¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Evacuación en Filipinas por emisiones de humo y cenizas del volcán activo más pequeño del país

Foto de Ciriaco Santiago III / Manila Today

Este es un artículo de Ciriaco Santiago III publicado en Manila Today, sitio web de noticias alternativo de Filipinas. Se reproduce con autorización. Traducción de Karlo Mongaya.

El 12 de enero de 2020 se produjo la erupción freática de volcán Taal (emisión de humo causada por el agua en ebullición de la boca del volcán) en Filipinas. El volcán se encuentra al sur de Manila, la capital del país, y es uno de lo volcanes activos más pequeños del mundo.

En consecuencia, una lluvia de cenizas cayó sobre los barrios colindantes al volcán y llegó hasta varios regiones, como el sur de Tagalog (región al sur de Manila), Metro Manila y Central Luzon (región al norte de la capital). Todos los vuelos del Aeropuerto Internacional Ninoy Aquino fueron cancelados.

También se cancelaron el 13 y 14 de enero las clases para todos los niveles y el trabajo a nivel gubernamental, exceptuando a los “servicios de primera línea”, como hospitales, centros de emergencia, etc., en el sur de Tagalog, Metro Manila y algunas partes de Central Luzon. Hacia la tercera semana de enero, la cancelación de clases seguía vigente en Batangas, Cavite y Laguna durante el cuarto día de erupción volcánica.

El 13 de enero, día siguiente a la erupción, el Instituto de Vulcanología y Seismología de Filipinas (PHIVOLCS, por sus siglas en inglés) emitió una alerta de erupción magmática (presencia de magma en la boca) del volcán Taal.

Se estima que son más de 30 000 las personas afectadas y evacuadas de Batangas y Cavite a raíz de la erupción volcánica, según informó el Consejo Nacional de Reducción y Manejo del Riesgo de Desastre. De acuerdo a la mencionada entidad, más de 33 000 personas se registraron en los centros de evacuación. Es posible que en esta cifra no se haya calculado a los evacuados que optaron por recurrir a un alojamiento temporal por sus propios medios.

Los ciudadanos denunciaron la falta de aviso y rapidez en medio de la tragedia, lo que hizo que muchos evacuaran por sus propios medios luego de los temblores y la emisión de humo desde el volcán, co lo que quedaron expuestos a un peligro inminente. Por este motivo, no pudieron rescatar a los animales en la isla del volcán, entre los que se encuentran cientos de caballos que se usan para transportar a los turistas hasta la boca del volcán, y otros animales que se presumen han muerto como resultado de la copiosa lluvia de cenizas.

Foto de Ciriaco Santiago III / Manila Today

Redidentes de Barangay San Nicolas comienzan a evacuar luego de que alrededor de las 15:00 horas del 12 de enero el volcán Taal comenzara a emitir humo.

Foto de Ciriaco Santiago III / Manila Today

El domingo 12 de enero el humo del volcán Taal se hizo más espeso.

Foto de Ciriaco Santiago III / Manila Today. Se puede ver detrás de la estatua del Cristo Redentor en Marian Orchad (Balete, Batangas) el espeso humo que comenzó a emitir el volcán Taal.

La pesca es el sustento principal de los habitantes de las comunidades que rodean al volcán Taal. Se estima que unas 15 033 toneladas de sardinela tawilis, especie de pez en peligro de extinción que se encuentra en el lago Taal, fueron afectadas por la erupción volcánica.

Foto de Ciriaco Santiago III / Manila Today

Durante el segundo día de la erupción, lo único que se podía encontrar en un barangay de Agoncillo, Batangas eran huellas de animales, luego de que toda la población fuera evacuada la noche anterior.

Foto de Ciriaco Santiago III / Manila Today

Algunos volvieron para rescatar y sus herramientas de trabajo que tuvieron que dejar.

Foto de Ciriaco Santiago III / Manila Today

Melvin Ocampo baña a su yegua Princess Love Bunga para quitarle el polvo luego de que quedó expuesta durante toda la noche a las cenizas producidas por la explosión del volcán Taal.

Foto de Ciriaco Santiago III / Manila Today

La vida y el trabajo continúan para un habitante del pueblo de Kinalaglagan, Mataas na Kahoy a pesar de que el volcán Taal siguió en erupción por segundo día consecutivo.

Foto de Ciriaco Santiago III / Manila Today

El humo desde el volcán Taal seguía espeso en el segundo día de erupción.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.