¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Xenofobia vinculada al coronavirus se extiende por Europa Central y Oriental

Autoridades de Macedonia han instalado un detector de calor en el aeropuerto de Skopie para pasajeros provenientes de Asia con síntomas de infección del virus. Foto por Global Voices (CC BY).

La total desinformación sobre el brote del coronavirus (2019n-CoV), originado en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, China, ha provocado paranoia, que ha resultado en actos racistas y discriminación contra los asiáticos en Europa Central y Oriental.

Por ejemplo, en los países bálticos, varios portales web han utilizado esa desinformación como cebo, con afirmaciones de que el virus había llegado a la región, a pesar de que no se ha informado de ninguna infección.

Medios no crean pánico en Croacia

Muchos turistas de China y del este de Asia visitan los países balcánicos, ya sea mediante recorridos con buses europeos o cruceros que incluyen recorridos en bus entre puertos. Si un crucero desembarca en Dubrovnik, Croacia, sus pasajeros tendrían que recorrer ciudades en Croacia, Montenegro, Albania, Kosovo, el norte de Macedonia, y finalmente Grecia, donde volverían a unirse al barco en Tesalónica.

Algunos medios optaron por rastrear de manera sensacionalidad el movimiento de los buses con turistas chinos que viajaban desde Italia vía Eslovenia a través de Eslovenia y Bosnia, desde el cruce por la frontera hasta las medidas de seguridad tomadas en cada ciudad a lo largo del camino.

A veces estas historias incluyen un aspecto humano, como la relacionada al “estado de sitio” en la frontera croata tras la llegada de buses con turistas chinos. El informe describía a dos chicas de Shangai que “lloraban y pedían disculpas a los otros pasajeros (no chinos)” por la demora.

Captura de pantalla de los resultados de buscar en Google imágenes “nismo iz Kine” (“No soy de China”). Uso legítimo.

Las fotos de turistas de Taiwán visitando la ciudad de Šibenik con un cartel “Nismo iz Kine” (No somos de China) se convirtieron en virales luego de ser publicadas en la pagina de Facebook Dnevna doza prosječnog Dalmatinca (Dosis diaria de un dálmata promedio). Las fotos recibieron elogios como un toque de dulzura, a diferencia de la terrible situación retratada por los medios dentro y fuera de la región.

El diario croata “Večernji list” publicó una entrevista con Xiaotong Chen-Li, dueña de cinco restaurantes chino-asiáticos en Zagreb, en la que manifiesta que pese a la precaución de la gente, el número de clientes no disminuyó, y además, sus restaurantes usan principalmente ingredientes de la zona, y el resto los importa de los países miembros de la Unión Europea.

Insultos y disculpas en Macedonia del Norte

Macedonia del Norte ha visto también un incremento de turistas asiáticos en los últimos años, que llegan a un país con un terreno fértil para la desinformación. Un diario local promovió una afirmación absurda, atribuida a un doctor búlgaro, que manifiesta que el consumo de alcohol curaría la enfermedad.

El 29 de enero de 2020, un ciudadano de Skopie publico un video suyo en el que se le ve abordando a un grupo de desconcertados asiáticos en una calle del centro de la capital. El video, que muestra a dos hombres y tres mujeres que tratan de ignorar estoicamente los insultos del hombre, conmocionó a un país multiétnico y muy sensible a actos de racismo. Cibernautas compartieron el video en Twitter y Facebook como evidencia de la mala acción.

Al principio se pensaba que eran turistas, pero luego el diario Sloboden Pečat reveló que eran miembros de una organizacion religiosa llamada “Heavenly Culture, World Peace, Restoration of Light (HWPL)”. Luego manifestaron a SDK.mk que fue un hecho aislado, y que los macedonios los habían recibido cordialmente en los cuatro años que llevan conduciendo talleres escolares con paz y tolerancia.

El alcalde de Skopie, Petre Šilegov, se disculpó por el ataque xenofóbico, dijo que el hecho “trajo vergüenza a la ciudad y al país y es completamente opuesto a los valores fundamentales de la ciudad como la solidaridad, cosmopolitismo y unión”. El primer mnistro, Oliver Spasovski, tambien emitió una disculpa pública por el discurso de odio y exigió una rápida acción al ministro del interior.

