¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Prohibición de viajar de Estados Unidos y sanciones individuales en medio de deterioro de situación de derechos humanos afectan a Tanzania

Aeropuerto internacional Julius Nyerere Airport en Dar es Salaam, Tanzania. Foto de Roland vía Wikimedia Commons (CC BY 2.0).

Funcionarios tanzanos dijeron que no se les ha notificado oficialmente de la decisión de Estados Unidos de agregar a Tanzania a su más reciente lista de prohibición de viaje.

El 31 de enero de 2020, el gobierno de Trump confirmó una extensión de la lista de prohibición de viajes a seis países más, por razones de seguridad global: Nigeria, Myanmar, Eritrea y Kirguistán, Sudán y Tanzania. Aunque Estados Unidos no pudo confirmar amenazas terroristas verificables, individualizó a esos países por su supuesta falta de cooperación en lo referente a “compartir información” y “gestión de identidad”. Las restricciones varían según la capacidad del país de cumplir con los protocolos estadounidenses de veto y medidas de seguridadm y entrará en vigencia plena el 21 de febrero de 2020.

La inclusión de Tanzania en la prohibición de viajes de Estados Unidos indica la intensificación de la tensión diplomática entre los dos países —que históricamente han disfrutado de una fuerte asociación como viejos aliados y amigos— debido al rápido deterioro de derechos humanos de Tanzania.

Según inteligencia estadounidense, Tanzania no cumple con los “criterios establecidos de gestión de identidad e intercambio de información”, y por lo tanto, sus ciudadanos han quedado suspendidos de participar en el programa de diversidad de visa de Estados Unidos — o “lotería”. Estados Unidos acusa a Tanzania de no difundinformación relacionada con terrorismo en particular y también de retener información sobre posibles casos de ébola.

En protocolos renovados e intensificados, todos los países deben emitir pasaportes electrónicos para las principales clases de documentos de viaje y deben denunciar pasaportes perdidos o robados a la Interpol en el término de 30 días, entre otros criterios.

Sin embargo, Tanzania ha cooperado con Estados Unidos en tomar medidas contra el terrorismo en la región gobernada por su ley de prevención del terrorismo de 2002 y su Centro Nacional de Contraterrorismo (NCTC) —sober todo después de un serie de presuntos ataques terrorismas en la región Pwani en 2017.

Estados Unidos reconoce que Tanzania ahora emite pasaportes electrónicos y cumple con denunciar documentos perdidos y robados mensualmente. Pero Estados Unidos también calificó el proceso de Tanzania de “lento”, “demasiado burocrático” y “complicado por capacidad técnica limitada”, según la declaración de la Casa Blanca.

El uso de “documentos de identidad y viaje temporales o de emergencia” ha complicado la seguridad migratoria en Tanzania. Sin embargo, el país recientemente atravesó por un proceso largo y complicado para actualizar su sistema de identificación nacional y mejorar su registro de identificación biométrica para usuarios de tarjetas SIM. Aunque el lanzamiento ha estado lleno de desafíosm el Gobierno ha sido firme en su aplicación estricta.

La decisión de la prohibición de viajes ha dejado desconcertados a muchos tanzanos:

Trump acaba de ampliar su prohibición de viajes para incluir a de Eritrea, Kirguistán, Myanmar, Nigeria, Sudán y Tanzania –países donde no tienen propiedades de Trump, y otro paso para blanquear a Estados Unidos.
———–
Tanzania es conocido como uno de los países que pasa más desapercibidos en África. Con certeza, muchos en la élite tienen múltiples pasaportes, así que esto solamente afecta al pequeño, de nuevo. Pero ¿cómo es que estamos en esta lista?

Prohibición de viaje — a infractores de derechos humanos

Así como algunos ciudadanos tanzanos estaban cuestionando por qué la pacífica nación de África Oriental cayó en la lista de prohibición de viajes, otros aplaudieron la decisión de Estados Unidos de colocar una prohibición de viajes específica a Paul Makonda, comisionado regional de Dar es Salaam.

El “principal funcionario tanzano” que inició un escuadrón de vigilancia dedicado a cazar gais ha sido impedido de entrar a Estados Unidos”, según la BBC.

