¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Cómo la iniciativa de Cinturón y Carretera de China está afectando a comunidades shan en el norte de Myanmar

Cartel que anuncia que la Primera Zona Industrial y de Comercio de Myanmar (Lashio) y China (Lancang) en el centro de Lashio. Foto y leyenda de Zaw Zaw/The Irrawaddy, usadas con autorización.

Este artículo editado de Nan Lwin es de The Irrawaddy, sitio web de noticias independiente en Myanmar, y se reproduce en Global Voices como parte de un acuerdo para compartir contenido.

La Fundación Heartland se formó en Lashio, en el norte del estado de Shan, en 2012 y se ha convertido en una organización líder de conservación ambiental. Recientemente, formó un equipo para supervisar los proyectos de la Iniciativa del Cinturón y la Carretera respaldados por China, junto con unas 20 organizaciones locales de la sociedad civil. En particular, sus esfuerzos se centrarán en cuestiones de transparencia e impacto ambiental y social de los proyectos.

El equipo se está preparando para dar a conocer a las personas del lugar los proyectos respaldados por China que pronto se pondrán en marcha en todo el norte del estado de Shan. The Irrawaddy habló con U Aung Myo Htun, funcionario de proyecto de la Fundación Heartland en Lashio, sobre las principales preocupaciones que hay sobre el proyecto de ferrocarril Muse-Mandalay respaldado por China y su potencial impacto ambiental y social, y la creciente influencia china en el norte del estado de Shan.

Nan Lwin: ¿Qué piensas sobre las consultas públicas relacionadas con el ferrocarril Muse-Mandalay?

U Aung Myo Htun: We have already collected a lot of data regarding the railway. Recently, the EIA [environmental impact assessment] company did so-called public consultations in some major cities. As far as we have observed, their techniques are not systematic. They have neglected the most important tasks of a standard EIA.

Moreover, those who were consulted do not broadly represent the affected local communities. They only invited a few elderly people and local government officials [from the General Administration Department] from each affected village tract.

Literally, they were supposed to visit the affected villages so they can hear the actual voices of locals. They should explain directly to the local people. Visiting the people on the ground would keep locals well informed about the projects’ challenges and benefits.

U Aung Myo Htun: Ya hemos recogido muchos datos sobre el ferrocarril. Recientemente, la empresa de estudio de impacto ambiental hizo las llamadas consultas públicas en algunas ciudades importantes. Por lo que hemos observado, sus técnicas no son sistemáticas. Han descuidado las tareas más importantes de un estudio de impacto ambiental.

Además, los consultados no representan ampliamente a las comunidades locales afectadas. Solamente invitaron a algunos ancianos y funcionarios del Gobierno local [del Departamento de Administración General] de cada zona de la aldea afectada.

Literalmente, se suponía que debían visitar las aldeas afectadas para poder escuchar a los habitantes. Deberían explicarse directamente a la población local. La visita a la gente sobre el terreno mantendría a los habitantes bien informados sobre los desafíos y beneficios de los proyectos.

U Aung Myo Htun, funcionario de proyecto de la Fundación Heartland en Lashio. Foto de Nan Lwin/The Irrawaddy, usada con autorización.

Nan Lwin: ¿Qué quieres decir con que la empresa del estudio de impacto ambiental descuidó las tareas más importantes de un estudio promedio?

U Aung Myo Htun: Whenever we ask about the technical parts and the details of the EIA process, they cannot answer properly. We asked questions about the environmental impacts, such as how many protected forests will vanish, how many watersheds will disappear and how they will respond to locals’ concerns and address local grievances.

U Aung Myo Htun: Siempre que preguntamos sobre las partes técnicas y los detalles del proceso de estudio de impacto ambiental, no pueden responder adecuadamente. Hicimos preguntas sobre el impacto ambiental, como cuántos bosques protegidos desaparecerán, cuántas cuencas hidrográficas desaparecerán y cómo responderán a las preocupaciones de la población local y atenderán los reclamos locales..

Nan Lwin: ¿Cuáles son las principales preocupaciones con respecto al proyecto del ferrocarril de Muse-Mandalay?

U Aung Myo Htun: The majority of the people are worried about losing their homes, farmlands and water resources. Some people voiced concerns about losing natural resources and heritage places.

Moreover, armed conflicts are ongoing in northern Shan State. As a result, many people have been displaced from their homes in areas where the planned projects are to be implemented. They are scattered at the IDP [internally displaced person] camps in major cities. Those people worry that their homes and farmlands will be seized by the authorities in their absence. They fear they will lose their rights to discuss their concerns if the projects begin while they are living in IDP camps.

Moreover, the railway will be electric, which means the project will need a large supply of electricity. The most important question is, how will the electricity be supplied to the project? Will they build new dams? We already have many conflicts due to dam projects including China-backed projects in northern Shan State. We don’t want to lose more—including homes, farmlands and other natural resources—to dam projects. That outcome could once again fuel local negative sentiment toward Chinese projects in our state.

