- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

¿Qué sabemos del “Gran Cortafuegos indio”?

Categorías: Asia del Sur, India, Activismo digital, Censura, Derechos humanos, Desarrollo, Economía y negocios, Gobernabilidad, Libertad de expresión, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, Política, Protesta, Tecnología

Enfrentamientos en Srinagar entre fuerzas de seguridad y estudiantes en el Islamia College of Science and Commerce. Imagen de Ieshan Wani. Usada con permiso. [1]

Enfrentamientos en Srinagar entre fuerzas de seguridad y estudiantes en el Islamia College of Science and Commerce. Imagen de Ieshan Wani. Usada con autorización.

Después de cinco meses de suspensión total de internet en los territorios indios bajo administración federal de Jammu y Cachemira [2], solo se ha reestablecido parcialmente el acceso a internet tras la intervención del Tribunal Supremo indio el 10 de enero, que declaró “inconstitucional [3]” la medida. “El acceso libre a internet es un derecho fundamental”, sostuvo N. V. Ramana, uno de los magistrados que emitieron ese fallo.

Esta supone la suspensión de internet que mayor duración ha tenido en un país democrático, y los expertos lo consideran [4] un posible indicio de la construcción del “Gran Cortafuegos indio [5]“. El término “gran cortafuegos” se refiere [6] al conjunto de medidas técnicas y legislativas desplegadas por el Gobierno de China para controlar la información de internet, que incluye bloquear el acceso a servicios extranjeros y evitar que contenidos políticamente delicados alcancen la red nacional.

Mientras la evolución del cortafuegos chino ha llegado a ser toda una infraestructura sofisticada de censura, al de la India aún le falta estructurarse de forma compleja y a gran escala. La estrategia india para controlar la información en línea consiste en medidas como bloquear totalmente el acceso a sitios y servicios web, cerrar plataformas y obligar a que se retiren algunos contenidos de redes sociales por motivos poco claros.

301 sitios web permitidos

Según internetshutdowns.in [8], proyecto que hace seguimiento de las distintas suspensiones de internet en India que creó la ONG jurídica Centro Jurídico para la Libertad del Software [9], la suspensión que se inició el 4 de agosto de 2019 ha sido la más prolongada en el país. Se levantó parcialmente en Kargil el 27 de diciembre de 2019, mientras el resto del estado seguía con internet suspendido.

Además de los servicios regulares de internet, las líneas de telefonía fija y los servicios de comunicación móvil también quedaron bloqueados. Aunque a los “usuarios verificados” del valle de Cachemira les seguían funcionando los servicios 2G el 25 de enero de 2020, con acceso solamente a 301 [10] sitios web especialmente permitidos [11] (al principio eran 153, pero la lista se amplió a 301), redes sociales, redes privadas virtuales [12] y muchos otros sitios continúan bloqueados.

El Gobierno de Jammu y Cachemira aprobó el 25 de enero una norma que ordenaba reestablecer internet 2G para dar acceso a unos 300 sitios web expresamente permitidos. Comentamos esto con @iamtanzeelkhan y esta es su opinión sobre la actual situación de internet en Cachemira. Dejen que la red funcione.

Internetshutdowns.in volvió a tuitear el 4 de febrero de 2020 que algunos de los 301 sitios permitidos aún no estaban accesibles.

El 25 de enero de 2020, Gobierno de Jammu y Cachemira emite una orden que autoriza el acceso a internet vía 2G para los 301 sitios de una lista de sitios web expresamente permitidos. Solicitamos a un usuario que accediese por 2G a algunos de los sitios de la lista. Descubrimos esto. Dejen que la red funcione. Manténganla encendida. Jammu y Cachemira.

Investigaciones independientes indican muchas facetas de la lista blanca, como la violación de las normas de neutralidad de la red de India [22], el nepotismo político y la vigilancia potencial al favorecer el JioChat sin encriptar [23] –aplicación del conglomerado indio Reliance, supuestamente favorecida por el gobierno de Modi, según informes de medios [24]– mientras se prohíben servicios de chat basados en la encriptación de extremo a extremo, como WhatsApp.

“Gran Cortafuegos” indio

The Logical Indian informó [25] el 30 de enero de 2020 que los servicios de banda ancha de Cachemira solo se restablecerán después de la creación de un supuesto cortafuegos para medios sociales. Actualmente no está muy claro si esas restricciones se implantarán solamente en Cachemira o también en otras regiones de India.

Nazir Ahmad Joo, gerente general de Bharat Sanchar Nigam Limited (BSNL), operador móvil y de banda ancha público, dijo a una plataforma de noticias que su empresa trabaja en la creación de “un cortafuegos”:

We have called a team of technical experts from Noida and Banglore who are working over creating a firewall to thwart any attempt by the consumers to reach to the social media applications[..]

Hemos convocado a un equipo técnico de expertos de Noida y Bangalore que trabajan en la creación de un cortafuegos para frustrar cualquier intento por parte de los consumidores de acceder a las aplicaciones de medios sociales…

Mediante una orden [11] fechada el 13 de enero de 2020, el Gobierno emplazó a companías proveedoras de servicios de internet como operadores móviles, a instalar los “cortafuegos necesarios” y “excluir del cortafuegos” los sitios de la lista autorizada.

