¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Otro escándalo de sexo por notas — y el surgimiento de un movimiento contra acoso sexual en Nigeria

Ceremonia de graduación en univerisdad privada en Nigeria. Foto de Rajmund Dabrowski/ANN vía Flickr, 7 de junio de 2009 (CC BY-NC-ND 2.0).

La etiqueta de Twitter #SexForGrades [sexo por calificaciones] se está transformando en un movimiento formidable contra el acoso sexual en las universidad nigerianas.

El acoso sexual en las universidades nigerianas no es nada nuevo. Pero en los últimos dos años, al menos tres casos destacados de sexo por calificaciones ha llevado a abiertos movimientos en línea —y a veces justicia para las víctimas fuera de línea.

En 2018, Richard Akindele, profesor de contabilidad en la Universidad Obafemi Awolowo (OAU), en Ile-Ife, al sudoeste de Nigeria, fue destituido después de que un panel de investigación lo declaró culpable de pedir sexo a cambio de buenas notas a la estudiante Monica Osagie.

Akindele fue sentenciado a dos años de prisión por mandato de una corte de Osogbo, estado Osun State al sudoeste de Nigeria, que lo declaró culpable del delito.

De manera similar, en octubre de 2019, la etiqueta de Twitter #SexForGrades se volvió viral en medios sociales nigerianos después de que BBC Eye diera a conocer un documental de investigación que reveló acoso sexual y chantaje a uiversitarias de las principales universidades de Nigeria.

Boniface Igbeneghu, profesor de la Universidad de apareció en el documental pidiendo sexo a una periodista menor de edad encubierta que buscaba ingresar a la universidad. Como consecuencia, Igbeneghu fue despedido de la universidad y denunciado por su iglesia, en la que era pastor.

‘¿Cuándo vas a estar conmigo?’

Bisi Olayele, catedrático de la Universidad Obafemi Awolowo, Nigeria. Caputra de pantalla del Comité Internacional de la Cruz Roja.

A fines de 2019, Motunrayo Afolayan, estudiante del últimi año del departamento de relaciones internacionales en la Universidad Obafemi Awolowo (OAU), Ile-Ife, al sudoeste de Nigeria, acusó al administrador Olabisi Olaleye de esigirle tener relaciones sexuales a cambio de aprobar.

El diario nigeriano en línea Premium Times denunció el 15 de enero de 2020 que Afolayan presentó una denuncia formal en el Centro de Estudios de Estudios de Género y Sociales de la universidad, y sostuvo que Olaleye la desaprobó en un curso de diplomacia por negarse a “dormir con él“:

Afolayan first took IRS 305 during the 2017/2018 academic calendar while in 300 Level but was allegedly failed because she refused to sleep with the lecturer. During the next academic year, the 2018/2019 academic session, the student registered again for the course but received repeated threats from the lecturer that “she would fail again and again if she refuses to sleep with him.”

Afolayan se matriculó en un curso de tercer ciclo durante el periodo académico 2017/2018 mientras estaba en tercer ciclo, pero supuestamente desaprobó porque se negó a dormir con el catedrático. Al siguiente años académico, la sesión académica 2018/2019, la estudiante se volvió a inscribir en el curso, pero recibió reiteradas amenazas del catedrático de que “volvería a desaprobar si se negaba a dormir con él”.

Afolayan presentó un audio al panel conformado por la universidad para investigar las acusaciones contra el profesor.

La mencioonada grabación la difundió en Twitter la usuaria Oau_Brezzident:

¡¡¡VERGÜENZA!!!
Acosador
.
———
Otro idiota de sexo por notas se hace llamar catedrático en OAU. Debemos convertirlos en chivos expiatorios. Por favor, retuitea con la etiqueta [OAU, despide a Bisi].

La conversación entre Olaleye y Afolayan eb yoruba se traduce más o menos así:

Olaleye: Hug me [while allegedly fondling Afolayan]. Are you using an iPhone?

Afolayan: No, it’s not an iPhone.

Olaleye: Where are you getting money from? Is your dad rich?

Afolayan: Yes.

Olaleye: You are just enjoying the money alone. Your child will do the same for you, too. … You don’t want to drop it now? [a euphemism meaning “to have sex.”] Didn’t you promise me that you will be with me when you’re done…? [“be with me” is another euphemism for sex.]

Afolayan: I only came to greet you.

Olaleye: How can you only come to greet me?

Olaleye: Abrázame [mientras supuestamente acariciaba a Afolayan]. ¿Estás usando un iPhone?

Afolayan: No, no es un iPhone.

