Trabajadores sanitarios de Hong Kong frustrados por indecisión del Gobierno de cerrar la entrada a visitantes de China continental

Un recién formado sindicato de trabajadores sanitarios urgió al Gobierno de Hong Kong a cerrar la ciudad para impedir la entrada de visitantes de China continental. Foto de Stand News, usada con autorización.

Desde el 23 de enero, los profesionales sanitarios hongkoneses han instando al Gobierno para que cierre los puestos de control fronterizos entre Hong Kong y China para evitar la propagación del coronavirus de Wuhan en Hong Kong. Sin embargo, el Gobierno solo ha accedido a reforzar los controles fronterizos y a reducir a la mitad el número de visitantes de China continental.

Al 30 de enero, se han confirmado 7830 casos y se sospecha que existen 12 167 infecciones de coronavirus en China. Esta cifra ha sobrepasado los 5327 casos confirmados, registrados durante la epidemia síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), en 2003. De los diez casos de coronavirus confirmados en Hong Kong, algunos son visitantes provenientes de Wuhan y los otros ciudadanos de Hong Kong que visitaron esa ciudad recientemente.

Aunque Pekín cerró Wuhan, la capital de la provincia de Hubei y centro del brote el 23 de enero, de acuerdo con altos funcionarios de Hubei, aproximadamente cinco millones de residentes de Wuhan (más del 40 % de la población de la ciudad) abandonaron la ciudad durante las prisas de la temporada del Año Nuevo lunar. Esto sugiere que varios miles de portadores del coronavirus podrían estar viajando a través del país.

Hasta ahora, Pekín y Shanghai han reportado más de cien casos confirmados y Guangdong, provincia adyacente a Hong Kong, confirmó 354 casos. El sector médico teme que si Hong Kong no cierra sus fronteras a la entrada de visitantes de China continental, el coronavirus se podría expandir a través de la ciudad, que debido a la densidad de su población, es particularmente vulnerable a epidemias.

Aunque, las prolongadas protestas antigubernamentales en Hong Kong redujeron las visitas de los chinos continentales en un 50 % durante 2019, la ciudad recibió 1 927 659 visitantes de China continental tan solo en noviembre de 2019. Esto significa que, en promedio, más de 30 000 chinos continentales entraron a la ciudad cada día. Debido a que muchos habitantes de Hong Kong retornaron a sus provincias de origen en China continental para celebrar el Año lunar y retornarán a Hong Kong a finales de febrero, el sector médico teme que los hospitales correrán el riesgo de sobrecargarse si el Gobierno no restringe la entrada de los viajeros de China continental.

Las dolorosas lecciones de la epidemia SRAS

Las preocupaciones del sector médico nos son infundadas. Hong Kong fue la región más duramente golpeada durante la epidemia SRAS hace 17 años. Entre enero y junio de 2003, la epidemia cobró 286 vidas en Hong Kong, nueve eran trabajadores sanitarios. El brote fue rastreado hasta un supercontagiador de Guangzhou, que fue responsable por el 80 % de casos en Hong Kong, incluidos 30 enfermeras y doctores del hospital en donde fue atendido.

Como resultado, la ciudad fue puesta en alerta máxima después de que surgiera la noticia sobre el coronavirus de Wuhan. Entre el 5 y el 15 de enero, después de que China declaró que no se registró ningún incremento de la infección, Hong Kong identificó 76 casos sospechosos. El 21 de enero, después de que China negó la posibilidad de que el virus se transmitiera de humano a humano, Yuen Kwok Yung, uno de los principales expertos en enfermedades infecciosas, anunció que el virus había entrado en la etapa de transmisión. Antes de que Pekín pusiera a Wuhan en cuarentena, varios chinos continentales acusaron a Hong Kong de esparcir el pánico social.

Trabajadores sanitarios instan al Gobierno a cerrar la frontera entre Hong Kong y China

Mientras el sector médico, después de aprender la dolorosa lección del brote de SRAS, solicitara la ayuda de los habitantes de la ciudad para combatir la epidemia, el Gobierno ha quedado rezagado.

En respuesta a la petición de que se cierren los puestos de control entre China y Hong Kong, las autoridades solo accedieron a suspender el transporte directo entre Wuhan y Hong Kong. La Alianza de Trabajadores de la Autoridad de Hospitales, que recientemente formó un sindicato de trabajadores sanitarios y que cuenta con 15 000 miembros, amenazó con tomar una acción industrial si el Gobierno se rehusara a cerrar las fronteras, explicó:

The goal of such a measure is to prevent any non-Hong Kong resident from entering Hong Kong via China without a crucial purpose, and if such entry to Hong Kong is deemed unavoidable, each case should be reviewed independently on whether his [or] her entry should be granted. As for Hong Kong citizens returning to the city from China, stringent health monitoring measures should be implemented.

La meta de esa medida es evitar que cualquiera que no viva en Hong Kong y que no tenga una razón importante, entre a Hong Kong a través de China. A menos que esa entrada a Hong Kong sea declarada inevitable, cada caso será revisado independientemente antes de permitir la entrada. En lo que se refiere a los ciudadanos de Hong Kong que regresen a la ciudad provenientes de China, serán sometidos a medidas estrictas para dar seguimiento a su salud.

Macau, que fue colonia portuguesa y que luego fue devuelta a China en 1999 bajo la ley de “Un país, dos sistemas”, le ha prohibido la entrada a la ciudad a los habitantes de las provincias de Wuhan y Hubei, desde el 26 de enero. Hong Kong siguió su ejemplo el 27 de enero. La directora ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, también anunció la suspensión del servicio ferroviario de alta velocidad entre Hong Kong y China continental el 30 de enero, con la aprobación de Pekín. China suspenderá la emisión de permisos a visitantes individuales a Hong Kong en 49 ciudades chinas. Esta política reducirá a la mitad, unos 15 000 por día, el número de visitantes provenientes de China continental.

Mientras tanto, Rusia ha anunciado el cierre de sus fronteras para impedir la propagación del coronavirus de Wuhan a ese país. Vietnam también anunció la suspensión de visas a todos los ciudadanos chinos, incluyendo a los provenientes de Hong Kong y Macau.

A medida de que el Año lunar se acerca a su fin, las primeras dos semanas de febrero serán cruciales para controlar la epidemia. Entretanto, Hong Kong sigue esperando la aprobación de Pekín sobre el control fronterizo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.