¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

¿Puede la ley contra injerencias bloquear con éxito los medios a favor de Pekín en Taiwán?

La caligrafía del exvicepresidente taiwanés y del presidente honorífico de Kuomintang Lien Chan para la plataforma de MasterChain. A través del Twitter de MasterChain.

El 31 de diciembre de 2019, Taiwán aprobó una ley dirigida a contrarrestar la influencia de “fuerzas extranjeras hostiles” dentro del país, que incluye una cláusula sobre la desinformación. La ley para evitar injerencias ha generado un fuerte debate y muchos la ven como un intento de contener la influencia de Pekín en Taiwán. Una vez promulgada la ley, la plataforma mediática MasterChain, favorable a Pekín, anunció que abandonaría el mercado taiwanés como forma de protesta. Mientras a algunos les preocupa que la ley puede coartar la libertad de expresión, otros interpretan esta salida como una prueba de que la ley contra las injerencias está disuadiendo el efecto de los “medios de comunicación rojos”.

Básicamente, esta ley prohíbe a organizaciones extranjeras interferir en las elecciones, presionar y hacer contribuciones políticas, y difundir información falsa sobre las elecciones para intentar alterar el orden social.

Durante el debate del borrador, el Partido Nuevo Poder (que defiende la independencia de Taiwán) propuso varias enmiendas dirigidas directamente a las plataformas de “medios de comunicación”. Por ejemplo, se incluía prohibir el seguimiento de las instrucciones del Partido Comunista de China (PCCh) en relación con la puesta en marcha, la financiación o el control de los medios de difusión, y la realización de publicidad política o publicidad en nombre del PCCh. Al final, el partido que gobierna, el Partido Progresista Democrático (PPD), rechazó estas enmiendas porque querían mantener un lenguaje que incluyera toda manipulación electoral que llevara a cabo cualquier Gobierno extranjero hostil y no solamente el PCCh. Sin embargo, el Consejo de Asuntos del Continente continuó sugiriendo que el tema de las injerencias en los “medios de comunicación” debería discutirse dentro del marco de las leyes sobre la radio y la televisión.

MasterChain y la “doctrina del frente unido”

El temor sobre la influencia de Pekín en los medios de Taiwán es parte de una mayor preocupación sobre lo que Pekín llama un “frente unido” o una alianza de las fuerzas políticas, militares, religiosas y mediáticas en contra de la independencia de Taiwán.  

Los vínculos políticos entre China y Taiwán se incluyen en gran medida en las operaciones de MasterChain. La plataforma, creada en abril de 2019, fue la primera plataforma taiwanesa a la que se autorizó a establecer una oficina en China. El fundador de MasterChain, Chuang Li-ping, escribió un libro apoyando el Consenso de 1992,  conocido también como el “Consenso de una sola China”. Además, el centro de operaciones de la empresa y el centro de promoción empresarial tienen su sede en las dos mayores ciudades de China continental.

Los expertos perciben que la estrategia de la plataforma de Taiwán de contratar varios oficiales taiwaneses como personajes importantes de los medios de comunicación es un intento de crear una red de inteligencia entre China y Taiwán.

Chang Yu-shao, investigador de la Asociación sobre la Política a través del Estrecho, señala:

形象宣傳、情報蒐集與組織布建,是中共政治統戰攻勢所必備的指導原則與工作方針,而大師鏈同時具備這三種功能。

El desarrollo de la creación de imágenes, de la información y de las redes sociales son los principios rectores y de funcionamiento de la ofensiva política “frente unido” del Partido Comunista Chino (PCCh). Master Chain cumple estas tres funciones al mismo tiempo.

No obstante, hay muy pocas plataformas que trabajen a favor de Pekín tan abiertamente como MasterChain. La mayoría de plataformas a favor de Pekín mantiene sus relaciones con China escondidas o de forma indirecta, como por ejemplo el grupo mediático Want Want.

Con anterioridad, el presidente de Want Want, Tsai Yen-ming, apoyó el discurso del PCCh y le vendió páginas de sus periódicos al Gobierno chino. Incluso se descubrió que China Times del grupo Want Want recibió subvenciones del Gobierno chino.

Según fuentes de la plataforma mediática independiente Up Media de Taiwán, antes de las elecciones de enero de 2020, Tsai Yen-ming pidió a los altos ejecutivos de su grupo mediático que dejaran de cubrir las protestas contra la ley para evitar injerencias para no parecer tan favorables a Pekín. Sin embargo, tras las cámaras, el grupo mediático continuó fomentando el discurso de que la ley iba contra la libertad de expresión, lo que tenía como objetivo desencadenar una fuerte reacción en la opinión pública y apoyar la campaña electoral del Kuomintang (KMT), el partido nacionalista chino.

Aunque la revista China Times, perteneciente al grupo Want Want, emitió un comunicado en el que negaba que recibiera alguna presión de Pekín, empezó a publicar una serie de editoriales de condena a la ley antes de las elecciones, con el argumento de que la ley estaba dirigida contra el grupo mediático

¿Contra injerencias o contra los medios?

En mayo de 2019, muchas plataformas taiwanesas de medios de comunicación fueron invitadas a Pekín para participar en la “Cuarta cumbre entre China y Taiwán“. La conferencia se consideró como un instrumento para el PCCh para fortalecer el “frente unido” del sector mediático.

En junio de 2019, se organizó una marcha en Taiwán para “rechazar los medios de información y proteger la democracia de Taiwán”. La iniciativa surgió de Hwang Kuo-chang, integrante del Yuan Legislativo de aquel momento, que apeló al Gobierno para que revisara varias leyes y propusiera un borrador de la ley para evitar injerencias.

Dadas las estrechas relaciones entre Taiwán y China, los intereses económicos de China pueden ser fácilmente encubiertos, lo que lleva a muchos expertos en medios de comunicación a dudar sobre la efectividad de la ley.

Además, internet es más difícil de controlar y Pekín puede contar con agencias de comunicación de Singapur y Malasia para influir en la opinión pública en Taiwán sin estar presente en la isla.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.