Costumbres mediáticas de la minoría vietnamita en República Checa: Entrevista con el profesor Tae-Sik Kim

Tienda de abarrotes local gestionada por propietarios vietnamitas en Praga. Casi siempre mantienen la puerta abierta, incluso durante el invierno. Fotografía de Filip Noubel, usada con autorización.

Con más de 80 000 personas, los vietnamitas son una de las mayores minorías étnicas de la República Checa, donde equivalen aproximadamente al 1 % de la población del país. La mayoría pertenece a la segunda generación de estudiantes y trabajadores vietnamitas que emigraron a la Checoslovaquia socialista durante la década de 1970 dentro del marco de los acuerdos de migración CAEM (Consejo de Asistencia Económica Mutua).

Las relaciones comerciales y culturales entre ambas naciones se extendieron hasta hoy en día, y muchos vietnamitas continúan migrando hacia la República Checa para estudiar, comercializar y reunirse con la familia. Esta comunidad numerosa contribuye a moldear una cultura nueva que fusiona elementos de ambos países.

Entrevisté al profesor Tae-Sik Kim después de concluir su presentación sobre la producción y el consumo mediático checo-vietnamita en la conferencia de Prague Media Point, en Praga, en diciembre de 2019. Kim es académico surcoreano que estudió en su país y en Estados Unidos, y ahora es catedrático en la Universidad Masaryk en Brno, República Checa. Centra su interés en los medios de comunicación de vietnamientas fuera del país, las comunidades asiáticas y en la semiótica visual. Esta entrevista fue editada por motivos de brevedad.

Filip Noubel (FN): ¿Podrías describir los hábitos de consumo mediático de la primera generación checo-vietnamita?

Tae-Sik Kim (TSK): The first generation of Vietnamese migrants to the Czech Republic relies heavily on Vietnamese satellite TV. If you visit Vietnamese restaurants, shops, or Prague's large-size wholesale Vietnamese market, SAPA, you will most likely hear the sound of Vietnamese language coming from a TV set, a tablet or a mobile phone. Many Vietnamese households also subscribe to Vietnamese satellite TV, now available from all major TV providers in the Czech Republic. I would say that Vietnamese satellite TV caters almost exclusively to the first generation, and those freshly arrived mainly because of language barriers and lifestyles, including their working conditions in shops and eateries. For this group, it has replaced older technologies such as VHR and VCD.

Tae-Sik Kim (TSK): La primera generación de vietnamitas que migró a República Checa depende fuertemente de la televisión satelital vietnamita. Si visitas los restaurantes o comercios vietnamitas o el enorme mercado de venta al por mayor vietnamita de Praga, SAPA, probablemente escucharás el sonido del lenguaje vietnamita que proviene de la televisión, una tableta o teléfono móvil. Muchos hogares vietnamitas también se suscriben a la televisión satelital vietnamita, que ahora está disponible en todos los principales proveedores de cable en República Checa. Diría que la televisión satelital vietnamita ofrece sus servicios casi de manera exclusiva a la primera generación, y a los que se van asentando en el país, principalmente debido a las barreras del lenguaje y los estilos de vida, entre estos sus condiciones laborales en las tiendas y restaurantes. Para este grupo, reemplazó las tecnologías antiguas como VHR y VCD.

Mercado de venta al por mayor SAPA en Praga, en donde se venden alimentos vietnamitas y asiáticos. Fotografía de Tae-Sik Kim, usada con autorización

FN: ¿En qué se diferencia la segunda generación en ese aspecto, y qué papel que juegan los medios sociales en esa parte de la comunidad?

TSK:  Not unlike people of their age group across the world, young, second-generation Czech-Vietnamese have fully adopted the internet in their daily media practices. While migrant children used to watch Vietnamese TV together with their parents mostly at meal times, their media practices have gotten more individualized as they use their private digital devices. A key criterion to classify social media in the Vietnamese community is language. While the first generation and recent migrants tend to rely on social networks based either in Vietnam or in their own diasporic community, such as the site Sangu.eu, migrant children who are fluent in both Czech and Vietnamese have formed diverse “transnational” social networks bridging Vietnam, the Czech Republic and their diasporic community. These include Facebook pages like the one by NGO Viet Up, which tends to organize community events for migrant children. Others act as representations of Vietnamese identity, those include Hội Thanh niên Sinh viên Việt Nam tại CH Séc. Finally some highlight transnational identities, for example the South East Asian Liaison page. While the Vietnamese community has failed to establish a conventional form of diasporic media, online media such as Vietinfo and Sangu have emerged to fill that gap. All those online platforms work as communication channels crossing national and community borders. As a result, social media have become the place for an ongoing negotiation of transnational lives.

