- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Significado de los 8.17 millones de votos de Tsai Ing-wen en las elecciones presidenciales de Taiwán

Categorías: Asia Oriental, China, Hong Kong (China), Taiwán (RdC), Elecciones, LGBTQI+, Medios ciudadanos, Política, Relaciones internacionales, The Bridge
[1]

Tsai Ing-wen. Foto Foto de Stand News.

Por Chang Tieh-chi

Muchos analistas políticos han expresado la opinión de que la aplastante victoria de Tsai Ing-wen en las recientes elecciones presidenciales de Taiwán está relacionada con las prolongadas protestas en Hong Kong [2] contra la invasión política de Pekín.

Los representantes del partido de Tsai, Partido Democrático Progresista [3] (DPP), a favor de la independencia de Taiwán integrante de la Coalición Panverde [4] de Taiwán, han dicho que esta explicación podría destacar el hecho de que los ciudadanos taiwaneses no aceptan Un país, dos sistemas [5], marco político impuesto por Pekín para promover la “unificación” con Taiwán. Sin embargo, la Coalición Panazul [6], dirigida por el Kuomintang a favor Pekín (KMT), ha dicho que esta explicación podría dar la impresión de que Tsai no tiene ninguna política interna digna de mención. Mi opinión es que la explicación da un peso inadecuado a los 8,17 millones de votos que los ciudadanos taiwaneses dieron a Tsai.

Las protestas de Hong Kong y la soberanía de Taiwán tuvieron un gran impacto en el resultado de las elecciones, por supuesto. Los jóvenes de Taiwán han sido testigos de la dolorosa y valiente lucha de sus similares de Hong Kong, y también quieren levantarse y proteger su propia forma de vida.

Si bien la estrategia de campaña del DPP aprovechó el sentir colectivo del “final de la soberanía de Taiwán” (亡國感), los productores de ese sentir son el presidente chino, Xi Jinping, y la directora ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, que no han respetado la autonomía de Hong Kong.

El sentir de las protestas de Hong Kong se ha extendido a Taiwán, y es abrumador. El candidato presidencial del KMT, Han Guo-yu, ha acusado continuamente a Tsai de no estar dispuesta a identificarse con la República de China, pero el pueblo taiwanés se da cuenta ahora de que la estrategia prochina del KMT es una amenaza real para la existencia de la República de China, porque Pekín solamente reconoce una China, la República Popular China, constituida bajo un sistema de estado de partido único [7] bajo la dirección del Partido Comunista de China.

El KMT huyó de China a Taiwán después de haber sido derrotado por el PCC durante la guerra civil de 1949 [8]. Como el partido gobernante de la República de China, juraron que recuperarían la China continental del Partido Comunista de China. Pero la mayoría de taiwaneses no comparte el sueño del KMT, y preferirían mantener la situación una nación independiente.

Las personalidades de los dos candidatos también impactaron significativamente en el resultado de la elección. Tsai puede tener sus defectos, pero las cambiantes posiciones políticas de Han y su discurso de odio y ofensivo contra las mujeres, los trabajadores extranjeros y otros grupos, avergonzaron incluso a las élites del campo pan-azul [9].

Durante la campaña presidencial, Han comentó [10] que la “realización de los hombres llega en la segunda mitad de sus vidas mientras que la de las mujeres llega en la parte superior de sus cuerpos/vidas”. Esta afirmación no solamente limita el papel de la mujer a la esfera doméstica, sino que también conlleva implicaciones sexuales, ya que las palabras chinas para “cuerpo” y “vida” suenan casi igual. Anteriormente, al comentar el mercado laboral de Taiwán, Han utilizó la metáfora del “ave fénix que se ha ido y la gallina se ha mudado [11]” para describir el problema de la fuga de cerebros y la afluencia de extranjeros al mercado interno. La palabra china “pollo” tiene connotaciones bastante negativas cuando se utiliza para describir a las personas.

Los taiwaneses jóvenes y educados, en particular, hubieran elegido a Tsai Ing-wen de manera natural.