Dehran Muratov, periodista radicado en Skopie, comentó sobre el tema en un editorial titulado “No temas, el coronavirus tiene miedo de que lo infectes tú”

Лек за корона вирусот сигурно ќе се најде, но за идиотизмот, глупоста, просталукот, малограѓанството, несолидарноста, за говорот на омраза, расизмот… лек тешко дека ќе се најде.

Среде Скопје да навредиш група на граѓани кои ти заличија на Кинези само затоа што на ТВ, интернет, Фејсбук виде дека некаде во Кина досега стотици се починати, а илјадници заразени од смртоносната болест, и наместо да има жал и сочувство, ти да ги навредиш и опсуеш, навистина треба да си опериран од чувства.

Se descubrirá la cura para el coronavirus, pero sería difícil encontrar la cura para la idiotez, la estupidez, la grosería, la mentalidad de pequeños burgueses, la falta de solidaridad, el discurso enconado y racista…

Hay que ser incapaz de sentir emoción alguna para insultar a un grupo porque parecen chinos, solo porque en la televisón o en internet o Facebook vimos que en alguna parte de China, cientos de personas han muerto y miles están infectadas por esta mortal enfermedad. Para insultar y blasfemar en vez de expresar dolor y compasión.

No hay taxi para un hombre con rasgos chinos en Minsk

En Bielorrusia, donde existe una significativa comunidad china por la politica de acercamiento entre Minsk y Pekín, un caso reciente de discriminación ilustra cómo la xenofobia relacionada al coronavirus puede afectar al ciudadano promedio. En 11 de febrero, un ciudadano kazajo identificado como Nursultan, pidió un taxi. Cuando el taxi llegó, el taxista se rehusó a abrirle la puerta y se alejó. Nursultan se comunicó con el taxista para intentar comprender qué pasó y publicó capturas de pantalla de su conversación en un portal:

Nursultan: Why did you leave? lol

Driver: You looked Chinese

Nursultan: This is what the lack of information does to people!

Driver: I don't see the why I should risk my life for 3 roubles. Good luck. Haha!

Nursultan: Por qué te fuiste? ja, ja

Conductor: Pareces chino

Nursultan: ¡Esto es lo que la falta de información hace a las personas!

Conductor:  No veo por qué tengo que arriesgar mi vida por tres rublos. Buena suerte. ¡ja, ja!

Nursultan se contactó con la compañía de taxis, que se disculpó y dijo que no volverá a trabajar con ese taxista.

Discriminación de otros grupos de asiáticos en República Checa

En República Checa, que alberga una amplia comunidad vietnamita, un restaurante asiático generó ira cuando publicó un anuncio en su puerta principal donde se lee “Para proteger la salud publica, el restaurante no aceptará temporalmente a clientes chinos”.

La página de Facebook The Prague Geezer publicó esta foto con el anuncio: Pánico por el coronavirus en CZ: Restaurante en Vinohrady, Praga, no acepta clientes chinos
😯😯😯.
Usado con autorización.

La foto primero fue publicada en la pagina de Facebook de The Prague Geezer, y luego fue reproducida cientos de veces.

Pronto la indignacion del publico obligó al restaurante retirar el anuncio y a emitir una disculpa en su pagina de Facebook, en la que culpa a la “falta de conocimiento sobre la enfermedad”, y expresa arrepentimiento por el anuncio que causó mas daño que bien.

La discriminación basada en el racismo es un delito en República Checa, pero en este caso la policía no fue alertada. :

Muestras de xenofobia han sido comunes en Europa Occidental, popular destino entre los viajeros de todo el mundo. Por ejemplo, Italia cuenta con mas de 300 000 de personas con ascendencia china, y más de cinco millones de turistas visitaron el país en 2018. De todas maneras, parece que Italia responde ante la xenofobia de una forma que los demás países de la región deberían emular:

En un tren de Italia. Un adolescente chino aborda el tren. Una mujer comenta en voz alta: “Pues bien, todos quedaremos infectados”. El muchacho respondió en perfecto italiano con acento romano: “Señora, en toda mi vida solo he visto China por Google Maps”.
Aplausos

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.