- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Aficionados a historietas del sur de Europa celebraron triple aniversario de publicaciones de culto en 2019

Categorías: Europa Central y del Este, Europa Occidental, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Italia, Kosovo, Macedonia, Montenegro, Serbia, Arte y cultura, Buenas noticias, Medios ciudadanos, Periodismo y medios
Comics magazines from Croatia and Serbia on a table. [1]

Revistas de historietas Strip Revija Večernjeg Lista (Croacia), Politikin Zabavnik y Stripoteka (Serbia) con artículos sobre los 50 años de Alan Ford, Dikan y Stripoteka. Foto de Global Voices (CC BY).

Los aficionados a las historietas de los países del sur de Europa, recordarán 2019 como el año del nostálgico triple aniversario de las series de culto: los 50 años de la publicación de las influyente historieta italiana “Alan Ford”, de Dikan o el “Asterix yugoslavo” y de la revista serbia Stripoteka.

Alan Ford, historieta italiana con condición de culto en la antigua Yugoslavia

Alan Ford [2], historieta de parodia de las historias de agentes secretos, fue creada en mayo de 1969 por el escritor milanés Luciano Secchi, conocido bajo su seudónimo Max Bunker [3] y el artista Roberto Raviola, más conocido como Magnus [4]. La empresa de Max Bunker [5] publicó el número 600 en Italia en mayo de 2019.

La serie de Alan Ford combina la tradición italiana de la comedia del arte [6] con la irreverencia satírica con temas de injusticia y atraso, desde la política y la economía hasta la estupidez humana, la intolerancia y la codicia. Se hizo popular dos años después de su publicación con la introducción del villano Superciuk [7] (conocido como Superhik [8] en la antigua Yugoslavia) en el episodio 27. Este “opuesto alcohólico de Robin Hood”, antisuperhéroe que literalmente “roba a los pobres para darle a los ricos” porque como barrendero de las calles desprecia la falta de higiene de las clases bajas, hizo de la serie un éxito en su país.

Aunque los intentos de exportar esta serie de cómics a Francia, Dinamarca y Brasil fracasaron, Alan Ford, y con otras historietas italianas como Corto Maltese [9], se convirtieron en un elemento fijo de la cultura urbana de Yugoslavia en las décadas de 1970 y 1980.

Billboard in Zagreb, Croatia, advertising the book "Halo Bing" dedicated to the 50th anniversary of the cult comics Alan Ford. Photo by Meta.mk News Agency, CC BY. [10]

Cartel en Zagreb, Croacia, con anunciao del libro “Halo Bing” dedicado a los 50 años de la historieta de culto Alan Ford, que muestra el personaje principal. Foto publicada en mayo de 2019 por Meta.mk News Agency [11] (CC BY).

Alan Ford se publicó por primera vez en Yugoslavia en 1972 como parte del sello Superstrip de la empresa de periódicos croata Vjesnik. Pronto se hizo muy popular y tuvo calidad de culto, principalmente porque el humor original se benefició con la excelente traducción del editor y periodista Nenad Brixy y de su hijo más adelante. Ambos reemplazaron segmentos enteros del texto con sus propios chistes y utilizaron expresiones idiomáticas croatas específicas, y en 2015 la ciudad de Varaždinske Toplice erigió una placa conmemorativa [12] a Brixy [12] por su contribución a la promoción del croata.

Esta historieta tuvo enorme influencia en la cultura popular de Yugoslavia, en los diversos idiomas que se hablan en el país. Inspiró producciones de comedia como películas serbias (La familia Maratón, Expreso Balcánico [13]), la serie de televisión bosnia “Lista de éxitos de los Surrealistas [14]“, y una sátira política en el periódico esloveno Mladina (que hizo un episodio ‘apócrifo’ de las historietas [15] con el líder yugoslavo Josip Broz Tito [16]) y música subterránea con letras críticas de la banda de ska-punk macedonia Superhiks [17].

Los 50 años se celebraron con exposiciones públicas de paneles y parafernalia originales en Milán [18], y también en Ljubljana, Zagreb [19], Dubrovnik [20], Sarajevo [21], y en dos actividades en Belgrado.

Algunos de estos acontecimientos fueron bastante llamativos, como la exposición “Alan Ford corre un tramo de honor [22]” (que alude al título local de la película Familia Maratón) que tuvo lugar en la Galería Nacional de Eslovenia y que puede verse en el siguiente video:

Los sociólogos, expertos en medios de comunicación y comunicación de casi todas las ex repúblicas yugoslavas han estudiado la popularidad de Alan Ford. El autor de uno de estos libros, Lazar Džamić, explicó [23] su atractivo en un artículo:

Razlog zbog kog je Alan Ford jedino na prostoru bivše Jugoslavije postao to što jeste, postao je naš i nigde u svetu nije bio toliko popularan, uključujući i rodnu Italiju, je u tome što je rezonovao sa tom bivšom zemljom i to na razne načine. U sebi ima veliku količinu nadrealne farse, ima veliku količinu satire koja satiriše svako nekompetentno, korumpirano, propagandističko društvo, u ono vreme je bilo smešteno u vreme Hladnog rata.

