¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Humoristas rusos engañan a Bernie Sanders

Captura de pantalla del video de YouTube sobre la conversación telefónica de Vovan y Lexus con el senador estadounidense Bernie Sanders.

En el fragor de las primarias demócratas de Estados Unidos, daría la impresión de que el senador Bernie Sanders sería el último político internacional en caer víctima de los humoristas rusos Vovan y Lexus, pseudónimos de Vladimir Kuznetsov y Alexey Stolyarov. Al menos, es lo que los bromistas afirman: la oficina de campaña del senador por Vermont no ha confirmado todavía la autenticidad de la grabación.

El 13 de febrero los humoristas pubilcaron un video animado en su canal de YouTube en el que aparece el audio de una conversación telefónica de 11 minutos entre Sanders, una supuesta Greta Thunberg y su padre Svante. La tal “Greta” alaba las propuestas ecolologistas del senador y se ofrece a brindarle su apoyo en la campaña presidencial. El video empieza a resultar extraño cuando los bromistas sugieren que Sanders conseguiría el voto joven si protagonizara un video de rap con Kanye West y Billie Eilish. El senador ríe cordialmente ante la sugerencia de que tendría que llevar joyería de oro.

Rusia no tarda en aparecer en la conversación, cuando “Greta” y su padre expresan su preocupación ante un próximo viaje al país y piden consejo a Sanders. El senador les responde que “hasta donde sabe, a Putin es muy malo con el cambio climático”, y les advierte que eviten “limitarse a ir allí y que los utilicen para hacerse la foto”, al tiempo que les aconseja investigar la situación ecológica de Rusia e instar a las autoridades rusas a “cambiar su sistema energético”.

Después le preguntan a Sanders si cree posible “liderar a Estados Unidos hacia el comunismo”, a lo que él responde que el socialismo democrático tiene mucho más en común con la gobernabilidad de Suecia que con la Unión Soviética.

Las cosas comienzan a ir cuesta abajo cuando “Greta” y su padre expresan su interés en la visita de Sanders a la ciudad rusa de Yaroslavl en 1988. Entre risas, sugieren que el senador podría ser un agente “durmiente” de la KGB, la policía secreta soviética, que habría alterado su memoria en prevención de que la CIA descubriese la verdad. “¿Eso creen?”, pregunta Sanders con incredulidad. “Greta” responde que ya va siendo hora de que lo movilice con una frase especial. La llamada termina abruptamente.

No se sabe cuándo grabaron Vovan y Lexus su última llamada, pero aludieron a una broma con Sanders en un tuit poco antes de hacerla pública:

¿Deberíamos hacer una broma con Bernie Sanders?

Sanders, si es cierto que la voz pertenece al senador, no ha sido el primer político engañado por Vovan y Lexus, y probablemente no sea el último. En enero utilizaron casi el mismo guion con la congresista californiana Maxine Waters, y después en una llamada al actor Joaquin Phoenix. El dúo saltó a la fama internacional en 2015, cuando telefonearon a Elton John haciéndose pasar por Vladimir Putin: el cantante creyó que estaba hablando con el presidente ruso por medio de un traductor.

Los traviesos bromistas insisten en que no tienen intención política, y afirman que también han gastado bromas a famosos. No obstante, no escapa a la atención de los medios internacionales que su elección de víctimas coincide casualmente con cualquiera que esté en la lista negra del Kremlin, sobre todo si son políticos ucranianos o autoridades occidentales hostiles a los intereses rusos. Entre ellos, el presidente francés Emmanuel Macron, el expresidente ucraniano Petro Poroshenko, el primer ministro de Macedonia del Norte, Zoran Zaev, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, y los oligarcas ucranianos Ihor Kolomoiskyi y Rinat Akhmetov. Se ha especulado mucho sobre cómo dos humoristas consiguen ponerse en contacto directo con jefes de estado extranjeros tan fácilmente, lo que hace sospechar a muchos, como el abogado Mark Feygin, que podrían contar con la ayuda de los servicios rusos de seguridad.

Los humoristas se ríen de semejante idea, pero les han preguntado en varias ocasiones por qué nunca han gastado una broma a Putin. En una entrevista con el portal ucraniano de noticias Strana.Ua en enero de 2019, afirmaron que Putin sabe quiénes son, y achacan a problemas técnicos sus dificultades para llegar a él:

Путину так просто не дозвониться. У Путина и еще некоторых глав государств совершенно другая система связи. Путин не имеет телефона, во-первых. Связь, по которой он общается, шифруется. Если мы возьмем территорию СНГ, то у каждого президента связь зашифрованная. И теоретически, даже если бы мы захотели, мы бы не дозвонились.

No es tan fácil llamar a Putin. Putin y otros jefes de estado tienen un sistema completamente distinto de comunicación. Para empezar, Putin no tiene teléfono. Los canales por los que se comunica están encriptados. Si hablamos de los estados CEI, todos sus presidentes tienen las comunicaciones encriptadas. En teoría, aunque quisiéramos, no conseguiríamos hablar con ellos.

En una entrevista con el servicio ruso de la BBC en marzo de 2016, Lexus habló más abiertamente de su reticencia:

Мы все-таки направлены на то чтобы делать то, что необходимо России, и мы понимаем, что некоторые записи, в том числе компрометирующие, нанесли бы вред нашей стране, потому что этими записями бы стали спекулировать другие политические силы, получая на этом свои дивиденды. Мы считаем, что с коррупционерами и прочими чиновниками надо в любом случае бороться. Но надо рассматривать каждый конкретный случай и сделать так, чтобы в политическом плане это не навредило стране.

No obstante, estamos dedicados a hacer lo que sea necesario por Rusia. Entendemos que algunas grabaciones, incluyendo las incriminatorias, harían daño a nuestro país; otras fuerzas políticas las aprovecharían y sacarían beneficios. Creemos que hay que luchar de todas formas contra los funcionarios corruptos, pero hay que valorar cada caso concreto para que el país no sufra políticamente.

No hay duda de que seguirán planteándose preguntas sobre las intenciones de Vovan y Lexus hasta que los humoristas se atrevan a intentar engañar a algún político ruso importante.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.