de datos contra los pobtres. Un final a la explotación del mercado de poder y el servicio temerario.

El grupo de la campaña #SaveOurData espera la aprobación del servicio policial de Ghana para volver a protestar contra los altos costos de datos y promete marchar ak Ministerio de Comunicaciones y oficinas de telecomunicaciones:

#SaveOurData est tendencia y les aseguro que no terminará en Twitter. Pronto iremos al Ministerio de Comunicaciones y las empresas de telecomunicaciones.

No estamos suficientemente furiosos.

A MTN Ghana Limited en particular se le ha acusado de arrebatar a ghaneses comunes y corrientes sus magros ingresos con altos cobros por datos, y su reputación se ha visto afectada por la protesta en línea:

El periodista y comerciante Nathanial Obeng (@obengnat) tuiteó:

Apreciado cliente:
MTN ha enfrentado dificultades en algunos canales luego de la implementación del ajuste de precios y nuestros nuevos paquetes de datos.
Estamos trabajando sin parar para resolver el problema tan pronto como sea posible.
Nuestra prioridad es seguir atendiéndolos y darles el mayor valor por su dinero.
Gracias.
Estamos contigo donde vayas
.
———-
Estimada MTN Ghana Limited, nuestro pedido no es sobre su fallo técnico de un día sino sobre lo costosos que se han puesto los datos en nuestro país.

Nungua Mia Khalifa (@BlackDelite) también acusó a MTN Ghana de robarles a los ghaneses con los altos precios por los datos:

Estimada MTN Ghana Limited:

Tu red es grande alrededor de África.

Eres la mayor red móvil en funcionamiento.

El mayor uso de red en Ghana.

¿Qué quieren otra vez para seguir robándonoso el poco dinero que ganamos con nuestro duro trabajo?

Medios sociales en elecciones 2020

Los medios sociales durante las elecciones en Ghana desempeñan un papel fundamental para convencer a los votantes y difundir mensajes políticos. Impactan directamente cómo los votantes toman su decisión final, ayudan a responsabilizar a los líderes y fomentan una mayor participación y más informada. La presencia activa de los medios de comunicación social estimula aún más la participación de los votantes, fortalece a los activistas políticos y a algunas voces antes marginadas.

Los bloqueos de internet son comunes durante las elecciones en varios países de todo el mundo, especialmente en África. Meses antes de las elecciones de diciembre de 2016 en Ghana, el inspector general de la Policía del país indicó que el Gobierno estaba evaluando limitar el acceso a las redes de medios sociales para evitar y controlar la difusión de noticias falsas e información equivocada, y para mantener la paz. Pero una forma más sutil de interrumpir el acceso a los servicios de Internet es aumentar los impuestos sobre los datos para evitar que los ciudadanos participen en el discurso nacional y político en línea.

Probablemente el reciente aumento de los costos de datos de internet reducirán la cantidad de personas que participan en discurso político vía plataformas de medios sociales en el periodo electoral en Ghana.

Un reciente informe publicado en noviembre de 2019 por la Universidad de Exeter ofrece una visión del impacto combinado de medios sociales en la política en Ghana:

The fact that elections – from party nominations to presidential and parliamentary contests – are often extremely closely fought also means that, while a politician cannot rely on social media alone, an efective use of platforms such as Facebook and WhatsApp can help to make the difference between winning and losing. Given the (perceived) importance of social media to politics, there is heavy investment in this space.

El hecho de que las elecciones –desde las nominaciones de los partidos hasta las elecciones presidenciales y parlamentarias– se combatan a menudo muy de cerca también significa que, aunque un político no puede confiar solamente en los medios sociales, un uso efectivo de plataformas como Facebook y WhatsApp puede ayudar a hacen la diferencia entre ganar y perder. Dada la importancia (percibida) de los medios sociales para la política, existe una fuerte inversión en este espacio.

Una mayoría significativa de periodistas entrevistados para este informe estima que la fuente de más del 80 % de titulares para sus artículos transmitidos en radio y televisión fueron medios sociales.

Como era de esperar, el Gobierno contrató a más de 700 “comunicadores de medios sociales” para ampliar el mensaje de su partido en varias plataformas de medios sociales. Se les pagaban pequeños subsidios y se les daba crédito telefónico para difundir mensajes de propaganda y responder a los opositores políticos. En una entrevista incluida en el informe de la Universidad de Exeter, con un comunicadores del partido gobernante, señaló cómo utilizaron los medios sociales para “ampliar” los pequeños errores de sus oponentes políticos para ganar las elecciones de 2016:

Because [the NDC] couldn’t use social media effectively, they did some projects but it looked as if they did nothing […] When we noticed a little mistake from them, it was what we hyped on social media. We used [social media] extensively and it contributed about 40% to our victory.

