Fruto de palma roja florece en Costa de Marfil, pese a escasez nacional

Vendedora marfileña Koffe Pauline y su familia venden aceite de palma roja junto con frutas y verduras frescos, como raíz de mandioca, piña y papaya en el mercado Faya de Abiyán, Costa de Marfil.

Recientemente, Costa de Marfil anunció un plan para triplicar su producción de aceite de palma sin poner en peligro más bosques indígenas, pero el plan “puede no parecer realista” debido a bajas cosechas y tierras decrecientes, según un artículo de 2019 de Radio France Internationale (RFI).

“El modelo antiguo ya no es sostenible”, dijo Siaka Coulibaly, representante del Ministerio de Agricultura marfileño. “Ya no podemos producir ampliamente como antes, debemos asegurar que las plantaciones existentes produzcan más con menos área, aunque signifique reclamar antiguos terrenos baldíos”, dijo Coulibaly a RFI.

Grano de salsa es una de las salsas más populares en Costa de Marfil, hecho de aceite de palma roja, 22 de octubre de 2014, Aboukam vía Wikimedia Commons (CC BY 2.0).

A pesar de que el comercio de aceite de palma refinado es global, el árbol de palma roja es originario de bosques de África Occidental. En esta región, que incluye Costa de Marfil, muchas personas aún usan el aceite no refinado, que es más nutritivo, en la cocina marfileña al igual que sus ancestros.

Con prensas manuales o un simple mortero y pilón, las marfileñas golpean la aceitosa fruta escarlata, luego usan el brillante aceite rojo para cocinar.

En casa, las mujeres extraen los jugos y aceite para hacer una salsa abundante y frutal llamada sauce graine (grano de salsa). Esta salsa aceitosa conserva los jugos nutritivos, antioxidantes y los aceites del fruto intactos para la comida.

Costa de Marfil ocupa el undécimo lugar en el mundo de producción de aceite de palma refinado, según Indexmundi. Es el segundo mayor productor entre los países africanos, detrás de Nigeria. Cerca del 75 % del aceite de Costa de Marfil se consume dentro del país —el resto se vende a países vecinos, según RFI. Entre la demanda localizada por fruto de palma roja y el comercio, la industria de aceite de palma da empleo a casi el 10 % de la población del país.

En un viaje a Costa de Marfil, Jeslyn Lemke de Global Voices conversó con mujeres que venden aceite de palma roja en los mercados y con personas que usan aceite de palma roja en los mercados y con personas que usan el aceite para hacer jabón, como se ve en este breve video:

En los atareados mercados, las mujeres suelen vender aceite de palma roja en puestos al aire libre en botellas de plástico reciclado. Lemke conversó con la vendedora marfileña Koffe Pauline y su familia, vendedores de aceite de palma roja y de frutas y verduras frescos como raíz de yuca, piña y papaya en el mercado Faya en Abiyán.

Pauline, como otros vendedores en el mercado, vende aceite por el equivalente a uno o dos dólares estadounidenses, dependiendo de la cantidad. A diferencia del aceite de palma dorada más refinado, el aceite de palma roja tiene un fuerte sabor parecido al tomate y es rico en vitamina B y carotenoides, la misma sustancia anaranjada que se encuentra en el salmón y la zanahoria.

Lemke también visitó una antigua instalación de fabricación de jabón ubicada afuerta de Divo, Costa de Marfil, que produce kaba-kuru —jabón hecho de aceite de palma roja y a veces mantequilla de cocoa. Los marfileños usan las brillantes bolas amarillas de abudante jabón para lavar la ropa y también se venden en países vecinos de Burkina Faso y Nigeria también.

Mujeres hacen jabón de aceite de palma roja en Divo, Costa de Marfil. Captura de pantalla de un video de Jeslyn Lemke.

Aquí, las mujeres miden cantidades de hidróxido de potasio líquido y aceite de palma roja. Los trabajadores mezclan los dos líquidos y aceite palma roja, que se saponifican en una pasta amarilla más espesa. La pasta se convierte en bolas mientras sigue líquida y luego se apila para secarse con otro jabón. El jabón duro es lo suficientemente fuerte para lavar ropa —pero demasiado fuerte para usarse en la piel.

Irónicamente, Costa de Marfil está pasando por una escasez de aceite de palma e importa mucho aceite de países asiáticos, que lideran la producción mundial de aceite de palma.

La plataforma agríclola GroIntelligence describe la industria global de aceite de palma como un “‘tira y afloja’ de proporciones globales”:

On the one hand, the practical benefits offered by palm oil have become a ubiquitous part of the lives of consumers; and the industry has helped pull many out of poverty. On the other hand, palm oil producers, in many cases, are leaving environmental devastation in their wake.

De un lado, las beneficios prácticos que ofrecen el aceite de palma se han vuelto una parte ubicua de la vida de los consumidores, y la industria ha ayudado a muchos a salir de la pobreza. De otro lado, en muchos casos, los productores dejan devastación ambiental a su paso.

De todas maneras, en Costa de Marfil el uso de aceite de palma roja sin refinar en la cocina marfileña y en la producción de sopa kaba-kuru sigue floreciendo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.