¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Etiqueta #OustDuterte es tendencia mientras filipinos critican respuesta del Gobierno al coronavirus

Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, durante una reunión informativa sobre la crisis del COVID-19. Foto de la pagina Facebook de Comunicaciones Presidenciales (Gobierno de Filipinas).

#OustDuterte (Expulsen a Duterte) se convirtió en tema tendencia en Twitter cuando cibernautas filipinos expresaron su indignación por la aparente indiferencia y falta de medidas decisivas por parte del gobierno del presidente de Filipinas ,Rodrigo Duterte, en respuesta a la crisis del coronavirus (COVID-19) en 2019.

Cuando la amenaza del COVID-19 provocó la compra incontrolada de máscaras faciales, alcohol desinfectante y desinfectante para manos, mucha gente empezó a notar el silencio de Duterte durante el desarrollo de la crisis. El portavoz de la presidencia, Sal Panelo, dijo como disculpa que el presidente estaba leyendo en su ciudad natal, Davao. Rechazó también la idea de que el Gobierno proporcionara gratuitamente mascarillas quirúrgicas a las comunidades vulnerables, alegando que ya no hay suministro de máscaras. Al conocerse los informes del primer caso confirmado de COVID-19 en el país, Duterte fue criticado también por no reconocer la urgencia de la situación cuando su asistente personal, el senador Bong Go, anunció que el presidente se reuniría con expertos médicos y funcionarios de salud pública después de una semana.

La preocupación pública por el COVID-19 se ve acrecentada por la conciencia del lamentable estado del sistema de salud pública del país, que ha sufrido sucesivos recortes presupuestales que han privado a gran parte de la mayoría pobre del acceso a los servicios de salud pública gratuitos. Estos son algunos tuits con la etiqueta #OustDuterte:

A los que dicen que el nCov tiene mucha más publicidad aquí que en otros países, que la gente está creando el pánico y criticando la falta de medidas del Gobierno: no somos China. No somos Canadá. No somos Japón. Somos Filipinas y SOMOS POBRES. Dejemos que eso se entienda. Expulsen a Duterte.

¡Hola! Aquí paciente oncológico.

¿Sabían que desde que la administración Duterte cortó el presupuesto a la salud pública y a la Oficina de Sorteos de Caridad Filipina, agencia gubernamental de lotería, los fondos de quimioterapia ahora son insuficientes?

¡Esta administración está literalmente matando a los pacientes oncológicos! Expulsen a Duterte.

Cómo se lleva la mascara facial durante las epidemias (dibujo por ZACH). Expulsen a Duterte.

Sección 15. El Estado protegerá y promoverá el derecho a la salud del pueblo y le inculcará la conciencia de la salud.
————
Oh, ¡mira! Con toda seguridad la administración de Duterte está violando la Constitución, otra vez. Expulsen a Duterte

¿Como prevenir el coronavirus?
1) higiene adecuada
2) estar en interiores tanto como sea posible
3) utilizar diariamente la mascarilla
4) expulsar a Duterte

Expulsen a Duterte es la tendencia numero uno en Filipinas. Luchen contra el verdadero enemigo. Rebelarse está justificado.

Estamos indignados con el manejo del presidente Duterte de esta emergencia de salud… ¡Ha puesto a los filipinos en gran riesgo!
————-
MIREN: la pagina de los seguidores a muerte de Duterte expresa indignación sobre la inacción de Duterte contra la actual situación sanitaria.

El clima está cambiando. ☔💧⚡ Expulsen a Duterte. Expulen a Duterte 2020. Coronavirus.

Desde el 11 de febrero de 2020, ha habido tres casos confirmados de COVID-19 en Filipinas. Uno de estos pacientes murió, fue la primera muerte por el virus COVIS-19 fuera de China, los otros dos se han recuperado. El Departamento de Salud de Filipinas investigó a 382 pacientes, de los cuales 266 siguen hospitalizados y 111 ha sido dados de alta bajo vigilancia diaria por los síntomas. Los funcionarios de salud dijeron también que 59 personas cercanas a los tres casos de COVID-19 confirmados en el país ahora también son sospechosos de portar la infección.

La aparente renuencia inicial de Duterte a tomar medidas drásticas de restricción de viaje consolidó también el sentir publico de que su administración priorizó las relaciones con el Gobierno chino sobre el bienestar de los filipinos. El 29 de enero, el propio Duterte insistió en que no se prohibirá temporalmente la entrada de vuelos procedentes de China, dicen que sería injusto para el vecino del norte de Filipinas: “Todavía no en este momento. A decir verdad, no se conoce ninguna transmisión de humano a humano [en] China”. Antes de esto, el secretario de Salud, Francisco Duque, también expresó su reticencia a impedir temporalmente que los viajeros vinieran del país de origen del virus por “repercusiones diplomáticas” de cualquier acción de este tipo.

Duterte tardó en ceder a la presión pública para imponer una prohibición sobre los viajeros que procedían de la provincia de Hubei en China. Eso fue luego ampliado hasta incluir China continental, Hong Kong y Macau. Además incluyó también Taiwán a pesar de las protestas de que la última que es una nación independiente y no es parte de la República Popular China.

Sin duda, el miedo al virus COVID-19 ha desenterrado prejuicios raciales profundamente arraigados entre los filipinos, sorprendentemente, la administración Duterte empezó a criticar la “xenofobia” el pueblo chino para justificar la displicente respuesta del Gobierno a la crisis.

Muchos cibernautas han señalado que la lenta respuesta de Duterte al brote del COVID-19 les recuerda la incompetencia del Gobierno en la gestión de las recientes calamidades como la explosión del volcán Taal en enero de 2020. Duterte trató de cubrir su tardía aparición pública tras la erupción haciendo sus característicos juegos de palabras, esta vez sobre comer ceniza volcánica y orinar en el volcán.

La administración Duterte ha sido particularmente agresiva en cuanto al control estricto de la narrativa en línea, con troles, bots y ataques informáticos a los críticos para manipular la opinión pública. Se teme que el sentir en línea se extienda a las protestas en las calles. Por ejemplo, la indignación sobre el anómalo Fondo de Asistencia de Desarrollo Prioritario durante el mandato del presidente Benigno Aquino condujo a las protestas de la Marcha del Millón de Personas.

Los grupos de la sociedad civil han comenzado a utilizar la etiqueta “Expulsen a Duterte” como llamamiento unificado para las movilizaciones callejeras del 25 de febrero, aniversario del levantamiento popular del Poder Popular que derrocó la dictadura de Ferdinand Marcos en 1986. Están denunciando la corrupción, la incompetencia, la deuda con potencias extranjeras como China, las violaciones masivas de derechos humanos y los abusos injustificados de poder que se acercan a una dictadura en toda regla.

Revisa la cobertura especial de Global Voices sobre el impacto del coronavirus de Wuhan.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.