Maria Sarungi Tsehai, activista de derechos humanos, agradeció a Estados Unidos por imponer sanciones individuales s Makonda:

La designación pública del Departamento de Estado de una prohibición de viajes contra Paul Makonda por graves violaciones a los derechos humanos como comisionado regional de Dar Es Salaam es un comienzo bienvenido hacia responsabilizar en Tanzania a quienes deben responder por el abrupto deterioro democrático del país.
———
¡Gracias! Las violaciones de derechos humanos han estado aumentando y el deterioro ha sido rápido, ¡y ha tomado a una nación pacífico por sorpresa!
Con un aumento en las detenciones y acoso a periodistas, activistas y miembros de partidos opositores de Tanzania saludan la prohibición.

Según una declaración oficial de la Casa Blanca, a Makonda y su esposa, Mary Felix Massenge, les impusieron sanciones basadas en la “participación de Makonda en graves violaciones de derechos humanos, que incluyen la flagrante negativa al derecho a la vida, la libertado o la seguridad de personas”.

En su rol como comisionado regional, “ha sido implicado en la opresión de oposición política, represión a la libertad de expresión y asociación, y ataques a personas marginadas”, dice la declaración.

Aunque las razones para la prohibición de viajes sobre Tanzania no están ligadas directamente a derechos humanos, es posible que la medida de la Casa Blanca es una señal diplomática, política a Tanzania con respecto a su deteriorada situación de derechos humanos y a la seguridad y veto a la lucha contra el terrorismo:

These actions against Paul Christian Makonda underscore our concern with human rights violations and abuses in Tanzania, as well as our support for accountability for those who engage in such violations and abuses.

Estas acciones contra Paul Christian Makonda pone de manifiesto nuestra preocupación por las violaciones y abusos de derechos humanos en Tanzania, y nuestro apoyo por la responsabilidad de quienes participan en esas violaciones y abusos.

El cibernauta Jeffrey Smith, de Vanguard Africa, advirtió a los activistas de derechos humanos tanzanos que no mezclaran la celebración por la prohibición de viaje a Makonda con la suspensión general de todos los ciudadanos tanzanos de participar en el programa de diversidad de visas, que muchos consideran “racista” y “xenofóbico”:

THoy designamos al comisionado regional de Dar es Salaam, Paul Christian Makonda, como inelegible para entrar a Estados Unidos por su participación en graves violaciones de derechos humanos. Nos preocupa profundamente el deterioro en el respeto a los derechos humanos y el estado de derecho en Tanzania.
Jeff, esto tiene mucho sentido para nosotros Tanzania, y el secretario Mike Pompeo es el hombre del momento.
Se debe condenar las violaciones de derechos humanos
.
————–
La prohibición de visa a Paul Makonda por graves violaciones a los derechos humanos y la ‘prohibición de viaje’ de Trump a seis naciones, incluida Tanzania, son políticas totalmente separadas — es muy  importante no mezclarlas.

SOS de derechos humanos

El deterioro de los derechos humano en Tanzania ha alcanzado un punto de ebullición en los meses previos a las elecciones presidenciales 2020.

A fines de enero, el líder opositor Zitto Kabwe del Partido Alianza por el Cambio y Transparencia (ACT) escribió una carta urgente al Banco Mundial para instarlo a retener un préstamos propuesto de 500 millones de dólares destinado a la educación, por graves preocupaciones por el deterioro de derechos humanos en el gobierno de Magfuli —particularmente para las niñas, que actualmente tienen prohibido asistir a la escuela si están embarazadas o son madres.

En la carta, Kabwe afirmó que “teme que el partido gobernante use el dinero para ‘distorsionar nuestros procesos electorales’ y garantice y una fácil victoria en año electoral”, según The Guardian. Por escribr esa carta, que algunos miembro del gobernante Partido Revolucionario ven como ‘traicionera”, Kabwe dijo haber recibido amenazas de muerte, según la BBC.

Antes de las elecciones de octibre de 2020, una serie de violaciones a los derechos humanos y abierto desprecio a las preocupaciones de la sociedad civil tiene a los activistas haciendo sonar las alarmas —a pesar del razonable temor a las represalias.

En el gobierno de Magfuli, periodistas, activistas de derechos humanos y abogados han sido secuestrados, detenidos, encarcelados por acusaciones falsas y atacados con leyes cada vez más draconianas y medidas para reprimir el desacuerdo.

En un mordaz editorial para African Arguments, Kabwe afirmó que Tanzania, que alguna vez fue un “ejemplo de paz y estabilidad en una región caracterizada por malestar civil”, está ahora al borde de la crisis —a menos que la comunidad internacional actúe pronto.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.