U Aung Myo Htun: La mayoría está preocupada por la pérdida de sus casas, tierras de cultivo y recursos hídricos. Algunas personas expresaron su preocupación por la pérdida de recursos naturales y lugares de patrimonio.

Además, hay conflictos armados en el estado norteño de Shan. Como resultado, muchos han sido desplazados de sus hogares en las zonas donde se ejecutarán los proyectos previstos. Están en campamentos de desplazados internos de las principales ciudades. Les preocupa que sus hogares y tierras de cultivo sean confiscados por las autoridades en su ausencia. Temen perder su derecho a hablar de sus preocupaciones si los proyectos se inician mientras viven en los campamentos de desplazados internos.

Además, el ferrocarril será eléctrico, lo que significa que el proyecto necesitará un gran suministro de electricidad. La pregunta más importante es: ¿cómo se suministrará la electricidad al proyecto? ¿Construirán nuevas presas? Ya tenemos muchos conflictos por los proyectos de presas, incluidos proyectos respaldados por China en el norte del estado de Shan. No queremos perder más –casas, tierras de cultivo y otros recursos naturales– por proyectos de presas. Ese resultado podría alimentar una vez más el sentimiento negativo local hacia los proyectos chinos en nuestro estado.

Nan Lwin: ¿Cuáles son los posibles impactos ambientales y sociales del proyecto Muse-Mandalay?

U Aung Myo Htun: Locals in northern Shan State have already suffered the social and environmental impacts of the Sino-Myanmar China oil and gas pipelines. They have not had a chance to voice their will and [discuss their] ordeals in the past. We all understand that pipelines and railway projects are very different. The impact of the railway will be bigger than the pipeline. As far as we know, they will construct 60 tunnels through the mountains. So the project will definitely destroy protected forests, mountains and natural resources. Moreover, our traditional livelihoods and ecosystems will be also ruined.

Chinese investment will also bring social problems. We need to carefully learn the lessons from other BRI host countries, especially countries that suffered due to grand infrastructure projects. A massive wave of migration from China will flow into our state. One of the biggest problems is human trafficking to China. We have been experiencing thousands of Myanmar women trafficked as brides to China every year. If the railway is completed, the trafficking problem will be hard to control. Besides, we already have a higher rate of drug abuse here because of Chinese migrants. We are afraid that drug abuse will be another problem created by the railway.

U Aung Myo Htun: Los habitantes del estado de Shan ya han sufrido el impacto social y ambiental de los oleoductos y gasoductos de chino-birmanos. No han tenido la oportunidad de expresar su voluntad no [discutir sus] pruebas. Entendemos que los oleoductos y los proyectos ferroviarios son muy diferentes. El impacto del ferrocarril será mayor que el del oleoducto. Por lo que sabemos, construirán 60 túneles a través de las montañas. Así que el proyecto definitivamente destruirá bosques protegidos, montañas y recursos naturales. Además, también se arruinarán nuestros medios de vida y ecosistemas tradicionales.

La inversión china también traerá problemas sociales. Necesitamos aprender cuidadosamente las lecciones de otros países anfitriones del Iniciativa del Cinturón y la Carretera, especialmente los países que sufrieron por los grandes proyectos de infraestructura. Una ola masiva de migración de China fluirá hacia nuestro estado. Uno de los mayores problemas es el tráfico de personas hacia China. Vemos cada año que se ha traficado a miles de mujeres de Myanmar como novias a China. Si se completa el ferrocarril, el tráfico será difícil de controlar. Además, ya tenemos una mayor tasa de abuso de drogas por los migrantes chinos. Tememos que el abuso de drogas sea otro problema creado por el ferrocarril.

Nan Lwin:¿Crees que las personas del lugar tendrán beneficios económicos del proyecto?

U Aung Myo Htun: It is hard to say whether we will benefit from the railway project. I believe that the project will have more benefits for Chinese investors than for locals. They will be able to transport their goods quickly, since they want to link with the Kyaukphyu SEZ, which is a gateway to the Indian Ocean.

Another important thing is natural resources; they are planning to drill the mountains and cut down protected forests. There is a lot of evidence that Chinese trucks carried all the natural resources—even soil—[that was unearthed by] the Myitsone [hydropower project in Kachin State] directly back to China. I am worried they will do the same with the railway project.

The government need to put rules and regulations in the contract stating that the Chinese are not allowed to take our natural resources to China.

U Aung Myo Htun: Es difícil decir si nos beneficiaremos del proyecto ferroviario. Creo que el proyecto tendrá más beneficios para los inversionistas chinos que para quienes viven ahí. Podrán transportar sus mercancías rápidamente, ya que quieren enlazar con la zona económica especial de Kyaukphyu, una puerta de entrada al océano Índico.

