“Volodya, ¿no estás cansado?”: La juventud rusa opina sobre los 20 años en el poder de Putin

Vladimir Putin presta juramento durante la ceremonia de investidura como presidente de Rusia, mayo de 2000. El presidente saliente Boris Yeltsin lo acompaña al lado derecho. Fotografía Wikimedia Commons (CC-BY-4.0).

En la víspera de Año Nuevo, los activistas del Movimiento Vesna, movimiento juvenil ruso a favor de la democracia, realizaron piquetes individuales en la ciudad siberiana de Omsk. Estos jóvenes aludieron a los 20 años del ascenso al poder de Vladimir Putin, y solo tuvieron una pregunta que plantear al presidente ruso: “Volodya [forma diminutiva de Vladimir – ed.], ¿no estás cansado?”.

Contra todo pronóstico, los activistas difundieron sus fotografías en Facebook, junto con una publicación en la que se preguntaron si Putin seguiría los pasos del primer presidente de Rusia, Boris Yeltsin, y anunciaría su renuncia en la víspera de Año Nuevo:

Так может сегодня случится новогоднее чудо, и он повторит слова Ельцина и сделает подарок для жителей страны? Увы, к сожалению, Путин не Дед Мороз и врядли способен на доброе волшебство, но с ролью Гринча он отлично справляется.

¿Tal vez hoy ocurra un milagro de Año Nuevo y [Putin] repetirá las palabras de Yeltsin y brindará un obsequio a los habitantes del país?  Lamentablemente, Putin no es Morozco y difícilmente pueda lanzar buenos hechizos, pero sí está realizando un fantástico trabajo interpretando el papel del Grinch.

En cambio, el discurso de Año Nuevo de Putin recalcó que en 2020 se cumplen 75 años de la “Victoria en la Gran Guerra Patriótica”. El presidente ruso no hizo mención alguna de su propio “aniversario”. No obstante, exhortó a las muchas generaciones de Rusia unirse, lo que implica que está consciente de la división generacional que existe en la nación.

En general, el aniversario del mandato de Putin transcurrió con poca algarabía de parte del Kremlin. Pero a raíz de una reestructuración política considerable que el presidente anunció a mediados de enero –reformas a la Constitución que aparentemente preparan el camino para que permanezca en el poder tras concluir su último mandato presidencial en 2024– las conversaciones sobre la duración de su mandato continuaron, y dejaron el “aniversario” en segundo plano.

En una publicación en Facebook, Alexandra Garmazhapova, periodista que vive en San Petersburgo, escribió que tenía solo 10 años cuando Putin se convirtió en presidente, y esto generó respuestas de otros usuarios sobre en que momento de sus vidas se encontraban en ese entonces:

А теперь просто представьте, что когда Владимир Путин пришёл к власти, вы были молоды. Мне, например, было 10 лет – я ела кашу и слушалась маму

– Alexandra Garmazhapova, Facebook, 18 January 2020

Ahora imaginen, cuando Vladimir Putin ascendió al poder, eran niños. Yo, por ejemplo, tenía 10 años – comía gachas de avena y escuchaba a mi mamá.

Un usuario ligeramente mayor añadió la reflexión siguiente:

Мне было 16, я не слушал маму, а слушал Ред Хот Чили Пепперс. Путин – да, 20 лет сидит, но сама система не меняется еще дольше. Уже на тот момент было ясно, что долго ничего не будет меняться.

– Vladimir Plotnikov, Facebook, 19 January 2020

Tenía 16 años, no escuchaba a mi mamá sino a los Red Hot Chilli Peppers. Sí, Putin ha estado en el poder durante 20 años, pero el sistema en sí no ha sufrido ningún cambio incluso [por] un tiempo mayor. En ese momento, era evidente que nada cambiaría durante mucho tiempo.

En Twitter, el usuario Denis Orlov señaló que Putin superó a Leonid Brezhnev como uno de los líderes de Moscú que ha ejercido el cargo durante más tiempo (ahora ocupa la segunda posición detrás de Joseph Stalin):

Acabo de comprender que durante 20 años, Putin ha gobernado por más tiempo que Brezhnev, quien rigió [por] 18 años, y este no es el fin. De las historias que leí en mi niñez, me pareció que la gestión de Brezhnev [fue] algo prolongada. Luego crecí y me percaté de que he estado viviendo durante muchos años bajo la gestión de una misma persona.
😳

Aunque las generaciones mayores de Rusia nacieron y crecieron durante la era de la Unión Soviética, Putin es probablemente el único lider que los milénicos rusos conocieron realmente en la vida, al menos en sus recuerdos activos. Los niños que nacieron al inicio del milenio han vivido toda su vida bajo la administración de Putin. Aunque cambió la presidencia por el cargo de primer ministro entre 2008 y 2012, estaban en etapa de crecimiento e iban a la escuela.

