Ciudadanos australianos capturan devastador impacto de incendios con sus propias fotos

Storm Sparks' partner and son Zeke at their burnt-out property

Al, pareja de Storm Sparks, junto a su hijo en los restos de su propiedad. Foto cortesía de Storm, usada con autorización.

Australia vivió una de sus peores pesadillas entre septiembre de 2019 y febrero de 2020: los incendios forestales envolvieron en llamas grandes partes del país. A finales de enero de 2020, el fuego había alcanzado unos 20 millones de hectáreas con un saldo de 3000 hogares destruidos y 34 personas muertas. A pesar de la gran cobertura mediática, la catástrofe fue captada de un modo más intenso por los propios australianos que presenciaron de manera directa el alcance de las llamas, la destrucción y las consecuencias de los incendios.

Las siguientes imágenes ponen de manifiesto solo algunas de las decenas de miles de personas que usaron las redes sociales para difundir el impacto de esta tragedia climática. Algunas fotos se hicieron virales tanto a nivel nacional como internacional e incluso fueron utilizadas por medios masivos de comunicación.

En noviembre de 2019, en el estado de Nueva Gales del Sur, el pequeño pueblo de Wytaliba fue devastado por el fuego. Tres personas murieron y tanto la escuela primaria como unas 70 casas fueron destruidas. Entre ellas, se encontraba el hogar de Storm Sparks, su pareja Al y su bebé Zeke. Al terminó con heridas de gravedad tras intentar salvar la casa de un vecino de las llamas. La foto de arriba, que Storm publicó en Facebook, fue tomada el 5 de enero.

Desde entonces, Storm ha aparecido en entrevistas y reportajes acerca de las consecuencias de la catástrofe.

El pueblo costero de Mallacoota, ubicado en el condado de Gippsland Este (estado de Victoria), se convirtió en un foco de atención internacional cuando cientos de lugareños y turistas se refugiaron en su playa durante Año Nuevo. Muchos terminaron evacuados por la Marina. Uno de los habitantes de este pueblo tuiteó y tomó fotos durante el desastre, que destruyó unas cien casas de la zona. A pesar de haber recibido mucha atención por parte de los medios, prefiere que simplemente se lo conozca con el nombre de Brendan. Esta es una foto familiar que sacó durante Año Nuevo:

La hermana de Brendan durante el incendio de Mallacoota. Foto tomada por Brendan y usada con autorización.

La mala calidad del aire producto del humo de los incendios fue una gran preocupación. Además de las áreas incendiadas, las dos mayores ciudades de Australia, Sídney y Melbourne, fueron afectadas dramáticamente por una neblina de humo durante el verano. Esta foto fue tuiteada el 19 de noviembre por la doctora Kerryn Phelps, reconocida personalidad de Sídney, en el barrio de Rushcutters Bay de las afueras de la ciudad:

Sydney bushfire smoke haze November 2019

Neblina proveniente de los incendios forestales en Sídney. Noviembre de 2019. Foto: Kerryn Phelps; usada con autorización.

Esta foto de la estación Pier de Melbourne fue tomada por el autor de este artículo el 14 de enero de 2020:

Smoke haze over Melbourne's Station Pier January 2020

Neblina de humo en la estación Pier de Melbourne, enero de 2020. Foto del autor.

Elisabeth Goh es una bombera voluntaria del cuartel de bomberos rurales de Nueva Gales del Sur que publicó muchas de sus experiencias por Twitter. El 1 de febrero de 2020, publicó la siguiente frase (dicha por uno de sus colegas) acompañada de esta fotografía en uno de sus hilos: “Vuelvo a casa y abrazo fuerte a mis hijos. Pero ellos no saben por qué”.

Rural Fire Service volunteers fight New South Wales blaze

Bomberos voluntarios rurales combatiendo las llamas en Nueva Gales del Sur. Foto: Elisabeth Goh, usada con autorización.

Al día siguiente, Elisabeth publicó estas vistas panorámicas a su cuenta de Twitter luego de haberse quedado sin señal durante todo el día:

Firefighting skylines in New South Wales 2 February 2020

Vistas panorámicas del horizonte durante la extinción de los incendios de Nueva Gales del Sur este 2 de febrero de 2020. Foto: Elisabeth Goh, usada con autorización.

El 30 de diciembre por la noche, Anthony Olssen evacuó su casa y se trasladó al cercano pueblo de Cobargo, que fue arrasado por las llamas al día siguiente. Entonces, se fue a Bermagui, otro pequeño pueblo, donde terminó buscando refugio en la playa. Refiere que había miles de personas presentes en ese lugar. Por suerte, su casa se salvó de las llamas, pero todo lo que la rodeaba se quemó. Cerca de allí, su padre y su hermano perdieron sus casas. Anthony es miembro del Sindicato Marítimo de Australia (MUA por sus siglas en inglés). Escribió este mensaje en agradecimiento al sindicato por su ayuda y apoyo. Incluyó fotos como esta:

Burnt-out home near Cobargo New South Wales

Casa destruida por los incendios cerca de Cobargo, Nueva Gales del Sur. Foto: Anthony Olssen, usada con autorización.