TSK: Como las personas que están en el mismo rango de edad alrededor del mundo, la segunda generación checo-vietnamita joven adoptó completamente el internet a sus actividades mediáticas diarias. Aunque los hijos de migrantes veían televisión vietnamita junto a sus padres, generalmente a la hora de la comida, sus actividades mediáticas se han vuelto más individualizadas a medida que utilizan sus dispositivos digitales privados. Un criterio clave para clasificar los medios sociales en la comunidad vietnamita es el lenguaje. A pesar de que la primera generación y los nuevos migrantes tienden a confiar en las redes sociales establecidas ya sea en Vietnam o en sus publicaciones del extranjero, como el sitio Sangu.eu, los niños migrantes que dominan el checo como el vietnamita han creado diversas redes sociales “transnacionales” que conectan a Vietnam, la República Checa y sus comunidades en el extranjero. Esto incluye páginas de Facebook como la de la ONG Viet Up, que contribuye a organizar eventos comunitarios para los niños migrantes. Otras sirven como representaciones de la identidad vietnamita, como Hội Thanh niên Sinh viên Việt Nam tại CH Séc. Y finalmente, algunas resaltan las identidades transnacionales, por ejemplo la página South East Asian Liaison. Aunque la comunidad vietnamita no ha podido establecer una forma de medio convencional en e extranjero, los medios en línea como Vietinfo y Sangu surgieron para llenar ese vacío. Todas estas plataformas en línea funcionan como canales de comunicación que atraviesan las fronteras nacionales y comunitarias. Por consiguiente, los medios sociales se convirtieron en el lugar donde se llevan a cabo discusiones continúas de vidas transnacionales.

FN: ¿Cuál es el papel que juega los medios coreanos y la cultura pop para la generación más joven de esta comunidad?

TSK: Korea media products have been popular in the past decades in South East Asia including Vietnam. Young Vietnamese in the Czech Republic have also been exposed to Korean media, given their technological availability and linguistic flexibility. Indeed, shared media practices often reflect the audiences’ common cultural identities and orientations. In this context, cultural similarity is not located between Vietnamese and Korean cultures, but rather in the commonality of a diasporic experiences and representations of an Asian culture in a non-Asian environment. Typically, the image of Asian children coming from sacrificial, hardworking migrant families is very different from the image of Czech children who are not expected to participate in the cultural sensibility of valuing family and work ethic. On the other hand, younger Czech-Vietnamese are also likely to differentiate themselves from the earlier generation of Vietnamese migrants. They identify themselves as people who are sensitive to cultural trends and have pronounced urban tastes. Taking advantage of their perceived higher human capital, they take a step closer to the cultural tastes of their contemporary Korean audiences.

TSK: Los productos mediáticos coreanos han gozado de popularidad en las últimas décadas en el sureste asiático, incluso en Vietnam. La juventud vietnamita en República Checa también ha estado expuesta a los medios coreanos, debido a su disponibilidad tecnológica y flexibilidad lingüística. En realidad, las actividades mediáticas comunes a menudo reflejan las identidades culturales comunes y orientaciones de las audiencias. En este contexto, la similitud cultural no se establece entre las culturas vietnamita y coreana, sino en los aspectos comunes de las experiencias en el extranjero y las representaciones de una cultura asiática en un entorno no asiático. Por lo general, la imagen de los niños asiáticos que provienen de familias migrantes sufridas y trabajadoras es muy diferente a la imagen de los niños checos de quienes no se espera que participen en la sensibilidad cultural de valorar a la familia y la ética de trabajo. Por otro lado, los checo-vietnamitas más jóvenes también están predispuestos a diferenciarse de la primera generación de migrantes vietnamitas. Se identifican como personas que son susceptibles a las tendencias culturales y poseen gustos urbanos definidos. Sacando provecho de su percepción del capital humano mayor, se acercan a los gustos culturales de sus audiencias coreanas contemporáneas.

FN: ¿Cómo se representa normalmente a los vietnamitas en los medios de comunicación checos?

TSK: Although I have learned that Vietnamese people are increasingly present in Czech media, I wouldn’t say that the stereotypical, negative representation of Vietnamese migrants in the Czech Republic has completely disappeared. However, my concern is more about the implied discourse about this population. Vietnamese migrants are often portrayed in Czech media as hardworking, successful economic migrants who raise competitive children. This approach has created a monotonous image of Vietnamese people, which is a very easy way to objectify a certain population. The truth is that Vietnamese people in the Czech Republic are no longer confined within their small shops.