Algo importante son los recursos naturales; están planeando perforar montañas y talar bosques protegidos. Hay muchas pruebas de que los camiones chinos transportaron todos los recursos naturales –hasta la tierra– [que fue desenterrada por] el Myitsone [proyecto hidroeléctrico en el estado de Kachin] directamente de vuelta a China. Me preocupa que hagan lo mismo con el proyecto ferroviario.

El Gobierno necesita poner reglas y regulaciones en el contrato que declaren los chinos no pueden llevar nuestros recursos naturales a China..

Tiendas del centro de Lashio. Foto y leyenda de Zaw Zaw/The Irrawaddy

Nan Lwin: ¿Cómo crece la influencia china acá?

U Aung Myo Htun: Chinese migration has increased rapidly here since late 2010. They bought a massive amount of land under local names. Now, many downtown areas are all owned by Chinese families in Lashio. Local families have been moving to the outskirts of the town because of financial problems. The Chinese know we have a lot of natural resources that locals are not interested [in exploiting]. You see at least two languages—Chinese and Burmese—on all the signs and billboards in the town. Now, the Chinese language is more popular here. The restaurant culture has changed; now they are more focused on serving Chinese food than local Shan food.

Aside from the Sino-Myanmar Oil and Gas Pipelines project, Chinese are investing more and more in plantations such as sugar cane, corn, rubber and tissue-culture bananas across northern Shan State. Those plantations are run by Chinese investors under local names. They are also invested in mining, coal and hydropower projects.

U Aung Myo Htun: La migración china ha aumentado rápidamente aquí desde fines de 2010. Compraron muchas con nombres de personas locales. Ahora, zonas áreas del centro de la ciudad son propiedad de familias chinas en Lashio. Las familias locales se han estado mudando a las afueras de la ciudad por problemas financieros. Los chinos saben que tenemos muchos recursos naturales que la población no está interesada en explotar. En todos los carteles y vallas publicitarias de la ciudad se ven por lo menos dos idiomas, chino y birmano. Ahora, el chino se usa más aquí. La cultura de los restaurantes ha cambiado; ahora se centran más en servir comida china que comida shan.

Además del proyecto de oleoductos y gasoductos sino-birmano, los chinos están invirtiendo cada vez más en plantaciones como caña de azúcar, maíz, caucho y plátanos de cultivo de tejidos en todo el estado norteño de Shan. Esas plantaciones las dirigen inversionistas chinos con nombres locales. También se invierte en proyectos de minería, carbón y energía hidroeléctrica.

Nan Lwin: ¿Cuál es el impacto ambiental y social de la inversión china en el estado de Shan?

U Aung Myo Htun: Rubber, corn, tissue-culture banana and watermelon plantations have been expanding gradually here. They are using insecticides, weed killers and fertilizers and disposing of them carelessly. This has led to the pollution of water supplies in these areas, in turn causing soil damage and killing livestock. The mining projects have destroyed ecosystems and water resources. A lot of forests have been cut down due to mining projects as well.

Moreover, farmers have to change their plantation culture, based on Chinese demand. In the past, they only grew seasonal crops. Now, they are mono-cropping as the Chinese have persuaded the farmers to grow corn and watermelons, which are in high demand in their country. They have also pushed them to boost the quality of their crops and sell the farmers insecticides, weed killers and fertilizers.

Young people are also looking for an opportunity to work either in China or Thailand. In every village in Shan State, a large majority of young people are now working in China. It is sad to see that a large number of Chinese are flowing into the state while the natives are leaving for China. They have replaced the local [population].

U Aung Myo Htun: Las plantaciones de caucho, maíz, plátanos y sandías se han expandido gradualmente. Usan insecticidas, herbicidas y fertilizantes y los eliminan de forma descuidada. Esto ha llevado a la contaminación de los suministros de agua en estas zonas, que a su vez causa daños al suelo y la muerte del ganado. Los proyectos de minería han destruido el ecosistema y los recursos hídricos. También se han talado muchos bosques por los proyectos mineros.

Además, los agricultores tienen que cambiar su cultura de plantación, debido a la demanda china. Antes, solamenet cultivaban productos temporada. Ahora, están haciendo monocultivos, los chinos han persuadido a los agricultores para que cultiven maíz y sandías, que tienen gran demanda en su país. También los han presionado para que mejoren la calidad de sus cultivos y vendan a los agricultores insecticidas, herbicidas y fertilizantes.

Los jóvenes también están buscando oportunidades de trabajar en China o Tailandia. En todas las aldeas del estado de Shan, la mayoría de jóvenes trabaja ahora en China. Es triste ver que un gran número de chinos están entrando al estado mientras quenes son de acá están saliendo para China. Han reemplazado a la [población] local.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.