El sur de Australia también se vio afectado por los feroces incendios. La isla Canguro, la tercera mayor isla de Australia, fue arrasada por los incendios forestales en enero de 2020. Se incendiaron más de dos millones de hectáreas. Un padre y su hijo murieron cuando volvían a casa tras combatir un incendio. Kailas Wild vive en Sídney. Se encuentra en la isla rescatando koalas desde fines de enero. Ha estado publicando fotos y videos a sus cuentas de Facebook y Twitter. El 4 de febrero publicó este video:

Acabo de rescatar a esta hermosa cría de canguro que estaba solita, en lo alto de un árbol muerto. Tiene quemaduras en la nariz, mejillas y orejas. Encontrarla me rompió el corazón, pero ya la vio el veterinario y la están atendiendo. Va a ponerse bien.
—————–
Para que se den una idea de lo que puede representar realizar estas tareas de rescate, les preparé este video. Lo ideal es hacerlo por lo menos de a dos, pero yo estaba solo, lejos de toda ayuda y ella se encontraba en muy mal estado.

Lamentablemente, no todo son buenas noticias, como podemos ver en la foto que Kailas publicó el 7 de febrero:

Koala starvation death on Kangaroo Island

Koala muerto de hambre en la isla Canguro. Foto: Kailas Wild, usada con autorización.

La voluntaria Melina Budden es una ecologista que no solo trabaja rescatando animales salvajes sino también gestionando múltiples programas de asistencia para la recuperación de la fauna, como es el caso de la instalación de comederos y bebederos específicos para cada especie, tratamientos de sarna para los wombats y haciendo diagnósticos sobre las especies cuyo hábitat se encuentre amenazado tras los incendios. El 8 de febrero publicó una serie de fotos del valle Wolgan, que fue afectado por el enorme incendio que arrasó la montaña Gospers en la región de las Montañas Azules, al noroeste de Sídney. En esta foto se puede ver a dos voluntarios atendiendo a un wallaroo al que anestesiaron con un dardo.

Eastern Grey kangaroo receiving treatment

Dos voluntarios atienden a un wallaroo anestesiado. Foto: Josephine Ki.

Según Melina, lo peor todavía no terminó:

The unfortunate reality is that things aren't necessarily getting better, in some areas it's getting worse with the contamination of the dams and creeks from algae blooms and black sludge full of sediment and ash. These water holes are likely to become a whole new crisis for our wildlife if they don't get clean water.

Lamentablemente, la realidad es que las cosas no están mejorando. En algunas zonas, la situación está empeorando porque las represas y los ríos se están contaminando con la propagación de algas y la formación de un lodo negro que contiene sedimentos y cenizas. Si no se logra limpiar el agua, esta situación puede transformarse en otro problema crítico para la fauna salvaje.

A fines de enero, una de las paredes del centro comercial de Black Rock, en las afueras de Melbourne, fue decorada con un mural en honor a los voluntarios y a quienes brindaron ayuda desinteresadamente durante los incendios. Este mural fue realizado por el equipo de artistas de Melbourne’s Murals, de manera que coincidiera con el Día de Australia, el 26 de enero:

Aussie Spirit mural - Black Rock, Victoria

Mural en honor al espíritu solidario de los voluntarios. Black Rock, Victoria (Melbourne). Foto del autor.

En Canberra, el fotógrafo local Charles Dingo realizó esta vista panorámica desde su casa durante la madrugada del 2 de febrero. El Territorio de la Capital Australiana había declarado el estado de emergencia el 31 de enero:

View of Canberra bushfire front 2 February 2020

Vista panorámica de los incendios forestales de Canberra, 2 de enero de 2020. Foto: Charles Dingo, usada con autorización.

Por último, durante Año Nuevo, un grupo de bomberos de la estación 509 de la localidad de Wyoming (Nueva Gales del Sur) filmó un video que se hizo viral. Tuvieron que manejar más de 250 kilómetros para brindar asistencia cerca de la ciudad de Nowra:

El equipo de bomberos de la estación 509 Wyoming de Fuego y Rescate de Nueva Gales del Sur grabó este video que muestra el momento en que su camión fue alcanzado por el incendio que estaba arrasando el sur de Nowra. Los bomberos se vieron obligados a refugiarse en el camión hasta que pasara el frente del fuego.

El 3 de febrero, el programa Four Corners de la cadena televisiva ABC emitió Black Summer, apremiante documental sobre los incendios forestales. Muestra videos impactantes de los incendios, seguidos de entrevistas. Se puede ver en línea hasta el 31 de diciembre de 2020 e incluye más material del equipo de bomberos de Wyoming.

Mientras tanto, las ansiadas lluvias han aliviado la costa sudeste. Sin embargo, a pesar de este alivio, los incendios forestales y la severa sequía que atraviesa el país aún están lejos de terminar.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.