¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

En previsión por desplazamientos masivos de Año Nuevo, China toma en serio por fin el coronavirus de Wuhan

El Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades informó con una infografía que el nuevo virus no es SARS. Captura de pantalla.

Mientras más de 400 millones de ciudadanos chinos se preparan para recibir el nuevo año lunar el 24 de enero, con una de las mayores migraciones estacionales del planeta, los rumores iniciales sobre una nueva forma de coronavirus se confirman en todo el mundo, y aunque a regañadientes, también en China.

Desde mediados de enero de 2020 circulan rumores en China sobre un brote viral, inicialmente detectado en la ciudad de Wuhan, en el centro del país. Hasta hace muy poco, los medios sociales chinos no mencionaban el virus, conocido popularmente como coronavirus de Wuhan, a causa de las estrictas leyes que castigan la difusión de “noticias falsas”.

No obstante, ahora que millones de viajeros se preparan para visitar a sus familias por todo el país durante las festividades, crece el temor de que se propague, después de que el número de casos confirmados se triplicase hasta más de 200.

El coronavirus de Wuhan es una nueva cepa vírica que causa neumonía y, en los casos más graves, puede provocar un fallo pulmonar. El primer caso se registró el 8 de diciembre de 2019, aunque hasta el 30 de diciembre no comenzó a circular en línea un documento oficial emitido por las autoridades sanitarias de Wuhan sobre el misterioso virus. El 31, la Comisión Nacional de Salud de la República Popular China se desplazó a Wuhan para investigar la situación. Solo entonces se dio permiso a las agencias chinas de noticias para cubrir el brote de Wuhan.

A finales de diciembre, las autoridades informaron de 27 casos, de los cuales siete pacientes se hallaban en estado grave. La mayoría de los 27 enfermos infectados en diciembre habían trabajado en el mercado de productos frescos Huanan de Wuhan, donde se venden animales salvajes, que fue clausurado el 1 de enero. Además, el 31 de diciembre, las autoridades sanitarias de Wuhan declararon que aún no se habían registrado casos de transmisión entre humanos.

Como es muy probable que el origen del virus esté en los animales salvajes, algunos internautas lo han asociado con el brote de SARS de 2003 que provocó 774 muertes en 37 países. En línea también se rumoreó que las autoridades sanitarias de Wuhan no aislaron a los pacientes con síntomas menos graves y que por esta causa se habían producido trasmisiones entre humanos.

Las autoridades chinas comenzaron a reprimir lo que se consideraron rumores “agitadores”. Al menos ocho internautas fueron interrogados por la Policía de Wuhan el 1 de enero de 2020, al tiempo que muchos otros vieron sus cuentas en redes sociales bloqueadas por “difundir rumores”

Numerosos internautas se indignaron por lo que consideraron una cortina de humo de las autoridades:

民眾傳謠還不是(因)官方一天了都沒有說法,這也怪大家嗎?我說話的權利沒有,連知道真相,恐慌自救的權利還沒有嗎?

La gente rumorea porque las autoridades no han explicado qué ha causado el brote. ¿Cómo se puede culpar a la gente por eso? No tengo derecho a hablar, no tengo derecho a conocer la verdad, ¿ni siquiera tengo derecho a ponerme a salvo?

El 7 de enero, los expertos médicos confirmaron que la neumonía de Wuhan está causada por un nuevo coronavirus que nunca se había encontrado en el cuerpo humano. Según un grupo de científicos chinos, el virus está más estrechamente relacionado con cepas recolectadas en murciélagos que con el SARS o el MERS.

El 9 de enero, el virus provocó la primera muerte en Wuhan. El 13 de enero, Japón y Tailandia confirmaron casos en personas que habían estado recientemente en China.

Aún así, parece que las autoridades sanitarias chinas siguieron más preocupadas por controlar el pánico que por la propagación de la enfermedad. El 18 de enero, en una infografía publicada por el Centro Chino de Control y Prevención de Enfermedades, el Gobierno declaró que el nuevo virus no es SARS y que “la transmisión entre humanos es limitada”.

Los internautas chinos dicen sentirse presionados para que eviten atraer la atención sobre nuevos casos en los medios sociales. Un internauta comentó haber sido etiquetado por bots y patriotas en la plataforma china Weibo después de mencionar en su muro su preocupación por la situación.

El 19 de enero, otro “rumor” afirmaba que algunos trabajadores sanitarios de un hospital de la provincia costera de Cantón se había contaminado con el coronavirus de Wuhan, aunque el hospital desmintió el rumor en su sitio web. El Global Times, periódico oficial del Partido Comunista, también confirmó que se trataba de un simple rumor.

El 20 de enero, la Televisión Central China entrevistó al doctor Zhong Nanshan, destacado neumólogo que descubrió el coronavirus del SARS en 2003. El doctor confirmó que había 14 trabajadores de medios afectados por el virus en Wuhan, uno en estado crítico.

El virus de Wuhan se ha convertido en el tema más candente en las plataformas de medios sociales. Al final, el público chino ha conseguido el derecho a expresar su justificada preocupación sobre este nuevo virus.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.