- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Trinidad y Tobago sigue enfrentando estigma de VIH y falta de educación sexual

Categorías: Caribe, Trinidad y Tobago, Ciencia, Derechos humanos, Desarrollo, Educación, Gobernabilidad, Juventud, Medios ciudadanos, Mujer y género, Salud
[1]

Selección de suministros de salud reproductiva. Foto de la Coalición de Suministros de Salud Reproductiva
@rhsupplies, vía Unsplash.

En una entrevista con el medio trinitense Newsday [2] a mediados de diciembre de 2019, Terrence Deyalsingh, ministro de Salud de Trinidad y Tobago, hizo una declaración controvertida [3] cuando sugirió que si el fármaco que previene el VIH, conocido como PrEP (profilaxis previa a la exposición), estuviera disponible alentaría la promiscuidad.

El ministro Deyalsingh hizo comentarios similares en la ceremonia de suscripción del Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH y sida en 2016, dirigido a eliminar la diseminación del VIH para 2030. En la ceremonia, el ministro dejó en claro que el Gobierno no permitiría [3] el acceso al PrEP a través del sistema de salud pública.

La actitud de Deyalsingh hacia la prevención del VIH/sida pone de manifiesto la actual lucha de Trinidad y Tobago con el estigma del VIH y falta de educación sexual.

Aunque está demostrado que el PrEP reduce las opciones de contraer el virus del VIH, Deyalsingh sostuvo que el Gobierno no subsidiará el fármaco PrEP porque la promoción de su campaña del VIH/sida del ministerio es cuidado tras la exposición, no prevención. Dijo [3] que si las personas quieren el fármaco, está disponible en el sector privado de salud.

Deyalsingh mencionó excepciones a la regla, y los cuidadanos sintieron que sus comentarios exacerbam el fuerte estigma de VIH/sida.

En la entrevista [3] con Newsday, Deyalsingh explicó que un trabajador del sector salud se clavó accidentalmente una aguja, por ejemplo, o en casos de ataque sexual, los involucrados tendrían el tratamiento si existe la posibilidad de que contraigan el virus. Mientras la Organización Mundial de la Salud clasifica el PrEP como una “medicina esencial [4]“, el ministro explicó su posición:

PrEP is to give […] to people before exposure or with no exposure to HIV…It means that knowingly you are going to engage in some sort of behaviour that would cause you to be at a higher risk of getting HIV and you want to take a drug to prevent yourself from getting HIV. […]

That is not government policy […] It's a simple as that.

PrEP es dar […] a las personas antes de la exposición al VIH… Significa que, a sabiendas, vas a participar en algún comportamiento que te pondría en mayor riesgo de contraer VIH y quieres tomar un fármaco para evitar contraer VIH. […]

Esa no es una política del Gobierno […] tan simple como eso.

Su comentario fue recibido con muchas críticas, sobre todo de los aproximadamente 29 000 ciudadanos [5] que viven con el virus —un número reducido [6], gracias en parte a las iniciativas de agencias gubernamentales y organizaciones no gubernamentales dedicadas a la educación, prevención y reducción del estigma del VIH/sida.

Estigma por HIV

Los pacientes positivos de VIH a menudo enfrentan discriminación [7] por su condición de salud, y muchos no pueden pagar los fármacos necesarios a través del sistema de salud privado.

La Asociación de Planificación Familiar de Trinidad y Tobago [8] (FPATT por su nombre en inglés) ha insistido [9] que el Gobierno debe hacer que el fármaco esté disponible al público, y ha señalado que los ciudadanos tienen el derecho de acceder a medicación en el sector de salud público.

Donna Da Costa Martinez, directora ejecutiva de FPATT, calificó la declaración del ministro de “miope”, reprendió [10] a Deyalsingh por contribuir a la narrativa de que el fármaco alienta la promiscuidad, más que educar al público sobre su propósito: ser una “herramienta útil para evitar el VIH”:

The statement is not only short-sighted but harmful, as the deciding factor then becomes grounded in a moral debate about human sexuality, an integral part of who we are and what we do.

