¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Sobrio reconocimiento a Sugihara Chiune por parte de Japón durante el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz

Port of Humanity Sugihara Chiune Museum Tsuruga

Señalización del “Museo Puerto de la Humanidad” (人道の港 敦賀ムゼウム) en Tsuruga, prefectura Fukui. Foto de Sugihara Chiune abajo a la izquierda. Foto de Nevin Thompson (Creative Commons).

Lituania ha declarado 2020 como el año de Sugihara Chiune, diplomático japonés de la época de la guerra, reconocido por el Centro de Conmemoración del Holocausto Yad Vashem como Justo entre las Naciones por sus esfuerzos para salvar la vida de los judíos de Lituania en 1940.

En 2020 se conmemoran 120 años de su nacimiento y 80 años de las acciones que, como diplomático japonés, tomó para salvar muchas vidas antes de que el Gobierno japonés lo detuviera.

El lunes 27 de enero de 2020, fecha en que se cumplen 75 años de la liberación del campo de exterminación de Auschwitz-Birkenau, habría sido la oportunidad perfecta para que el Gobierno japonés atrajera atención hacia Sugihara Chiune.

Sin embargo, se ha hecho muy poco en Japón para reconocer esta fecha oficialmente y tampoco se le ha prestado mucha atención a la proclamación de Lituania.

El Centro de Recursos Educativos sobre el Holocausto de Tokio realizó una ceremonia en Tokio, pero el primer ministro Shinzo Abe no asistió. Una semana antes, Abe se reunió con su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki, pero las pláticas se enfocaron en negociaciones bilaterales en lugar del legado de Auschwitz-Birkenau, que se encuentra ubicado en lo que alguna vez fuera territorio polaco ocupado por los alemanes. Durante el aniversario del lunes 27 de enero, Abe no mencionó Auschwitz.

Sin embargo, Ryoko Shimbun de Japón, revista de comercio de la industria turística, celebró el aniversario con la publicación de una historia sobre el Holocausto y sobre los planes para incentivar el turismo en el lugar de nacimiento de Sugihara Chiune en la rural Gifu Prefecture.

Redactó 300 visas al día

Sugihara Chiune nació en 1900 y se unió al Ministerio de Asuntos Exteriores japonés en 1919. Fue enviado al noreste de China como parte de la ocupación colonial del Gobierno en ese lugar. Durante ese tiempo, Sugihara aprendió a hablar ruso con fluidez. Debido a su habilidad para los idiomas, Sugihara fue promovido a cónsul japonés en Kaunas, Lituania en noviembre de 1939, dos meses después de que Polonia fuera invadida por Alemania y la Unión Soviética. En junio de 1940, la Unión Soviética invadió los países bálticos, incluyendo Lituania.

Debido a la intención de la Unión Soviética de anexarse a Lituania, la URSS ordenó a Sugihara y a otros diplomáticos que salieran del país en julio de 1940. Mientras Sugihara se preparaba para partir, una delegación judía en Kaunas se le aproximó para pedirle visas de tránsito que les permitiera a los judíos de Lituania viajar a Japón con la esperanza de arribar a la colonia holandesa de Curazao, ya que se rumoraba que allí no se requerían visas de entrada.

Sugihara estuvo de acuerdo. Sugihara declaró en 1977 que su consulado se vio rodeado rápidamente de más de 4500 personas. Desafiando a sus superiores del Ministerio de Relaciones Exteriores, redactó 300 visas de tránsito al día.

Facade of Chiune Sugihara House - Kaunas - Lithuania - 02

Restos de la fachada del domicilio de Chiune Sugihara, el cual ha servido como consulado japonés en Kaunas, Lituania. Foto por Adam Jones, Flickr (CC BY-SA 2.0).

“Sabía que sería problemático, pero no pude evitarlo”, dijo Sugihara en una entrevista en 1977. “Les dije (a los empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores en Tokio) que se trataba de un asunto de humanidad. No me importó que me despidieran. Cualquiera hubiera hecho lo mismo de haber estado en mi lugar. No había otra opción”.

Después de recibir visas de tránsito para viajar a Japón, los refugiados judíos viajarían por tren hacia Vladivostok al este de Rusia (se reportó que el líder soviético, Joseph Stalin, aprobó personalmente el viaje) o hacia Busan, en la península coreana, en donde abordarían un buque de vapor hacia el puerto Tsuruga en Japón antes de emprender el viaje que los llevaría a cualquier otro país.

Cuando los alemanes invadieron los países báltico en junio de 1941, Lituania era el hogar de aproximadamente 250 000 judíos, incluyendo 15 000 refugiados que habían huido de Polonia en 1939. Al final de la guerra, solo 27 000 judíos sobrevivieron en Lituania.

Obteniendo ayuda de la comunidad judía de Kobe

Con sus visas de tránsito en mano, el destino final de los refugiados judíos en Japón sería el puerto de Kobe, que en 1940 era un importante centro marítimo conectado a China, Asia y Norteamérica. Primero, muchos refugiados viajarían a Tsuruga, pequeño puerto aunque importante en la costa japonesa, y que alguna vez fuera considerado como la ruta más corta a Europa desde Japón.

Tsuruga pier

Diorama de la terminal de buques de vapor Tsuruga antes de la guerra. Foto tomada en el Tsuruga Railway Museum por Nevin Thompson (Creative Commons).

Una vez en Tsuruga los refugiados judíos viajarían a Kobe, que también albergaba una considerable comunidad extranjera judía conocida como JewCom. El JewCom ayudaría a los refugiados con visas y otros trámites, se cree que con el apoyo táctico del Ministerio de Relaciones Exteriores de Matsuoka Yosuke, poderoso miembro del Gobierno japonés.

Muchos refugiados judíos se establecieron en Shanghai, mientras que otros viajaron a Estados Unidos, Argentina, Canadá y a otros lugares hasta que la guerra en el Pacífico comenzó en diciembre de 1941.

Se estima que las visas de salida de Sugihara salvaron entre 2200 y 6000 personas, aunque existe cierta controversia en relación al número final. Por ejemplo, algunos refugiados escaparon con visas familiares que cubrían a muchas personas, mientras otras visas fueron probablemente falsificadas. Nobuki, el único hijo sobreviviente de Sugihara, estima que el total fue de unas 6000.

Sugihara Nobuki ha invertido una considerable cantidad de tiempo tratando de disipar los mitos que rodean a su padre diplomático. Por ejemplo, la cita “Desobedecí a mi Gobierno, pero de no haberlo hecho, hubiese desobedecido a Dios”, que fuera comunmente atribuída a Sugihara, es incorrecta, según Nobuki.

En una entrevista con Times of Israel en mayo de 2019, Nobuki Sugihara dijo: “La verdad es que sintió lástima por estas personas y decidió hacer algo al respecto”.

Sugihara trabajó durante el resto de la guerra como oficial consular en varias embajadas en Europa del Este. Después de la guerra, regresó a Japón y renunció o fue despedido del Ministerio de Relaciones Exteriores en 1947. Pasó sus últimos años trabajando prácticamente en el exilio, lejos de su familia en Moscú, donde trabajó para una compañía comercial japonesa. Fue reconocido por Yad Vashem como Justo entre las Naciones en 1984 y murió en 1986 en Kamakura, Japón.

Además de intentar atraer más turismo al lugar de nacimiento de Sugihara en Gifu, otras actividades conmemorativas en 2020 incluyen la renovación y expansión del actual Museo del Puerto de Tsuruga con el fin de difundir la historia de Sugihara Chiune e incrementar el turismo en la ciudad.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.