¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Liberan a periodista indígena guatemalteco acusado de terrorismo

Juzgado de Mayor Riesgo “B” liberó a Francisco Lucas Pedro que estaba detenido desde el 21 de diciembre de 2019. Foto de Nanci Sinto. Usada con autorización.

El 3 de enero de 2020, un juzgado de la Ciudad de Guatemala puso en libertad al periodista y activista indígena Francisco Lucas Pedro, que pasó 13 días detenido después de su arresto en el departamento de Huehuetenango, al noreste del país. Según la Policía, estaba acusado de terrorismo e incendio provocado, pero grupos de derechos humanos sostienen que el arresto fue ilegal.

En 2012, una corte penal emitió una orden de arresto contra Lucas sobre la base de una denuncia hecha por Ecoener Hidralia Energía, financiada por el Banco Mundial. Esta es la empresa española detrás de Hidro Santa Cruz, empresa que planeaba construir una represa en el río Q'am B'alam, que el pueblo q'anjob'al considera sagrado.

Lucas era un activo participante del movimiento cívico contra la represa, cuya construcción fue cancelada tras ocho años de protestas, batallas judiciales y presión internacional. Ecoener Hidralia Energía salió de Guatemala en 2016.

Prensa Comunitaria, junto con la activista ganador del Nobel Rigoberta Menchu, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones para los Derechos Humanos en Guatemala (OACNUDH Guatemala) y la Oficina de Derechos Humanos en Guatemala encabezaron una campaña para la liberación de Lucas.

Cuando quedó libre, Lucas dijo a los reporteros que el arresto ha afectado su salud física y mental.

Hoy, tres de enero, me encuentro aquí, el juez me ha dictado “falta de mérito”, pero también quiero hacer saber al público que me ha afectado la vida, me ha afectado en partes físicos de esta tortura que le hace pasar a uno y también quiero hacer claro, quiero hacer ver al mundo que soy inocente.

La Policía dice que a Lucas se le acusó de “coerción, amenazas, incendio provocado, actividad contra la seguridad de la nación, terrorismo, secuestro, detenciones ilegales y ataque contra la seguridad de los servicios públicos”. Presuntamente, estas acusaciones en su contra fueron retiradas en 2016 por razones que Global Voices.

En total, 21 defensores de tierras fueron acusados en el caso de Hidro Santa Cruz case. Dos de los acusados, Saúl Méndez y Rogelio Velásquez, fueron sentenciados a 33 años de prisión por conspiración para cometer asesinato en 2014. Los dejaron en libertad en 2016 tras ganar una apelación. En este caso, los jueces de apelaciones escribieron que “no podemos consentir, ni respaldar una negligente, ineficaz e ineficiente investigación, que se basa en evidencia no fundamentada… [El fiscal] menos pudo obtener algún tipo de indicio para establecer las acciones atribuidas a los acusados”, según extractos informados por Centro de Medios Independientes de Guatemala (CMI Guatemala).

Lucas es más conocido por su nombre maya, Palas Luin, pertenece al movimiento político indígena Winaq, y es un contador experto que trabaja para el medio Prensa Comunitaria. Al momento de su arresto, estaba informando del juicio de dos trabajadores de la planta de Hidro Santa Cruz que estaban acusados de asesinar a un miembro de la comunidad local y por herir a otros dos en 2012, según Prensa Comunitaria.

Juzgado de Mayor Riesgo “B” liberó a Francisco Lucas Pedro que estaba detenido desde el 21 de diciembre de 2019. Foto de Nanci Sinto. Usada con autorización.

Defensores de derechos humanos guatemaltecos enfrentan amenazas judiciales

El relator especial de Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de derechos humanos, Michel Forst, cree que Lucas es otra víctima de una serie de recientes casos judiciales contra defensores ambientales en el país centroamericano.

Entre 2017 y 2019, 106 líderes de derechos humanos, y en particular, personas indígenas, han sido detenidos injustamente, según OACNUDH y la Oficina Guatemalteca de Derechos Humanos. Según estas instituciones, las víctimas son “presentadas como delincuentes”, lo que significa que el “derecho penal se ha usado indebidamente” en su contra, como lo mencionan en su informe de diciembre de 2019.

Según Global Witness, “Guatemala fue la tierra más letal para defensores de tierras por cabeza de población, con 16 muertes confirmadas” en 2018, como lo informó France24. Guatemala tuvo un gran aumento de ataques contra defensores de tierras est ese año también.

OACNUDH y la Oficina de Derechos Humanos también mencionan en el informe que los “ataques contra los defensores tienen impactos negativos en varios niveles. incluidas las esferas individual, familiar y colectiva/comunitaria (sobre todo en caso de pueblos indígenas) y generan, como resultado, el efectos silenciadores y paralizantes en su trabajo”.

La sociedad guatemalteca está polarizada por asuntos como este. Cuando OACNUDH tuiteó su apoyo a Lucas, las personas respondieron escépticamente a su inocencia.

Por ejemplo, los usuarios Hugo Castañeda y Luisa Ferreiro respondieron, respectivamente, que “cualquier delito está permitido si se hace llamar defensor de derechos humanos” y “Es increíble cómo apoyan a los guerrilleros, qué asco me dan”.

Otros, con la etiqueta #ChicoLibre, mostraron su apoyo a Lucas. Victorino Tejaxún, por ejemplo, tuiteó que creía que al señor Lucas lo estaban haciendo ver como delincuente injustamente.

La cantante indígena kaqchikel Sara Curruchich también tuiteó su apoyo.

Para Nansi Rodriguez, colaboradora que informa sobre Guatemala en el boletín semanal Central American News, el arresto fue devastador. Cada semana, depende de Prensa Comunitaria -–que se describe como “periodismo comunitario, de derechos humanos, feminista”–- como fuente de noticias valiosa e irremplazable.

“Es desalentador porque Prensa Comunitaria es la principal fuente de noticias que brinda información de todos estos asuntos ambientales y ataques contra pueblos que ningún medio convencionla aborda”, dijo la señora Rodríguez a Global Voices. “Prensa Comunitaria brinda esperanza de que las personas se mantengan informadas y que las comunidades marginadas tengan voz”.

Prensa Libre, uno de los mayores diarios de Guatemala, no ha informado sobre el arresto.

Nota de la editora: Melissa Vida, autora de este artículo, es editora del boletín semanal Central American News.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.