¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

En la ola por nuevo billete de cien dólares, sector bancario de Trinidad y Tobago revela falta de respeto por antigua práctica

Captura de pantalla del nuevo billete de polímero de cien dólares de Trinidad y Tobago. tomado de un video en YouTube del Banco Central con detalles de características de seguridad del nuevo bilete.

El Banco Central de Trinidad y Tobago retiró de circulación el billete de cien dólares que había en el país, y lo reemplazó como moneda de curso legal el 9 de diciembre de 2019 por un nuevo billete de polímero de cien dólares con características de seguridad mejoradas.

La medida forma parte de los objetivos enumerados en el Plan Estratégico 2016/17-2020/21 del Banco Central, que tiene como objetivo mejorar la durabilidad de los billetes, hacerlos más difíciles de falsificar y más fáciles de identificar al tacto para personas con problemas de visión. El antiguo billete de cien dólares tuvo curso legal hasta el 31 de diciembre de 2019 y, desde el anuncio del cambio, la gente fue a los bancos comerciales para depositar sus billetes de cien dólares en papel antes de que su valor quedara anulado.

Un objetivo de esta iniciativa fue identificar cualquier dinero mal habido dentro del sistema; de acuerdo con las mejores prácticas internacionales, los depositantes deben declarar la fuente de los fondos antes de que el dinero pueda ser aceptado. Sin embargo, ha habido protesta por los comentarios de Karen Darbasie, presidenta de la Asociación de Banqueros de Trinidad y Tobago (BATT) y directora ejecutiva de First Citizens, banco estatal, quien dijo que si se menciona “sou-sou” como fuente de los fondos, los bancos no aceptarán el depósito.

El sou-sou, o préstamo informal, es originario de África occidental, y consiste en un círculo de ahorro rotativo en el que un grupo se turna “lanzando manos”. A través de este método, cada miembro del grupo hace una contribución en efectivo acordada a un fondo común una vez durante un período asignado, y al final el monto total del fondo se paga a un miembro del grupo. Esta estrategia se repite hasta que cada miembro del grupo recibe un pago.

Darbasie explicó que aunque cada banco puede tener su propia política sobre el tema –algunos dicen que depende de la cantidad– las instituciones financieras “no suelen aceptar el dinero del sou-sou como una fuente legítima de fondos”, aunque entienden que es parte de la cultura local. “No es algo que podamos validar independientemente”, dijo. “Tenemos la responsabilidad, como banco, de asegurar que la información que se pone en la fuente de fondos parezca consistente con el comportamiento histórico del cliente y que provenga de una fuente real”. Desde una perspectiva bancaria, nos es imposible validar un sou-sou”.

En Facebook, Tillah Willah se indignó por la declaración de Darbasie y cómo informaron los medios locales:

The media never fails with its lack of acknowledgement of anything African, so I'm not surprised at the description of sou-sou as ‘an informal, co-operative loan system…popular in Trinidad and Tobago and throughout the ­Caribbean.’
This empty and limited description dismisses the fact that this practice is a centuries old financial institution and can be found among West African populations and was brought to this part of the world through enslavement and has survived and thrived as a system of co-operative economics for African people for whom the banking system was not set up and systematically excluded until well into the 70s.

Los medios de comunicación nunca fallan con su falta de reconocimiento de algo africano, así que no me sorprende la descripción de sou-sou como ‘un sistema informal de préstamos cooperativos… popular en Trinidad y Tobago y en todo el Caribe’.
Esta descripción vacía y limitada descarta el hecho de que esta es una práctica centenaria de las instituciones financieras y se puede encontrar entre las poblaciones de África Occidental y fue traída a esta parte del mundo a través de la esclavitud y ha sobrevivido y prosperado como un sistema de economía cooperativa para la gente africana para la cual el sistema bancario no fue establecido y sistemáticamente excluido hasta bien entrados los años 70.