TSK: Aunque comprendo que los vietnamitas aparezcan cada vez más en los medios checos, no diría que la representación estereotipada y negativa de los migrantes vietnamitas en la República Checa ha desaparecido completamente. No obstante, mi inquietud trata más sobre el discurso implícito acerca de esta población. A menudo retratan a los migrantes vietnamitas en los medios checos como migrantes trabajadores y comerciantes lucrativos que crían niños competitivos. Este enfoque creó una imagen monótona de los vietnamitas, que es una manera muy fácil convertir a una población en objeto. La verdad es que los vietnamitas en la República Checa ya no se limitan a estar dentro de sus tienditas.

Ejemplo de un restaurante vietnamita moderno en Praga cuyo nombre es un combinación de la palabra checa “polévka” que significa sopa y el nombre de la sopa tradicional vietnamita “phở”. Fotografía de Tae-Sik Kim, usada con autorización.

FN: Denominas a la comunidad vietnamita como un “mediador del espacio urbano”. ¿Podrías explicar este concepto?

TSK: The Vietnamese have never formed ethnic enclaves in Czech urban areas. Although there are a couple of huge-sized wholesale complex exclusively owned by Vietnamese migrants in major cities like Prague and Brno, these places are quite different from the conventional ethnic enclaves in other global cities. They work as the backbone for Vietnamese retail businesses, rather than as centers of diasporic communities. The place where Czech people meet Vietnamese migrants on a daily basis are the small, local grocery businesses (called potraviny, meaning grocery, or večerka, meaning night shop) that have been almost entirely “monopolized” across the country by Vietnamese people. Since they are all located in local neighborhoods, these shops are quite common places for those who are relatively immobile and poor. Far from looking like global brand stores, local grocery shops often come to embody Vietnamese migrants as economic migrants who are not very westernized, urbanized, polished, or trendy. The irony is that such a (un)consciously ignored place tells much about the cultural position assigned by the majority to a migrant group. On the other hand, trendy-looking Vietnamese restaurants and cafes are  becoming increasingly visible in Czech urban centers and represent Vietnamese migrants in a radically different way. Coupled with the recent rapid economic growth and the tourism boom of the Czech Republic, these westernized, urbanized, polished, or trendy places are warmly welcomed. While it is still too early to generalize how Czech people perceive the Vietnamese diaspora, one can assume they have started to differentiate between different ways of being Vietnamese in the Czech Republic.

TSK: Los vietnamitas nunca han creado enclaves étnicos en zonas urbanas checas. Aunque existen algunos enormes complejos de venta al por mayor que pertenecen exclusivamente a migrantes vietnamitas en ciudades importantes como Praga y Brno, son bastante diferentes a los enclaves étnicos convencionales que se encuentran en otras ciudades globales. Funcionan como el cimiento para comercios vietnamitas de venta al por menor, en lugar de centros de convivencia de los extranjeros. El lugar donde los checos se reúnen diariamente con los migrantes vietnamitas son las pequeñas tiendas de abarrotes (llamados potraviny que significa abarrotes, o večerka que significa tienda de comestibles) que están “monopolizadas” casi en su totalidad por vietnamitas a lo largo del país. Dado que están ubicadas en los vecindarios, estas tiendas son lugares bastante comunes para los que son relativamente inmóviles y pobres. Aunque su apariencia no se asemeja en nada a las tiendas de marca mundial, estas tiendas de abarrotes a menudo personifican a los migrantes vietnamitas como migrantes comerciantes que son poco occidentales, urbanizados, refinados o modernos. La ironía es que ese lugar ignorado consciente o inconscientemente dice mucho sobre la posición cultural que asigna la mayoría a un grupo migrante. Por otro lado, los restaurantes y cafés vietnamitas de apariencia moderna se están volviendo cada vez más visibles en los centros urbanos checos y representan a los migrantes vietnamitas de una forma radicalmente diferente. Acompañado con el rápido crecimiento económico reciente y el auge del turismo de la República Checa, estos lugares occidentales, urbanizados, refinados o modernos gozan de una buena aceptación. Aunque es todavía demasiado pronto para generalizar cómo perciben los checos a la comunidad vietnamita, se puede asumir que han comenzado a diferenciar entre las maneras diferentes de ser vietnamita en la República Checa.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.