La razón por la que Alan Ford se convirtió en lo que sigue siendo [un fenómeno cultural], que lo hizo nuestro y ganar tanta popularidad como en ningún otro lugar del mundo, ni en su Italia natal, es porque resonó con ese antiguo país [Yugoslavia] de diferentes maneras. Contiene una gran cantidad de farsa surrealista, una gran cantidad de sátira que denuncia una sociedad incompetente, corrupta y propagandista, en ese momento del contexto de la Guerra Fría..

Un nuevo libro sobre este tema titulado “Hello Bing”, de los croatas Ivan Sršen y Antonija Radić, fue promocionado [11] en abril de 2019 en Zagreb. El título del libro proviene de un lema de las historietas. Contiene una entrevista con el autor y editor Max Bunker, de 80 años, y ensayos sobre el significado y las historias secretas de este clásico del humor negro que demuestra la naturaleza transfronteriza del fenómeno.

Dikan, “antiguo eslavo juvenil” también cumplió 50 años

[24]

Edición 3506 de Politikin Zabavnik del 19 de abril de 2019 celebra los 50 años de la historieta Dikan titulda “La juventud aventurera del viejo eslavo”. Foto de Global Voices, (CC BY).

Concebido como una versión yugoslava del clásico francés Asterix [25] y publicado por primera vez por la revista serbia Politikin Zabavnik en 1969, la historieta Dikan está ambientada en los Balcanes durante el llamado periodo de las migraciones [26] en la Alta Edad Media. Retrata las aventuras cómicas de dos eslavos primitivos [27], considerados antepasados de los eslavos del sur [28] contemporáneos (serbios, croatas, eslovenos, bosniacos, montenegrinos, macedonios y búlgaros). Los personajes principales son el heroico alto, rubio y guapo Dikan; y su tío compinche, el bajo y astuto Vukoje.

Las historietas de Dikan [29] eran populares en toda la antigua Yugoslavia, con nuevos episodios añadidos cada pocos años hasta mediados de la década de 1980. El ensayo de aniversario en la publicación Politikin Zabavnik (número 3506, 19 de abril de 2019 [30] – no disponible en línea) señaló que la circulación de la historieta era alta, mientras que las imágenes de Dikan se utilizaban como mascotas de las entonces masivas acciones de trabajo voluntario juvenil [31], en la publicidad comercial, y que incluso hubo una iniciativa para adoptarlo como mascota del Partizan [32], uno de los cuatro principales clubes de fútbol del país.

En ese ensayo de Nemanja Baćković también se señalaba que el editor había recibido la carta de una institución de Kosovo, país de mayoría albanesa, que protestaba porque no había ilirios [33] en las historietas. Los ilirios son una antigua nación que algunos consideran como antepasados de los albaneses contemporáneos.

De otro lado, Dikan ha sido citado en muchos periódicos y libros, y en 2019 sus ediciones fueron reimpresas en Politikin Zabavnik y su revista para preadolescentes Mali Politikin Zabavnik [34].

Stripoteka, una de las historietas más antiguas del mundo

[35]

Edición de los 50 años de Stripoteka (edición 1173, mayo de 2019). Foto de Global Voices (CC BY).

Stripoteka, una de las historietas más antiguas del mundo, celebró 50 años en mayo de 2019. Se publicó originalmente en Novi Sad, capital de la provincia serbia de Vojvodina, como una edición mensual especial de la revista Panorama. Llegó a ser tan popular que se publicó como un semanario entre 1972 y 1985.

Su concepto era servir como “revisión de las historietas del mundo”, con su formato de revista de 60 páginas [similar a Spirou [36], 2000 AD [37] o Heavy Metal [38]], para presentar –en su totalidad o en partes– novelas gráficas de gran calidad y otras formas de historietas. En conjunto, tomado como una sección transversal o un archivo del medio [39], equilibrando los clásicos y los éxitos contemporáneos, ha ganado la condición de “enciclopedia” [40] o “academia de ciencias de la historieta”.

En la portada de la edición de los 50 años (edición 1173, mayo de 2019) se presentó una mezcla de algunos personajes populares, desde el franco-belga Oumpah-pah [41], Gastón [42], Lucky Luke [43], Axle Munshine [44] y el teniente Blueberry [45]; hasta el estadounidense Tarzán [46], Mandrake el Mago [47], el Fantasma [48], Hägar el Horrible [49], Thor [50] y Conan [51] de Marvel; los italianos Corto Maltés [52] y Cocco Bill [53]; el español Torpedo [54] y la británica Modesty Blaise [55].

En un artículo de opinión publicado en ese número, el editor Milan Jovanović señaló que, a través de toda su diversidad, Stripoteka esgtaba dejando pasar una importante tendencia de la historieta mundial: el manga [56]. Por lo tanto, ese número incluía una historia del artista japonés Jiro Taniguchi [57] (1947-2017).