¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Siete razones que enfurecen a los hongkoneses por la respuesta del Gobierno hacia el coronavirus

Directora ejecutiva de Hong Kong Carrie Lam durante la conferencia de prensa sobre el control de coronavirus. Foto de Stand News.

Esta publicación fue originalmente escrita por Kris Cheng y publicada en Hong Kong Free Press el 1 de febrero de 2020. se reproduce en Global Voices bajo un convenio de colaboración de contenido.

La respuesta del Gobierno hacia el reciente brote de coronavirus ha enfurecido a la población de Hong Kong. En cuestión de semanas, casi 10 000 personas han sido infectadas, más de cien han muerto en China y se han confirmado diez casos a nivel local la primera semana de febrero.

La propagación del virus ha causado pánico en toda la ciudad y las personas están acumulando máscaras quirúrgicas y comida. Mientras tanto, la desconfianza hacia las autoridades se ha ido consolidando durante meses de protestas prodemocracia y disturbios para luego enfrentarse con el brote este mes.

Aquí está el resumen de las siete razones por la que los hongkoneses están enfurecidos con la respuesta de las autoridades.

Apelación contra ley antimáscaras

En respuesta a las continuas protestas del pasado noviembre, la directora ejecutiva Carrie Lam, promulgó una ley antimáscaras por medio de la Ordenanza de Regulaciones de Emergencia de 1922. Los legisladores prodemocracia impugnaron la ley logrando que la Corte de Primera Instancia declarara la ley como inconstitucional. Sin embargo, el Gobierno decidió apelar y el caso fue llevado a juicio.

El resultado todavía está pendiente, pero los demócratas se preguntan cómo el Gobierno puede sugerir a los ciudadanos que usen máscaras y, al mismo tiempo, trata de prohibir por medios legales que se cubran los rostros.

Lam ha rechazado las demandas de dejar el caso, y argumenta que no está relacionado con el brote del virus.

Escasez de máscaras

El Gobierno no recomendó a los habitantes que usaran máscaras durante los primeros días del brote, inclusive después de que se confirmó el primer caso local el 22 de enero. Tres días después, la directora ejecutiva Carrie Lam, se presentó ante una conferencia de prensa sin máscara.

Aunque la gran mayoría de hongkoneses se pone máscaras cuando usan transporte público, la escena trae a la memoria el brote de SRAS de 2003, ya que no fue hasta después de seis días que Lam se unió a otros altos funcionarios y se presentó a una conferencia de prensa con máscara.

Desde entonces las autoridades han recomendado a los hongkoneses usar máscaras quirúrgicas durante reuniones masivas y viajes, a pesar de que casi no están disponibles en todo el territorio.

Y aunque Singapur está repartiendo máscaras gratis y el consulado coreano también está repartiéndolas a sus ciudadanos en Hong Kong, no existe ninguna promesa para implementar programas gubernamentales similares en la ciudad. Por el contrario, el secretario general, Matthew Cheung, ha dicho que el enfoque será dirigido a abastecer a los distribuidores.

Demandas del cierre de la frontera

Se hicieron demandas para que se cerrara la frontera con China continental, aún antes de que el primer caso del virus de Wuhan fuera confirmado en Hong Kong. Pero el 28 de enero, el Gobierno anunció que solo tomaría medidas para reducir el número de personas que entran a la ciudad provenientes de China continental.

Un nuevo sindicato formado por más de 15 000 empleados del Hospital Authority, ha amenazado con iniciar una huelga si el Gobierno no cierra completamente la frontera con China. Sin embargo, el régimen de Lam ha dicho que esa acción es discriminatoria y que no la recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Entretanto, otras naciones asiáticas como Mongolia y Singapur le han prohibido a los ciudadanos chinos cruzar sus fronteras.

Cierran puestos de control menores

Después de que el Gobierno finalmente empezó a cerrar puestos de control, tuvo que enfrentar críticas por cerrar solo algunos cruces menores en lugar de cerrarlos todos. Aunque la comunicación entre los trenes de alta velocidad a través de la frontera fue interrumpida, así como los servicios de transbordadores, esas rutas representan solo el 8 % del tráfico diario entre Hong Kong y China continental.

Se espera que muchos visitantes llenen un formulario de declaración de salud, sin embargo existe el temor de que no todos lo harán de forma honesta.

Mientras tanto, los principales puestos de control: Lo Wu, Lok Ma Chau, Shenzhen Bay y el puente Hong Kong-Zhuhai-Macao permanecen abiertos.

Tratamiento médico gratuito: luego revocado

El Gobierno anunció que iba a proveer tratamiento médico gratuito a pacientes que contraigan el nuevo virus, para evitar que el costo no sea un impedimento para que las víctimas reciban tratamiento.

Sin embargo esta política fue ampliamente criticada, porque incentiva a pacientes de China continental a viajar a Hong Kong para recibir tratamiento médico, ya que la frontera permanece abierta. El Gobierno revocó la política al día siguiente y anunció que quienes no sean residentes de Hong Kong deberán pagar.

Propiedad de Fanling funcionará como centro de cuarentena, luego se revocó

El Gobierno dijo que en febrero usaría la propiedad Fai Ming en Fanling, edificio de viviendas públicas que aún no ha sido abierto al público, como centro de cuarentena.

Ya que la propuesta todavía no había sido sometida a consulta pública y el lugar se encuentra a tan solo una calle de otras dos propiedades residenciales densamente pobladas, muchos se opusieron a este plan. Durante las protestas, los periodistas descubrieron que suministros para la cuarentena ya habían sido almacenados en el lugar. Algunos activistas lanzaron bombas de gasolina al vestíbulo. Al final, el Gobierno se vio forzado a abandonar el plan.

Oferta especial para cruzar puente gratis

En un esfuerzo para incentivar el uso del Puente Hong Kong-Zhuhai-Macao, el Gobierno anunció en enero que el cruce será gratuitos para vehículos pequeños durante las festividades del Año Nuevo lunar. La oferta duraría hasta el 2 de febrero.

Aunque una política similar fue promulgada en 2019 durante la temporada de festividades, a muchos hongkoneses les preocupa que la oferta simplemente atraerá má pacientes de China continental hacia Hong Kong, lo que provocará que el virus se propague.

Lee la cobertura especial de Global Voices sobre ¿Cómo impactará el coronavirus Wuhan al futuro político y global de China?

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.