Si se comparan las listas de candidatos presentados tanto por el KMT como por el DPP para ocupar los escaños de representación proporcional asignados a los partidos en las elecciones legislativas nacionales de Taiwán, se pueden discernir las consideraciones políticas que subyacen a las elecciones de los dos partidos. Los candidatos del DPP son en su mayoría exmiembros del Yuan Legislativo [12] (Parlamento de Taiwán), líderes de grupos profesionales, grupos de medio ambiente, organizaciones de mujeres y sindicatos (es una lástima que Omi Wilang, líder de la comunidad aborigen de Taiwán, no haya sido incluido en la lista del DDP). En cuanto al KMT, ni siquiera Simon Chang [13], ex primer ministro del KMT durante la presidencia de Ma Ying-jeou, pudo evitar que el partido eligiera de golpe [14] a los candidatos.

Como columnista de noticias políticas, casi nunca etiqueto a figuras públicas como representantes del Partido Comunista de China. Pero da la impresión de que la lista de candidatos del KMT se hizo bajo la influencia de Pekín. Candidatos como Sandy Yeh [15], profesora jubilada de la Universidad Central de Policía, Wu Sz-huai [16], teniente general jubilado del Ejército de la República de China, y Chiu Yi [17], exlegislador del KMT, son todos conocidos por sus posturas políticas a favor de Pekín y la reunificación.

Las elecciones del Yuan Legislativo [18] se celebraron ese mismo 11 de enero de 2020, con las elecciones presidenciales. El Yuan Legislativo tiene tres distritos electorales: 73 escaños se comlpetan con elecciones regionales directas, seis escaños de elecciones nacionales de aborígenes, y 34 escaños se reservan para candidatos de representación proporcional de la lista de partidos.

Algunos han afirmado que el PPD se basó en la cuestión de la soberanía para reforzar su plataforma, y que no hizo ninguna contribución a la política interna. Esos comentarios subestiman la inteligencia del electorado. En los últimos años, Tsai ha tomado algunas medidas acertadas en materia de política social, como la reforma de pensiones [19], el aumento del salario mínimo [20], la diversificación de fuentes de energía [21], la promoción de los intercambios culturales [22] internacionales, el tratamiento de cuestiones relacionadas con la justicia de transición [23] y la inversión en innovación social [24].

Por último, pero no menos importante, es el apoyo del DPP a la legalización del matrimonio del mismo sexo [25]. Después de su mal desempeño en las elecciones locales de 2018 [26], muchos críticos hablaron en contra de la falta de determinación del DPP para impulsar la legalización del matrimonio LGBT. Pero el proyecto de ley sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo finalmente entró en vigor el 24 de mayo gracias al valiente apoyo de la presidenta Tsai Ing-wen y el primer ministro Su Tseng-chang. Los jóvenes taiwaneses se conmovieron con esa acción.

Durante las elecciones presidenciales, el KMT estaba difundiendo la idea de que el matrimonio entre personas del mismo sexo cortaría el flujo de sangre de las familias taiwanesas, , por así decirlo [27]. Como esa retórica apela a los valores tradicionales chinos, se previó que el DPP perdería algunos escaños de los legisladores. Cuando los resultados llegaron la noche de las elecciones, varios amigos LGBT exclamaron en su cuenta de Facebook que los resultados indicaban al mundo entero que los derechos de los LGBT ya no eran un tema que apagaba a los votantes taiwaneses. Un momento muy conmovedor.

Como el DPP estaba dispuesto a asumir riesgos políticos y apoyar estos importantes valores, los jóvenes taiwaneses los recompensaron con votos.

No estoy diciendo que el desempeño del DPP haya sido perfecto. Han obtuvo cinco millones de votos y el número de votos que el DPP y el KMT obtuvieron a través de la representación proporcional en las elecciones legislativas nacionales fue más o menos el mismo –ambos partidos obtuvieron 13 escaños [28]. Es un indicador de que muchos taiwaneses aún no aprueban el desempeño del partido gobernante.

En resumen, los 8,17 millones de votos que Tsai recibió son para el desarrollo de una sociedad más justa y progresista que permita a Taiwán levantarse con dignidad. Los votos son también una expresión de nuestra solidaridad con los manifestantes de Hong Kong. Utilizaremos el mismo conjunto de valores para vigilar y criticar al gobierno, así como para abogar por el cambio.

El mundo entero fue testigo de la elección de Taiwán en cuanto a nuestra posición en las relaciones con China a través del estrecho. Dentro de Taiwán, estamos entrando en una nueva era política que pertenece a todos los taiwaneses.

Chang Tieh-chi es columnista de noticias culturales y políticas de Taiwán.