En el transcurso de este período, Putin proyectó la imagen de una fuerza estabilizadora: un líder que solucionó el caos de la década de 1990 y rescató a Rusia del caos tras el colapso de la Unión Soviética. Ahora, no obstante, prácticamente dos generaciones alcanzaron la mayoría de edad durante la administración de Putin y no tienen ningún recuerdo real del pasado turbulento que presuntamente Putin ayudó a que Rusia superara. Mientras expertos y políticos se preparan para encarar algunos cambios significativos en el sistema político ruso, la denominada “generación Putin” (поколение Путина) está creando una reputación de ser imparcial en lo que respecta a la política –o ser menos propensa a creer que cualquier cosa es mejor que los “desenfrenados años de 1990″.

De acuerdo con una encuesta sociológica reciente realizada a estudiantes en todo el país, 67 % de los encuestados (menores entre 10 y 18 años de edad) no demostraron tener ningún interés en la política nacional. Además, aproximadamente 75 % de los encuestados no pudo nombrar a ningún político con quien sintieran afinidad o respeto. Únicamente el 15 % de encuestados nombró a Vladimir Putin y solo 1,9 % nombró al destacado político opositor Alexei Navalny –con lo que es menos popular que el recién destituido primer ministro Dmitry Medvédev (nombrado por 2,8 % de los encuestados).

Probablemente sea seguro asumir que la barra de la participación política es generalmente baja entre la niñez a nivel nacional. No obstante, para quienes tienen edad suficiente para votar, las cosas parecen ser más complejas.

Las discusiones sobre las inclinaciones políticas de los jóvenes de Rusia surgieron realmente en 2017-2018, cuando los niños nacidos en el año 2000 comenzaron a alcanzar la mayoría de edad en el país y se volvieron aptos para votar. Esto coincidió con una ola de protestas anticorrupción encabezadas por Alexei Navalny, que exhortaron a decenas de miles de personas a salir a las calles de Moscú y otras ciudades rusas. La presencia visible de los jóvenes en los mitines avivó la discusión sobre el aumento de una generación de jóvenes políticamente comprometidos.

“La juventud rusa, a diferencia de las generaciones mayores, absorben la información de manera diferente, definen gradualmente sus propias influencias sociales y políticas”, escribió el sociólogo Denis Volkov en un editorial de 2018 para el diario de negocios ruso Vedomosti. “Recientemente, las actitudes políticas de los jóvenes rusos también han comenzado a divergir de la ‘creencia general’ y las percepciones de la generación de sus padres”, advirtió Volkov.

“Rusia sin Putin” y “Putin es un ladrón” fueron lemas populares durante las protestas. Además, las encuestas del Levada Center, agencia de sondeo independiente, realizadas aproximadamente en ese tiempo revelaron que 42 % de los encuestados creyeron que Putin era hasta cierto punto responsable por el alto nivel de corrupción en el Gobierno ruso. Dicho esto, también hubo evidencia poco confiable que muchos jóvenes rusos quedaron bastante apáticos con la pregunta de que Putin permaneciera como presidente.

En 2019, Dasha Navalnaya, la hija de Navalny que en ese entonces tenía 17 años, publicó una serie de entrevistas políticas en video con personas de su edad en su canal de YouTube, con la etiqueta #ГолосМоегоПоколения (La voz de mi generación). Los videos tuvieron cientos de miles de vistas. Sus entrevistados –a quienes presenta en función de sus inclinaciones políticas, oscilan desde un simpatizante de Navalny hasta un “fanático de la URSS” y un “simpatizante de Putin”– evidentemente fueron seleccionados de manera cuidadosa para brindar una amplia gama de respuestas. No obstante, sus sorprendentes respuestas hablaron de la diversidad de opiniones que existe entre la generación Putin.

Aunque Yuliya de 19 años ( “joven apolítica”) dice a Navalnaya que “no pienso en Putin”, también admite que “probablemente es un buen presidente” pues ha permanecido en el poder por mucho tiempo. Por otro lado, Kirill, de 18 años y presunto simpatizante de Putin, conmociona a su entrevistadora cuando afirma a Navalnaya que se unió al grupo juvenil de Rusia Unida por razones pragmáticas, simplemente para avanzar en su futura carrera.