Como el Congreso Nacional Democrático no pudo usar los medios de manera efectiva, hicieron algunos proyectos, pero parecía que no hicieron nada […] Cuandoi les notamos un pequeño error fue cuando lo hicimos notar en medios sociales. Usamos [los medios sociales] ampliamente y colaboró con el 40 % de nuestra victoria.

Un aumento en el CST destacará las desigualdades en representación y voz. Grupos como mujeres rurales, ciudadanos con poca o ninguna educación y otros no podrán pagar crédito de teléfonos móviles quedan vulnerables a la exclusión.

Clientes llevan la carga

Según el Gobierno, el ingreso aumrando por el CST tiene la finalidad de fortalecer la ciberseguridad, proteger a los usuarios de la tecnología de la información y combatirá el lavado de dinero, entre otros delitos financieros.

Este aumento del impuesto CST del 6 % al 9 % se aplica a las tasas a pagar por el usuario de un servicio de comunicación electrónica brindado por los operadores de telecomunicaciones.

En la actualidad, los usuarios de telefonía móvil de Ghana están sujetos al pago de varios impuestos (impuesto sobre el valor añadido -IVA, impuesto nacional sobre el seguro de salud -NHIL- y una tasa adicional del 9 %) sobre servicios tales como llamadas, mensajes de texto y uso de datos.

Históricamente, una reforma del Gobierno para aumentar el CST siempre ha tenido como objetivo presionar a las emrpesas de telecomunicaciones de Ghana para que paguen más impuestos. Sin embargo, las empresas de telecomunicaciones siempre transfieren esa carga fiscal adicional al consumidor.

Por lo tanto, no es de extrañar que la Cámara de Telecomunicaciones de Ghana emitiera una declaración en la que indicaba que el aumento del CST será “por cuenta del cliente”:

CST, as specified in Act 998, is a consumer tax and will thus have to be borne by consumers. This will require modifications of what customers pay in total for communication services. As intended, the incidence of the modification will thus be on consumers. It will increase the cost of telecommunication services.

El CST, tal como se especifica en la ley 998, es un impuesto al consumo y, por lo tanto, tendrá que correr por cienta de los consumidores. Esto requerirá modificaciones de lo que los clientes pagan en total por los servicios de comunicación. Como estaba previsto, la incidencia de la modificación recaerá, por tanto, en los consumidores. Aumentará el costo de los servicios de telecomunicaciones.

En Ghana, los jóvenes ricos y educados tienen más probabilidades de tener acceso a internet –lo que crea una enorme brecha. El alto costo de los datos mantiene a muchos ciudadanos fuera de línea, especialmente a las mujeres.

Un gigabyte (GB) de datos de internet en Ghana cuesta el equivalente a 3,60 dólares estadounidenses, que es más del 2 % del ingreso medio mensual. Ciertamente no cumple con el umbral de Naciones Unidas de “1 por 2″ para asequibilidad de Internet.

Las protestas en línea llevaron al Gobierno a garantizar que las empresas de telecomunicaciones dejen las deducciones por adelantado –llamadas, mensajes de texto, datos de internet, etc.–, pero el CST sigue en pie y el Gobierno no lo ha eliminado.

Bright Simons, experimentado activista del derechos del consumidor, argumenta en una reciente entrada de su blog que “aumentar las tasas de CST, como ha estado haciendo el Gobierno recientemente, está contribuyendo clara y dolorosamente de manera directa a la caída del valor de los valores de datos y voz del que consumidores de todo Ghana siguen lamentando”.

Inclusión digital en juego

Un informe de Deloitte indica que la eliminación de la CST a los datos móviles y su reducción a la mitad a cerca del 3 % en otros servicios, como las llamadas y mensajes de texto, reduce las barreras al uso de móviles y promueve la inclusión digital.

Los ingresos de CST en su conjunto se transmitirán a los consumidores y crearán 1,3 millones de conexiones adicionales a internet.

También aumentaría la productividad hasta en un 0,5 %, generaría más de 200 millones de dólares en inversiones adicionales en 2020 y aumentaría el crecimiento económico.

El aumento del CST crea una enorme barrera a la asequibilidad y agrava las desigualdades digitales existentes en las zonas rurales y entre las mujeres, los ancianos y los ciudadanos con poca o ninguna educación formal.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.