¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Ocho países de África Occidental cambian nombre de moneda en histórico quiebre con Francia — pero persisten deudas de la era colonial

Presidente Alassane Ouattara de Costa de Marfil da discurso antes de firmar nuevo acuerdo para estimular el crecimiento económico e inversión privada en África Occidental francófona, 7 de noviembre de 2017, Washington, DC. Foto vía Departamento de Estado de Estados Unidos, dominio público.

El 21 de diciembre de 2019, los presidentes Alassane Ouattara de Costa de Marfil y Emmanuel Macron de Francia anunciaron una gran reforma de la moneda en los países francófonos de África Occidental.

En 2020, ocho países francófonos de África Occidental que integran la Unión Económica y Monetaria de África Occidental (WAEMU) cambiarán el nombre del franco CFA a Eco: Benín, Burkina Faso, Costa de Marfil, Guinea-Bissau, Mali, Níger, Senegal y Togo.

Como parte de este acuerdo, los funcionarios franceses ya no estarán representados en los entes de gobierno de estos bancos centrales africanos y estados miembros ya no tendrán la mitad de sus reservas internacionales en France, informó France 24.

Pero la reforma monetaria tocó un nervio sensible en muchos cibernautas que sienten que el cambio hace poco para abordar el duro legado de colonialismo francés en África Occidental, donde muchas naciones siguen endeudadas con Francia.

Billete de 5000 francos CFA, 31 de octibre de 2009, vía Wikimedia/Unión Económica y Monetaria de África Occidental.

La moneda se llamó originalmente franco de las colonias francesas de África, y cambió luego a la Comunidad Financiera Africana en África Occidental. La Cooperación Financiera en África Central se estableció en 14 excolonias francesas al ganar su independencia.

La Comunidad Económica y Monetaria Centroafricana (CEMAC) está compuesta por Chad, Camerún, República Central Africana, República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial y Gabon. Actualmente, no forma parte del acuerdo, pero usa una versión del franco CFA.

El franco francés se convirtió en referencia al franco CFA después de la Segunda Guerra Mundial, según el analista financiero Frances Coppola. En 1999, cuando Francia adoptó la moneda de la Unión Europea, el euro quedó “vinculado” al franco CFA:

Both versions of the CFA franc are hard-pegged to the euro. When the CFA franc was first created, it was pegged to the French franc at 50 CFA francs to 1 French franc. It was devalued in 1994 and then remained at 100 to 1 until France adopted the euro in 1999. At that point, the French franc was converted to the euro at 6.55957 to 1. The CFA franc’s currency exchange rate thus became 655.957 to 1 euro, where it remains pegged to this day.

Ambas versiones del franco CFA están vinculadas al euro. Cuando se creó el franco CFA, quedó vnculado al franco francés a 50 francos CFA por un franco francés. Se devaluó en 1994 y luego quedó en cien a uno hasta que Francia adoptó el euro en 1999. En ese punto, el franco francés se cambiaba al euro por 6.55957 a uno. La tasa de cambio del franco CFA pasó a 655.957 por un euro, donde está hasta la fecha.

Legado de deuda colonial francesa

A pesar de este quiebre simbólico de una historia colonial con Francia, 14 países siguen endeudados con Francia desde su liberación en la década de 1960: Benín, Burkina Faso, Senegal, Costa de Marfil, Mali, Níger, Togo, Camerún, República Central Africana, Guinea Bissau, Guinea Ecuatorial, Chad, Congo-Brazaville y Gabón.

Por medio de un “pacto colonial”, Francia olbigó a estos países a “poner el 85 % de sus reservas extranjeras en el Banco Central francés”, bajo el control del ministro de Finanzas de Francia, escribió el periodista Mawuna Koutonin en 2014.

Koutonin y otros críticos llamaron esencialmente a este sistema de depósitos de reservas extranjeras un “impuesto de la era”. Otros sostienen que es un “intercambio por las garantías de una moneda más estable y convertibilidad ilimitada a cualquier moneda”, según Africa Check.

Quienes defienden este “sistema de depósito” sostienen que ha ofrecido estabilidad financiera a esos países desde la independencia. Pero los criticos consideran esta deuda forzada como parte de un duro legado de dependencia de France.

“A los líderes africanos que se niegan los matan o son víctimas de un golpe. A quienes cumplen, Francia los apoya y recompensa con un lujoso estilo de vida mientras su pueblo soporta extrema pobreza y desesperación”, escribió Koutonin.

Muchos reconocen que Francia no tendría el poder que tiene sin su dependencia en los miles de millones depositados a través de este sistema. El exlíder francés Jacque Chiraq alguna vez afirmó que “sin África, Francia pasaría a las filas de una potencia del tecer [mundo]”.