Olaleye: ¿De dónde sacas el dinero? ¿Tu padre es rico?

Afolayan: Sí.

Olaleye: Solamente estás disfrutando el dinero sola. Tu hijo hará lo mismo contigo, también. ¿No quieres dejarlo ahora?  [eufemismo para “tener relaciones sexuales”] ¿No me prometiste que estarías conmigo cuando termines…? [“estar conmigo” es otro eufemismo para el sexo.]

Afolayan: Solamente vine a saludarte.

Olaleye: ¿Cómo puedes venir solamente a saludarme?

El panel de OUA que investiga la acusación aún no ha concluido ni presentado sus conclusiones. Sin embargo, las autoridades universitarias han establecido un caso preliminar, y reducido el salario de Olaleye “a la mitad en espera de la presentación del informe del panel”.

El estudiante de doctorado supuestamente tuvo otras víctimas además de Afolayan. Los estudiantes de OUA han estado contando sus experiencias con la etiqueta de Twitter #OAUTakeBisiOut [OAU, despide a Bisi], que actualmente es tendencia:

Akerele Isaac, expresidente del sindicato de estudiantes de OUA y el cibernauta XLNT publicaron capturas de pantalla de un chat de WhatsApp en el que Olaleye exigía sexo a los estudiantes:

Si esto puede decir un catedrático que se supone es un tutor, entonces deberían enviarlo a la CÁRCEL a que aprenda más en PRISIÓN.
¡¡¡SIN PIEDAD!!!

¡Vergüenza!
Dentro de una gran ciudadela de aprendizaje.
Un catedrático pida a una estudiante que se desnude.
Además de enfermo e inmoral que es la acción, también es una desgracia para la institución. OAU, despide a Bisi.
Nuestras damas deben estar libres de su depredador. OAU, despide a Bisi.
Se supone que la universidad es para aprender y para la cultura.

En Twitter, el usuario “Mr. Lola” sostuvo que Olaleye, que supervisó su tesis, hizo de su vida un infierno porque se negó a “conseguirle una dama con la cual dormir”:

Déjenme contarles una historia. En 2013 estaba en mi último año en OAU, Departamento de Relaciones Internacionales. Tuve la mala suerte de que este hombre fuera mi supervisor. Oigan. pasé por un infierno. Pasé noches llorando . Hasta ahora, es el peor periodo de mi vida. Este hombre me dijo […].

Esta es la cara del catedrático de OAU, señor Olaleye, de quien tuiteé la semana pasada. Lo atraparon en una cinta en la que amenaza a una estudiante: “Te prometo que desaprobarás este curso tres veces a menos que duermas conmigo”. Hay que hacerlo famoso.
——————-
No iba a salir de OAU si no le llevaba una dama para que durmiera con él. ¡¡Lo decía en serio!! Durante más de seis meses terminé mi proyecto y se negó a leerlo. Fueron muchos los día que pasé frente a su oficina. Estas son algunas de las cosas que me hizo personalmente.

Acoso sexual — nada nuevo

Que los depredadores profesores nigerianos abusen de su posición de poder para exigir sexo a sus estudiantes no es nuevo ni noticia.

Un estudio realizado en 2011 por Eme T. Owoaje y Omolara Olusola-Taiwo, académicos de la Universidad de Ibadan, mostró que el 69,8 % de las estudiantes encuestadas habían sido acosadas sexualmente por compañeros y profesores de varias instituciones de educación superior de Nigeria.

El estudio también descubrió que de esos, el 48,2 % experimentó acoso sexual físico, mientras que el 32,2 % recibió solicitudes para hacer algo sexual a cambio de favores académicos.

Otro estudio confirmó que la “gama de acoso sexual” –según los casos denunciados– está tristemente extendida en las universidades nigerianas. Sin embargo, esto no solamente se limita a las universidades públicas.

Omonijo y otros tres investigadores, en 2013, investigaron el acoso sexual de las estudiantes en tres universidades privadas religiosas del estado de Ogun, al suroeste de Nigeria. Descubrieron que, aunque la mayoría de las estudiantes fueron agredidas sexualmente en la universidad, muchas no lo denunciaron a las autoridades.

Si el acoso sexual no es algo nuevo, ¿qué ha cambiado?

Las nigerianas se han vuelto feroces y esto se ha cristalizado en un efecto dominó con un extraordinario impacto en línea y fuera de línea.

Además, los medios digitales han impulsado estos incidentes depredadores, antes aislados, a los titulares de las noticias mundiales. Los medios de comunicación social en Nigeria han brindado a las víctimas la plataforma para contar sus historias, buscar justicia y tomar acción.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.