¿Es el inicio del Gran Cortafuegos indio?
La consecuencia no prevista de la orden de la Corte Suprema para bloqueos de internet en Cachemira —donde restringen las normas de responsabilidad por los bloqueos de internet, y dijo que algunos sitios web esenciales deben ser accesibles, es que ha aumentado la creación del Gran Cortafuegos indio: filtros que controlan lo que los usuarios pueden y no pueden acceder en línea
.
————
Acabo de escribir esto: ¿Es el inicio del gran cortafuegos indio?

Tribunal Supremo indio: El acceso a internet forma parte de la libertad de expresión

Tras examinar múltiples demandas sobre la suspensión de internet, el Tribunal Supremo indio, el 10 de enero, resaltó que la suspensión impuesta no es solamente una violación de la normativa india de telecomunicaciones, sino que también va en contra del “derecho fundamental a la libertad de expresión y el derecho a hacer negocios o comercio mediante internet [28]“, derechos que están amparados por el artículo 19 [29] de la Constitución india.

Leer más: Corte Suprema de India declara inconstitucional bloqueo de internet en Jammu y Cachemira [2]

Mientras tanto, la suspensión parcial continúa en Cachemira a pesar de la decisión tomada por el Tribunal Supremo el 10 de enero. Irónicamente, la orden del Departamento de Interior del Gobierno de Jammu y Cachemira mencionada más arriba se aplicó un día después del fallo del tribunal.

La suspensión se llevó a cabo inmediatamente después de que el Bharatiya Janata Party [30] (BJP), partido político de derecha que ostenta la mayoría en la coalición Alianza Democrática Nacional [31] que actualmente gobierna el país, impulsó la derogación del artículo 370 [32] de la Constitución india. Ese artículo confería al estado de Jammu y Cachemira una condición especial y una notable autonomía con relación a ciudadanos del resto del país. Entre muchas otras restricciones, los ciudadanos que no eran de Jammu y Cachemira tenían prohibido adquirir propiedades en dicho estado. Esta derogación hace que lo que antes había sido un estado [Jammu y Cachemira] haya quedado dividido en dos territorios de la Unión (regiones administrativas bajo control del Gobierno federal): Jammu y Cachemira, y Ladakh.

Ieshan Wani, periodista y redactor de Global Voices, tuiteó el 5 de febrero.

Suspensión parcial de internet en Srinagar, pues hoy hace tres meses el Parlamento anuló el artículo 370 de la Constitución y divide lo que fue un estado en dos territorios de la Unión. Desde el 5 de agosto, los líderes políticos, incluidos tres exministros principales [N. del T. un ministro principal ejerce la jefatura de Gobierno de un estado indio], siguen detenidos.

Nikhil Pahwa, editor de la plataforma digital Medianama, pone de manifiesto [37] que esta suspensión parcial de internet prepara el terreno para la legitimación de la infraestructura de bloqueo de redes, bloqueos secretos de internet no sujetos a supervisión, haciendo que el acto de suspender internet sea menos nítido al permitir algunos sitios web, al hacer que funcionarios puedan supervisar la actividad de los usuarios y al permitir que se viole la neutralidad de la red entre otros derechos humanos y digitales.

Eliminación de contenido

Para posibilitar un control más férreo, el Gobierno indio también se está planteando adoptar una ley que obligaría a las compañías de redes sociales a censurar contenidos que este considerara ilegales.

La Normativa de Tecnología de la Información [Directrices Intermedias (enmienda)] de 2018 [38], aún en fase de borrador, detalla que los funcionarios indios pueden pedir a las empresas de medios sociales como Google, Facebook, Twitter y TikTok que retiren el contenido que consideren ilegal, incluso por causas tan imprecisas como difamación, obscenidad, invasión de la intimidad y odio.

Muchos ejemplos indican que el actual régimen ha manipulado leyes imprecisas e impuesto sanciones para acallar críticas hacia el Gobierno. Dos ejemplos recientes de ello serían las detenciones [39] de la madre y la maestra de una niña de 11 años por la participación de esta en una representación teatral que criticaba la nueva enmienda de la ley de ciudadanía [40], y tambíen la posible demanda que presentaría un agente de policía indio contra Twitter [41] para eliminar contenido difundido por un usuario que muestra a ese policía supuestamente viendo pornografía en intenet [42].

‘Quiero quie regrese': estudiante de Bidar sobre el arresto de su madre por una obra de crítica.
Tras tres interrogatorios de la Policía, Ayesha*, de 11 años, ha estado viviendo con su vecina pues su madre, que es viuda, está en prisión por una obra de teatro que hacía críticas
.
———–
India se hunde: la madre de una estudiante de 11 años, Nazbunnisa, y su profesora, Fareeda Begum, han sido detenidas por la policia el 30 de enero acusadas de sedición por hacer una representación teatral que expresaba su disconformidad con [el primer ministro Narendra] Modi y con su discriminadora ley de ciudadanía

Lee la cobertura especial de Global Voices sobre la situación de Cachemira. [45]