Humo de incendios en Australia llegó a Sudamérica

Nubes de tormenta. Foto de Piqsels.com (CC0 dominio público).

Los chilenos se sorprendieron por los días nublados en pleno enero –un clima nada común para la temporada de verano del país. La anomalía fue causada por el humo originado por los “monstruosos incendios” de Australia, que llegó a Sudamérica los primeros días de enero de 2020, informa la BBC. Chile, Uruguay, Argentina y Brasil se han visto afectados.

En Australia, cerca de 6000 km² de tierra se quemó después de que los incendios forestales de temporada se intensificaron por el cambio climático. El fuego cobró la vida de 27 personas y, según un estimado, más de mil millones de animales. Cuando el humo de las llamas llegó a la baja estratósfera, logró recorrer 12 000 kilómetros hasta Chile, impasible. La niebla tóxica que llegó a Sudamérica no es peligroso para la salud de la población, a diferencia de cómo es en Australia.

El Servicio Oficial de Meteorología de Chile publicó imágenes que muestran el recorrido del humo a través del océano Pacífico:

Según el diario chileno La Tercera, el cielo de la capital del país, Santiago, se vio cubierto por una nube que causó un leve descenso en las temperaturas.

Así se vio en Valizas, Uruguay. El periodista Alberto Siva publicó esta foto y expicó que el humo alteró el color de la puesta de sol, como lo confirmó el Instituto Uruguayo de Meteorología (INUMET).

Y así se vio desde Buenos Aires y Patagonia al atardecer:

Los usuarios también han publicado sus opiniones sobre este suceso. Ramiro Diez tuteó cómo los problemas ecológicos del mundo están interconectados:

El músico chileno Nano Stern tuiteó sobre su sentir de desesperanza ante cómo algunos niegan el calentamiento global:

De otro lado, más de 30 000 personas en Sídney, Australia, protestaron contra el manejo de su Gobierno ante la crisis de incendios e instó a más acción sobre el clima el 12 de enero de 2020.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.