¿Es el plan de paz de Trump para Medio Oriente una solución de un Estado único?

Belén es una ciudad palestina ubicada en la parte central de la Ribera Occidental, Palestina, sur de Jerusalén, 9 de octubre de 2016. Foto de Dennis Jarvis vía Flickr (CC BY 2.0).

El martes 28 de enero de 2020, el presidente estadounidense, Donald Trumpm, anunció su muy esperado plan de paz con Medio Oriente conocido como el “trato del siglo”. El plan establece un estado palestino separado y promete a Jerusalén como la capital no dividida de Israel.

“Los palestinos viven en pobreza y violencia, explotados por quienes buscan usarlos como peones para avanzar con el terrorismo y el extremismo. Merecen una vida mucho mejor”, dijo Trump said en un discurso el 28 de enero.

Según el plan de Trump, un Estado palestino solamente se llevará a cabo si los palestinos cumplen las demandas hechas por Israel. Los palestinos rechazaron ampliamente plan antes de su anuncio.

Bueno, ¿cuál es el nuevo plan de paz?

El plan incluye un “mapa conceptual” que muestra compromisos territoriales que Israel está hacuiendo para dar cabida a un Estado palestinos. Según la BBC, Trump agregó que el mapa “es más del doble del territorio palestino y ofrece una capital palestina en el este de Jerusalén”. Estados Unidos abriría una embajad aen el “nuevo Estado palestino”.

“No se desarraigarán de sus hogares ni a palestinos ni a israelíes”, dijo Trump en su discurso. Agregó que los asentamientos judíos existentes en la Ribera Occidental ocupado por Israel —ilegal según la ley internacional—  permanecerán.

Dijo que ese territorio asigando a los palestinos “seguirá abierto y sin desarrollar por un periodo de cuatro años”. Durante esos cuatro años, los palestinos “pueden estudiar el trato, negociar con Israel, y lograr los criterios para ser Estado”, según la BBC.

Finalmente, “Israel trabajará con el rey de Jordania para garantizar que se preserve la situación que rige al lugar sagrado en Jerusalén, conocido por los judíos como el Templo de la Montaña y como al-Haram al-Sharif para los musulmanes”, segun la BBC.

El plan afirma que la actual barrera de separación física entre Israel y Palestina debería quedar y será considerada la frontera entre los “dos Estados”. A lo largo de las décadas, Estados Unidos ha intentado mediar entre Israel y Palestina para crear lo que se conoce como una “solución de dos estados” en el que israelíes y palestinos vivan independientemente.

En Twitter, Shahed Amanullah comparó el plan con las reserva de los nativos estadounidenses que tiene Estados Unidos:

Eso no parece un estado. Parece una reserva de los nativos estadounidenses.

Tras el anuncio, el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, dijo que Israel es libre de anexar asentamientos en cualquier momento.

Horas después, el portavioz de Netanyahu, Jonathan Urich, anunció en Twitter que el primer ministro pedirá al gabinete que respalde la anexión total en la Ribera Occidental el domingo 2 de febrero.

Este tuit muestra los cambios que se harán con el tiempo, en las proporciones de tierra en Palestina contra los asentamientos israelíes:

Kushner dice que el territorio palestino se duplicará con esta propuesta. Así es como debería ser su visión de Palestina Libre.
———–
La Organización para la Liberación de Palestina no está de acuerdo con estos cálculos…

Una ‘farsa’, una ‘estafa’, una ‘desgracia’

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu —que enfrenta acusaciones de corrupción en Israel— estuvo en la Casa Blanca en Washington, D.C. junto a Trump mientras hacía el anuncio. No estuvieron presentes los embajadores de Egipto y Jordania —únicos países árabes que tienen tratados de paz con Israel.

“Mi visión presenta una oportunidad donde todos ganan en los dos lados, un solución realista de dos estados que resuelve el riesgo que la condición de estado palestino supone para la seguridad de Israel”, dijo Trump en su discurso.

El analista político Marwan Bishara calificó el plan de “farsa” en Twitter, dado que Trump y Netanyahu enfrentan procesos en sus respectivos países y buscan alejar la atención de sus problemas. Cuando Trump hizo el anuncio de su plan de paz, su equipo de defensa estaba en el Senado argumentando contra el proceso de destitución. Por su parte, horas antes Netanyahu fue acusado formalmente de corrupción.

Mi primera evaluación del ‘plan de paz’ de Trump: la farsa, el fraude y la furia.

El plan ha sido muy criticado como un respaldo a la anexión unilateral de Israel de los asentamientos.

¿Cuándo fue la última vez que alguien hizo un acuerdo sobre un tercer país sin que el tercer país estuviera presente?

Los Estados árabes pidieron una conversación que incluya a todas las partes para llegar a un acuerdo. Por su lado, el rey de Jordania ha dicho que establecer un estado independiente de Palestina es la única ruta para la paz en la región.

¿Quieres saber por qué este “trato definitivo” es una estafa y una desgracia que nunca llevará a la paz? Omar Baddar explica el trato del siglo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.