Critican a expertos de OMS por “respuesta lenta” y declaraciones a favor de China mientras el COVID-19 se propaga por el mundo

Captura de pantalla del informe de la Organización Mundial de la Salud del 29 de febrero de 2020 sobre el brote del COVID-19.

Desde el brote del nuevo coronavirus (COVID-19) en China, han sido constantes las alabanzas de los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a China por sus esfuerzos en contener la difusión de la enfermedad. No obstante, a medida que el virus se ha propagado por 53 países y dejado a su paso más de 6000 casos confirmados y 86 muertos (fuera de China), a fecha del 29 de febrero de 2019, los internautas han señalado a Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, por su posición favorable a China en los inicios del brote.

A comienzos de marzo de 2020, casi medio millón de personas han firmado una petición en línea para pedir su dimisión.

Elogios a China

Al multiplicarse por diez los casos confirmados del COVID-19, que pasaron de 45 el 17 de enero a más de 500 casos registrados el 23 de enero, China anunció el aislamiento de Wuhan. Para entonces, muchos expertos en salud ya habían alarmado sobre un posible brote mundial, pero los miembros del comité de emergencias de la OMS no se pusieron de acuerdo sobre este punto. Durante una conferencia de prensa, Tedros declaró que no era necesario declarar una emergencia de salud pública de preocupación internacional (PHEIC, por sus siglas en inglés).

El 28 de enero, Tedros visitó China y se reunió con el presidente de China, Xi Jinping. Después de esta visita, elogió a China por su “compromiso con la transparencia”, lo que contrasta con el informe de los observadores de derechos humanos que criticaron a China por sus medidas dictatoriales que habían evitado el flujo de información importante sobre el brote. Al 21 de febrero, 416 internautas habían sido castigados por “difundir rumores” sobre el nuevo coronavirus.

Tedros aplazó la declaración del PHEIC hasta el 30 de enero, pero insistió que no era necesario “interferir sin necesidad en los viajes y en el comercio internacional”.

Apenas días antes, el 26 de enero, el alcalde de Wuhan admitió que más de cinco millones de habitantes de Wuhan habían abandonado la ciudad antes de que se declarara su bloqueo. Se temía que quienes abandonaron la ciudad propagaran el virus por todo el país. En menos de una semana, el número de casos confirmados en China aumentó a casi 10 000. A medida que más y más ciudades anuncian medidas drásticas para contener el virus, quienes podían abandonaron China para pasar unas vacaciones prolongadas en otros países.

Aunque Xi prometió a Tedros que China estaría dispuesta a recibir un equipo internacional de expertos compuesto por 10 a 15 miembros para ayudar a estudiar los orígenes del virus, el proceso se retrasó y, al final, China solo abrió sus puertas a un “equipo avanzado de expertos” compuesto por tres miembros de la OMS. Los medios vinculados al estado y las plataformas mediáticas chinas, como Weibo y Tiktok, difundieron ampliamente fragmentos del audio del experto principal de la OMS, Bruce Aylward, en el que elogia a China con declaraciones como “a los ciudadanos de Wuhan, reconocemos que el mundo está en deuda con ustedes” y “si yo tuviera el COVID-19, querría ser atendido en China”.

Aylward insistió que la rápida respuesta de China ha demostrado ser efectiva para contener el brote. Al mismo tiempo, criticó a otros países por no tomar medidas parecidas. Después, Aylward admitió en la conferencia de prensa que no ha sido puesto en cuarentena después de su viaje a China porque no visitó ninguna “zona de riesgo” en Wuhan.

El 25 de febrero, un día después de que el “equipo avanzado de expertos” terminara su misión en China, el número total de nuevos casos confirmados fuera de China superó el número de China por primera vez. El 27 de febrero, había 4351 casos confirmados y 67 muertes en 48 países. En Corea del Sur, el número de casos confirmados superó los 3000 con 17 muertes. Italia informó que existían más de mil casos de COVID-19 y 29 muertes. Fuentes de la BBC comunicaron que se produjeron 210 fallecimientos por COVID-19 en Irán.

Muchos se están preguntando por qué Tedros es reacio a declarar el brote como pandemia.

La “lenta y débil respuesta” de la OMS

Los internautas están enfadados por la inacción de la OMS, lo que ha provocado bromas como esta:

Hay una leyenda que dice que si susurras “pandemia” tres veces frente a un espejo aparece Tedros Adhanom.

Algunos acusan a Tedros por sus declaraciones a favor de Pekín:

El número de muertos sube cuando confías en “China es terrorista”.
El número de muertos sube cuando confías en el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. ¿Están coludidos? Cualquiera lo diría.

OMS, por favor, detén las noticias falsas sobre PCCh. Estás dejando que el virus se propague por todo el mundo. Es muy necesario que Tedros Adhanom Ghebreyesus dimita de su cargo de director general de la OMS.

Otros señalan su lenguaje contradictorio:

Creo que ahora entiendo de qué hablaba Tedros cuando se refería a la “ventana de oportunidad”..

Joshua Wong, activista de Hong Kong, destacó la lenta y débil respuesta de la OMS bajo la dirección de Tedros:

[El virus no es el único enemigo número 1, también lo es la respuesta lenta y débil del jefe de la OMS, el doctor Tedros].

Lee más sobre la cobertura especial de Global Voices sobre el impacto global del COVID-19.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.