Pocos meses después de que Navalnaya publicó sus videos, la juventud acaparó nuevamente la atención con protestas. A mediados de 2019, Rusia experimentó una ola de manifestaciones en el periodo previo a las elecciones locales, en las que prohibieron la participación de los candidatos de la oposición independientes. Cientos de jóvenes fueron detenidos –fue una noticia que circuló por toda la red. Las fotografías de Olga Misik (18 años) leyendo la Constitución enfrente de una barricada de la policía antimotín se volvieron virales. El apasionado discurso que dio Egor Zhukov (21 años) en una sala de tribunal fue incluido como artículo en The New Yorker. De esta manera, la juventud contraria a Putin de Rusia parecía prepararse para luchar una vez más.

Ella es Olya. Tiene 18 años. La mantendrán [detenida en la estación de la policía] hasta el día lunes.– Alexei Abanin (@aban_in).

La socióloga Olga Zeveleva tiene su propia teoría sobre qué provocó que los milénicos rusos salieran a manifestar en los últimos años. “En primer lugar, cada vez más votantes y manifestantes han crecido conociendo únicamente a Vladimir Putin como lider político de Rusia, y las antiguas narrativas del Kremlin sobre los peligros de la era anterior a Putin están perdiendo su fuerza”, escribió Zeveleva en un editorial para el sitio informativo independiente Meduza. “Segundo, las nuevas campañas de solidaridad estudiantil están haciendo que los milénicos sean más visibles”.

En otras palabras, los jóvenes rusos que se oponen al sistema están desilusionados de la retórica del Kremlin y saben cómo organizarse. Pero ahora la pregunta es, ¿se quedarán en Rusia?

Tras las repercusiones de las protestas de 2019, otra encuesta del Levada Centre reveló que un sorprendente 53 % de los encuestados entre las edades de 18 a 24 años les gustaría mudarse al extranjero.

Dadas las reformas constitucionales que Putin está impulsando actualmente, algunos jóvenes rusos temen que existan incluso más obstáculos que impidan su participación política en el futuro.

Kirill Shamiev, analista y estudiante de posgrado que estudia fuera de Rusia, rápidamente señaló que con las enmiendas propuestas, personas como él no podrían postularse para presidente en el futuro:

25 лет постоянки на территории России, отсутствие за всю жизнь иностранного гражданства или вида на жительство в другом государстве. Интересно, будет ли это относиться к людям с разрешениями на временное проживание (учебные пермиты). Если да, то в 24-25 лет я стану второсортным гражданином.– Kirill Shamiev, January 15, 2020.

[Las nuevas enmiendas declaran que un candidato que desee postularse para ser presidente debe tener] 25 años de residencia permanente en el territorio de Rusia, no haber tenido nunca ciudadanía extranjera ni permiso de residencia en otro estado. Me pregunto si esto aplicará a personas con permisos de residencia temporales (permiso de estudio). Si ese el caso, entonces a mis 24-25 años de edad me convierto en un ciudadano de segunda categoría.

Los intentos constantes de censura en línea del Kremlin son un buen ejemplo de un problema que podría generar una reacción política negativa en los jóvenes de Rusia. Como dijo recientemente la analista política Tatiana Stanovaya a la publicación Financial Times: “A la generación más joven de Rusia no le interesa en gran medida la política y está aburrida del sistema y lo que representa… Pero son susceptibles a cualquier acción que el Estado tome contra su espacio personal. Si intentas, digamos, censurar su participación en los medios sociales, entonces se enfurecerán e involucrarán”.

Entretanto, los jóvenes activistas del Movimiento Vesna se inspiraron en el mandato de 20 años de Putin para crear nuevos lemas en sus campañas de protesta.

Алтайская «Весна» вышла на пикет против конституционной «реформы»Под видом внесения поправок в Конституцию РФ граждане…

Geplaatst door Движение Весна / Vesna Movement op Zaterdag 25 januari 2020

[La República de ] Altai llegó al piquete contra la “reforma” constitucional.

Bajo el pretexto de enmendar la Constitución de la Federación Rusa, los ciudadanos de nuestro país pueden verse privados de la oportunidad de apelar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos y perder su autonomía local independiente.

Nuestro movimiento cree que es un error hacer enmiendas sin la participación de los ciudadanos. Abogamos por que cada enmienda sea considerada individualmente y solamente por referéndum.

El 26 de enero de 2020, los activistas del Movimiento Vesna organizaron otra serie de piquetes individuales en la República Altai, una región ubicada al oeste de Siberia, para manifestar contra las enmiendas constitucionales propuestas. En esa ocasión, un lema decía:

“Putin dijo que necesitamos cambiar la Constitución, porque en la Constitución dice que necesitamos cambiar a Putin”.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.