La declaración no es solamente corta de vista sino que es dañina, pues el factor decisivo entonces se enraíza en un debate moral sobre sexualidad humana, parte integral de quiénes somos y qué hacemos.

Falta de educación sexual

La Asociación de Planificación Familiar [11], la ministra de Deportes y Asuntos Juveniles, Shamfa Cudjoe [12], y el ministro Deyalsingh, en representación del Ministerio de Salud, han manifestado que el país necesita reformas masivas en educación sexual, pero poco [13] o nada [14] ha hecho el Ministerio de Educación.

Deyalsingh está a favor de la educación sexual [15] y admite que el hecho de que no se imparta contribuye a la información equivocada [3] entre los jóvenes:

Let’s not try to put our heads in the ground. Let’s just open our eyes, face the realities and make sure that we introduce sexual education adequate for the age of the students in schools.

No ocultemos la verdad. Abramos los ojos, enfrentemos la realidad y asegurémonos de presentar educación sexual adecuada para la edad de los escolares.

De todas maneras, varias entidades religiosas del país condenan el concepto de educación sexual, sobre todo el Consejo de Iglesias Evangélicas de Trinidad y Tobago [16].

A pesar del mandato estatal de tener una visión laica cuando se trata de leyes y políticas, los funcionarios gubernamentales, por lo general de los ministerios de Salud y Educación, suelen ser condescendientes con los intereses de la diversa población religiosa del país y usan la religión como su razón [17] para no elaborar un currículum integral de educación sexual.

Como resultado, los sucesivos gobiernos han tenido una política de “no intervención” [12] cuando se trata de educación sexual, y muchos colegios optan por un enfoque de abstinencia, sobre todo por el hecho de que la mayoría de escuelas del país tiene afiliaciones religiosas.

Actualmente, el ministerio tiene un currículum de Salud Primaria y Educación de Vida Familiar (HFLE) con el objetivo de enseñar a los niños sobre sexo, sexualidad y enfermedades por transmisión sexuales. Sin embargo, el programa no es obligatorio para los maestros. Como el ministerio no tiene muchos maestros especializados para enseñar la materia, dependen [18] de la “buena voluntad de los maestros”:

Eso sí… el programa será planificado independientemente de si tienen alguien que enseñe o no. Hasta oí a un maestro decir “lo programaremos, solamente tendremos un periodo libre”.
———-
Estos son los temas que abarca el plan de estudios. E incluso después de que el Ministerio de Educación ofreció a los maestros la opción de NO enseñar nada referente a la sexualidad, y oftreció enviar a alguien específicamente para esa parte… se siguieron NEGANDO a enseñarlos.

Además de esta falta de educación sexual hay mucho [21] embarazo no planificado [22] y falta de conocimiento sobre cómo se contraen y pervienen las infecciones de transmisión sexual.

El doctor Kale Ferguson, presidente del Comité de Coordinación del sida, dijo [6] en un discurso en 2019 que la educación de los jóvenes es clave para prevenir el VIH y para reducir el estigma. El grupo con [23]más riesgo” [23] de VIH de Trinidad y Tobago son mujeres de entre 15 y 24 años.

‘Hipocresía moral’

Por su parte, Colin Robinson de la Coalición de Defensa para la Inclusión de la Orientación Sexual (CAISO), que ha promovido el uso de PrEP como medida de prevención, ha acusado al ministro Deyalsingh de “hiporesía moral”.

Según Robinson, con su negativa a implementar [24] una política para permitir el PrEP, el ministro se interpone en el camino de la protección. Explicó que la decisión de poner el fármaco a disposición en el sistema de salud público recae solamente en el ministro, y lamentó la postura del ministerio y dijo “No estamos fortaleciendo realmente a las comunidades para parar el VIH”.

Otros territorios del Caribe, como Guyana [25], ya han implementado el uso del fármaco para evitar el VIH y salvar vidas.

Hasta el final de 2019, el ministro Deyalsingh no había respondido a las afirmaciones en torno a su declaración.

Acá puedes leer [26] sobre VIH/sida y otros métodos de prevención de enfermedades de transmisión sexual en Trinidad y Tobago, y cómo puedes hacerte pruebas.