- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Secuestro de activista de derechos humanos genera tendencia escalofriante en Tanzania

Categorías: África Subsahariana, Tanzania, Activismo digital, Derecho, Derechos humanos, Gobernabilidad, Libertad de expresión, Medios ciudadanos, Política, Protesta

Tito Magoti es activista de derechos humanos de Tanzania. Foto cortesía del Centro de Derechos Legales y Humanos.

El destacado activista de los derechos humanos Tito Magoti fue secuestrado a plena luz del día por cinco desconocidos en Dar es Salaam, Tanzania, y ahora está detenido por la policía.

Magoti, que trabaja como funcionario de asuntos públicos en el Centro Legal y de Derechos Humanos, fue secuestrado el viernes 20 de diciembre de 2019 a las 10 de la mañana, cuando se dirigía a comprar un nuevo teléfono móvil, según un comunicado del centro. La policía negó tener información sobre el paradero de Magoti cuando se informó de su desaparición el viernes.

El secuestro de Magoti repite una escalofriante tendencia hacia la desaparición de periodistas [1], defensores de derechos humanos y líderes opositores [2] en Tanzania desde 2015, cuando John Magufuli asumió la presidencia.

Comunicado sobre el secuestro de nuestro trabajador del Centro Legal y de Derechos Humanos, señor Tito Magoti.

Ese mismo viernes, la policía confirmó que Magoti había sido arrestado, junto con otras tres personas no identificadas, por “diversas acusaciones [8]“, según el jefe de policía de Dar es Salaam, Lazaro Mambosasa, según informó Reuters. Sin embargo, la policía no ha brindado información [9] sobre dónde se encuentra Magoti y hasta el sábado 21 de diciembre no se han presentado cargos oficiales, según The Citizen.

Hoy, el Centro de Derechos Humanos de Tanzania dijo haber recibido la noticia del secuestro del activista Tito Magoti.
La policía ha dado a conocer un comunicado en el que se afirma que el señor Magoti se encuentra bajo su custodia junto con otras tres personas, a las que se está interrogando sobre “diversos asuntos”.

Como uno de los grupos de defensa de los derechos humanos más conocidos del país, el Centro Legal y de Derechos Humanos se ha pronunciado enérgicamente contra la decreciente libertad de prensa y la represión de la oposición durante el régimen del presidente Magufuli.

Magfuli ha negado las acusaciones de represión contra los medios y los defensores de derechos humanos, pero ha llevado a cabo una fuerte campaña para erradicar la corrupción en la nación de África Oriental. En 2017, advirtió [12] que la “libertad de prensa tiene límites”.

Zaituni Njovu, que trabaja en la Red Africana de Derechos Humanos, dijo a Global Voices a través de un mensaje en Whatsapp:

This incident is not good for human rights because everyone has the right to protection and freedom. Mr. Tito [Magoti] has been arrested by civilian police, although at the beginning it was announced to the public that he had been abducted by unknown people. Police [finally] made a formal statement that they arrested him, although they have not said so far [where].

Este incidente no es bueno para los derechos humanos porque todos tienen derecho a la protección y a la libertad. El señor Tito [Magoti] ha sido detenido por policía civil, aunque al principio se anunció que había sido secuestrado por desconocidos. La policía [finalmente] hizo una declaración formal de que lo habían arrestado, aunque no han dicho hasta ahora [dónde].

Njovu continuó:

It’s true that human rights defenders [HRDs] are hunted like animals in Tanzania and arrested by police and government agencies — especially when you do your job correctly. In short, it’s not wanted for HRDs to speak at all about anything in TZ [Tanzania].

The human rights situation is unsatisfactory here in TZ [Tanzania]. The safety of HRDs is very low and they are often exposed to adverse events until some [even] lose their lives.

Es cierto que a los defensores de los derechos humanos se les caza como animales en Tanzania y que la policía y las agencias gubernamentales los arresta – sobre todo cuando hacen su trabajo correctamente. En resumen, no se quiere que los defensores de derechos humanos hablen de nada en Tanzania.

La situación de los derechos humanos no es satisfactoria aquí en Tanzania. La seguridad de defensores de derechos humanos es muy baja y a menudo se ven expuestos a hechos adversos hasta que algunos pierden la vida.