También arrojó uces sobre los orígenes de la práctica:

Esusu is linguistically associated with Ibo, Yoruba, Twi and the system is culturally embedded across West Africa. It ties to the Southern African philosophy of Ubuntu — I am because You Are.
Actually this is just one example of ways that people who are not served or deliberately excluded by colonial and neocolonial capitalist institutions have been able to thrive legally.
It's not just about the money. It's about collective responsibility, a community being accountable for everyone's mobility.
Without sou-sou my mother would not have been able to buy a house at age 30, nor indeed my great grandmother who was born just after Emancipation and was able to buy a house at the turn of the 20th century in Grenada.

Esusu está lingüísticamente asociado con ibo, yoruba, twi y el sistema está culturalmente arraigado en toda África Occidental. Se vincula a la filosofía del sur de África de Ubuntu – Yo soy porque Tú eres.
En realidad, es apenas un ejemplo de cómo quienes no son atendidos o quedan deliberadamente excluidos por las instituciones capitalistas coloniales y neocoloniales han podido prosperar legalmente.
No se trata solamente del dinero. Se trata de la responsabilidad colectiva, una comunidad que se responsabiliza de la movilidad de todos.
Sin sou-sou, mi madre no habría podido comprar una casa a los 30 años, ni tampoco mi bisabuela que nació justo después de la Emancipación y pudo comprar una casa a principios del siglo XX en Granada.

Tillah Willah expresó que en un viaje a Ghana vio “bancos cooperativos de propiedad local que ofrecen un arreglo de banca de sou-sou”:

There is now an esusu app and countless ways that sousou has embraced digital banking. But in Trinidad, it's informal, illegitimate and not valuable because it's something that working class black people do. With countless examples around the world of banks being bailed out by tax payers, with corporate entities making you all but wine for a $500 cheque to support poverty alleviation, what moral authority does any bank have to say what is legitimate and what is not?

Ahora hay un aplicativo de esusu e innumerables maneras en que sousou ha llegado a la banca digital. Pero en Trinidad, es informal, ilegítima y no tiene valor porque es algo que hacen los negros de la clase obrera. Con innumerables ejemplos alrededor del mundo de bancos que están rescatando los contribuyentes, con entidades corporativas que te hacen todo menos vino por un cheque de $500 para apoyar el alivio de la pobreza, ¿qué autoridad moral tiene un banco para decir qué es legítimo y qué no?

Otros usuarios de medios sociales coincidieron. Jonathan Bhagan recordó a un profesor de secundaria que involucró a su clase en un “sou-sou” como una lección práctica de la cultura local y dijo:

The outright refusal of banks to accept Sou Sou as a source of funds stinks of elitism. A sensible policy approach would be to put a cap on ‘Sou Sou’ funds […]

Our banking system should seek to cherish and preserve our culture rather than condemn it.

El rechazo rotundo de los bancos a aceptar el sou sou como fuente de fondos huele a elitismo. Un enfoque político sensato sería poner un tope a los fondos de ‘sou sou’ […]

Nuestro sistema bancario debería tratar de apreciar y preservar nuestra cultura en lugar de condenarla.

En Facebook, la usuaria Lisa-Marie Griffith repitió este sentir:

This country is a damn plantation. Policies which do not take context into consideration. Who is the government serving?

Este país es una maldita plantación. Políticas que no tienen en cuenta el contexto. ¿A quién sirve el Gobierno?

Gerelle Forbes agregó:

A few months ago someone said how come black ppl doh have their own banks (we had [just] seen the Muslim credit union) I said we do, it’s called a sou sou.

Things that effing irking me is how black people's history always start[s] at slavery. If u speak anything before that or try to apply the tools and methods our ancestors lived on…you are demonized for it.

Hace unos meses alguien dijo cómo es que los negros tienen sus propios bancos (acabábamos de ver la cooperativa de crédito musulmana).

Lo que me molesta es que la historia de los negros siempre comienza con la esclavitud. Si hablas de algo antes de eso o tratas de aplicar las herramientas y métodos con los que vivieron nuestros antepasados… te demonizan.

BATT no ha dicho nada más sobre el tema.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.