En Twitter, la académica y escritora feminista Judicaelle Irakoze resumió todas las maneras en que estas 14 excolonias francesas en África Occidental han estado endeudadas con Francia a través de este sistema de depósitos de reservas extranjeras:

Desde el 21 de diciembre, más de 20 000 cibernautas han difundido el hilo en Twitter de Irakoze que enseña a los lectores sobre la historia de la colonización francesa y las maneras en que las excolonias siguen arrastrando esta deuda:

Como no puedo dormir, un hilo sobre Francia y los 14 países africanos que siguen pagando tributos coloniales hasta ahora.

Sé que no podemos comparar a los colonizadores, ¡pero Francia como estado continúa con los impuestos coloniales más racistas y supremacistas bancos y pujantes impuestos coloniales!

Irakoze detalla cómo en 1958, cuando Guinea luchó por su independencia, los franceses que vivían en Guinea causaron destrucción masiva y destruyeron todo. Ahmad Sékou Touré resistió y se convirtió en el primer presidente de Guinea e intentó cortar todos los lazos con Francia entre 1965 y 1975.

Cuando Burkina Faso se independizó de Francia en 1960, Thomas Sankara intentó cancelar este acuerdo para conservar al menos el 50 % de sus reservas extranjeras en Francia, y trató de cortar los vínculos, pero lo mataron meses después.

Los líderes posteriores restablecieron el acuerdo de depósito de reservas extranjeras.

La escritora Rosebell Kagumire señala la ironía de que el cambio de moneda se anunció el mismo día del cumpleaños de Sankara:

En este Sagrado Día que es cumpleaños de Thomas Sankara, ¡el colonizador anuncia retiro a medias de las economías de países africanos!
Francia poner fin a este sinsentido, que sean garantes de una nueva moneda africana en 2019 es vergonzoso y muestra todo lo que nos falta.

Cuando Mali logró su independencia de Francia en 1961, el luchador Modibo Keita, primer presidente de Mali, trató activamente de cortar lazos con Francia. Luego lo derrocaron y después murio en prisión. Durante años, Mali accedió a conservar al menos el 50 % de sus reservas extranjeras en Francia.

Y en 1963, Togo también accedió a conservar al menos el 50 % de sus reservas extranjeras en Francia.

Irakoze ve esto como una especie de “impuesto de la era colonial”, como Koutonin, y siguió en su hilo de Twitter para explicar las diversas maneras en que los líderes que se resistieron a Francia pagaron con su vida, con asesinatos o golpes.

Nueva moneda no concuerda con objetivos regionales

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (ECOWAS) también planea lanzar una moneda regional llamada eco para 2020 que no esté vinculada al euro.

The New York Times describió la medida del presidente marfileño, Alassane Ouattara, de vincular la nueva monedad al como un “secuestro” del eco que probablemente perturbe los planes de ECOWAS. Esto se debe a que los otros siete países de ECOWAS tienen monedas separadas con fuertes restricciones gubernamentales en sus tasas de cambio.

ECOWAS se fundó en 1975 y está formado por Benín, Burkina Faso, Cabo Verde, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea-Bissau, Costa de Marfil, Liberia, Mali, Níger, Nigeria, Senegal, Sierra Leona y Togo.

Para tener una moneda común, los 15 países de ECOWAS deben cumplir con los siguientes criterios: “Un déficit de menos del 3 % del PIB, inflación del 10 % o menos y deudas por valor de menos del 70 % del PIB”. Pero ninguno de estos países han logrado estos criterios, informa AFP.

La ‘continuación de la colonización’

En junio de 2019, Chihombori-Quao, exembajador de la Unión Africana en Estados Unidos, afirmó que Francia toma más de 500 000 millones de dólares de los países africanos francófonos por un pacto al que obligaron a estos países antes de que les concedieran la independencia. Hizo estas afirmaciones en una presentación, “El pacto para la Continuación de la Colonización”, y se le conoce por tener fuertes opiniones hacia la colonización francesa en África.

El 1 de noviembre de 2019, la Unión Africana despidió a Chihombori-Quao por sus críticas a Francia.

En enero de 2019, Luigi di Maio, vice primer ministro italiano, acusó a Francia de explotar a África y avivar la migración. Maio dijo que Francia “nunca había dejado de colonizar a decenas de estados africanos”, informó la BBC. Luego Maio afirmó que si no fuera por África, Francia estaría entre las 15 primeras economías del mundo —no en las seis primeras.

El cambio de nombre de la moneda es simbólico e histórico, pero no deshace los años de colonización francesa en los países francófonos de África Occidental.

Nota del editor: Una versión anterior de este artículo se refería al sistema de depósito de reservas extranjeras como “impuestos de la era colonial”. El 2 de enero de 2020, actualizamos el artículo para alcarar a qué se refiere el ““impuestos de la era colonial”.y también aclara los términos de sistema de depósito de reservas extranjeras entre Francia entre Francia y las excolonias en África Occidental.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.