Los colegas y amigos de Magoti siguen buscándolo con visitas a las diversas estaciones policiales en Dar es Salaam, y siguen preguntando por su seguridad y su paradero:

Nuestro equipo, junto con la Coalición de Defensores de Derechos Humanos de Tanzania, llegó a la estación central de policía en Dar es Salaam esta tarde para seguir buscando a nuestro hermano Tito Magoti, sin éxito. Los tanzanos seguimos alzando la voz. Liberen a Tito Magoti.
——-

¿Dónde está Tito Magoti?

NOVEDADES:
El defensor de derechos humanos Tito Magoti no está en la estación central de policía de Dar es Salaam. Buscamos su nombre en el libro de registro dos veces, pero no pudimos encontrarlo.

Ahora nos dirigimos a la estación de policía de Oysterbay.

Los mantendremos informados.

Emitido por Coalición de Defensores de Derechos Humanos de Tanzania.

Derechos humanos bajo coacción

Magoti, que se especializa en derechos humanos en empresas, ha trabajado con el Centro Legal y de Derechos Humanos durante tres años en Tanzania, donde la protección de los derechos humanos se ha deteriorado constantemente.

A principios de diciembre, en el último golpe [18] del régimen de Magufuli a los derechos humanos, el Gobierno retiró el derecho de los tanzanos [19] a “solicitar directamente una reparación a la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos”.

Los cibernautas salieron en defensa de Magoti en Twitter, y señalaron que su desaparición y arresto es parte de una crisis de derechos humanos en Tanzania.

Para Jeff Msangi, el arresto de Magoti es un gran revés para los derechos humanos:

Un abogado y activista de los derechos humanos. Secuestrado. Arrestado. Interrogado.

Más de 48 horas después. ¿Dónde está? Nadie puede decirlo. Ni sus hermanos y hermanas. ¿Sus derechos? No.

Es el año 2019. No es 1949. Imagínense. Tito Magoti

Con las etiquetas #BringBackTito [5] [Devuelvan a Tito] y #FreeTitoMagoti [23] [Liberen a Tito Magoti], activistas y defensores de derechos humanos lanzaron una campaña en medios sociales para encontrar a Magoti y garantizar que se le trate con justicia.

El activista de derechos humanos Tito Magoti fue secuestrado hoy y ahora lo tiene detenido la policía en Dar [Es Salam], Tanzania, a plena luz del día.
Esto no está bien. Devuelvan a Tito Magoti.
Esto no quedará en silencio. Cambiemos Tanzania.

El científico político Aikande C. Kwayu hizo un llamado a la compasión en nombre de Magoti:

Estoy celebrando la boda de mi primo, pero constantemente tengo intervalos en la mente pensando en Tito Magoti. Espero que esté a salvo. Por favor, devuelvan a Tito Magoti. Es época de Navidad, tengamos compasión por una vez como nación.

‘Ahí vamos de nuevo’

El secuestro y arresto de Magoti es una perturbadora tendencia en Tanzania, que hizo que Angela Quintal del Comité para Proteger Periodistas tuiteara:

¡Esto es Tanzania, aparentemente! Otro secuestro de un activista de derechos humanos. Esta vez es Tito Magoti, se lo llevaron a plena luz del día.
Sabemos que el objetivo es el silencio.
No nos importan las bromas, solamente devuelvan a TitoMagoti.
No nos silenciarán.
Cambiemos Tanzania
.
———-
Ahí vamos de nuevo. Secuestran a otro defensor de derechos humanos, TitoMagoti, en Tanzania.

En julio de 2019, al periodista Erick Kabendera lo secuestraron con técnicas similares seis policías vestidos de civil a plena luz del día. Durante meses languidece en prisión bajo falsas acusaciones de delitos económicos y puede enfrentar una pena de hasta 15 años de prisión.

Los abogados de Kabendera han dicho que su arresto tuvo motivación política.

Como periodista, Kabendera ha sido crítico del régimen de Magufuli y presentado informes sobre la política divisoria de Tanzania para medios internacionales y locales como The Guardian [32], African Arguments [33] y The East African.

Kabendera pasará la Navidad tras las rejas, pues su caso se ha postergado diez veces en el tribunal [35]. La próxima audiencia está programada para el 2 de enero de 2020, informa la BBC.

Mientras Tanzania se dirige al nuevo año, los defensores de derechos humanos, periodistas, activistas y ciudadanos preocupados siguen paza sauti, frase en suajili que significa “alzar la voz”, para que casos como el de Magoti y Kabendera no queden en silencio.