Titular de France24 sobre COVID-19 en África irrita a cibernautas por racista

“Con apenas tres casos oficiales, la baja tasa de coronavirus en África desconcierta a expertos de salud”.
Captura de pantalla de la página France24 del 1 de marzo, titular de un articulo sobre COVID-19

El 1 de marzo de 2020, el portal de noticias France24 informó sobre los pocos casos de COVID-19 en África con este dudoso titular: “Con apenas tres casos oficiales, la baja tasa de coronavirus en África desconcierta a expertos de salud”:

Whether it's a matter of faulty detection, climatic factors or simple fluke, the remarkably low rate of coronavirus infection in African countries, with their fragile health systems, continues to puzzle – and worry – experts.

Ya sea que se trate de una detección defectuosa, factores climáticos o simplemente un golpe de suerte, el singularmente bajo indice de infecciones por coronavirus en los países africanos, con sus frágiles sistemas de salud, sigue desconcertando –y preocupando– a los expertos.

El articulo preguntaba las razones detrás del supuestamente bajo indice en África del COVID-19 que causa la mortal y contagiosa enfermedad. Sin embargo, muchos cibernautas leyeron el titular como dudoso porque repite lo que la profesora de historia Melissa Graboyes describe como la imagen estereotipica de África como un continente plagado de enfermedades.

Al 3 de marzo, de los 90 892 casos reportados de COVID-19 en todo el mundo, China lidera con 80 303 casos, seguida por Corea del Sur con 4812, Italia con 2038 e Irán con 1501 casos según la Organización Mundial de Sanidad (OMS).

El informe de la situación de la OMS muestra también que en Argelia hay cinco casos, Túnez y Marruecos tienen un caso cada uno, mientras que en Egipto hay dos pacientes de COVID-19. El 27 de febrero, Nigeria se convirtió en el primer país de África Subsahariana en confirmar un caso de COVID-19,seguido por Senegal. El paciente cero en Nigeria es un italiano; el primero en Senegal es un ciudadano francés y el del Marruecos es un marroquí que vive en Italia.

Cibernautas africanos enfadados por el titular

“¿Por qué alguien se preocuparía de que un virus mortal no se esté difundiendo?”, pregunta el cibernauta nigeriano Oluniyi:

Con apenas tres casos oficiales, la baja tasa de coronavirus en África desconcierta a expertos de salud.
—————
Leí esto y dije “No solamente es “desconcertante” lo que podemos atribuir a la curiosidad científica de su parte, sino que también es “preocupante” que el coronavirus no se esté propagando más rápidamente en África. ¿Por qué alguien se preocuparía de que un virus asesino no se esté propagando?”.

El doctor Furaha Asani condenó esta transformación de la “humanidad de un pueblo” en “accesorios de la historia”

Con apenas tres casos oficiales, la baja tasa de coronavirus en África desconcierta a expertos de salud.
Hace unos cuantos meses, publiqué un ensayo por todos lados, sobre actitudes e infirmaciones globales racistas sobre estrategias de salud, sobre todo con respecto al continente africano. Solamente una persona mostró interés. Todo está conectado.
———-
Cuando no reconoces la humanidad de un pueblo, solamente sirven como accesorios de tu historia. Por eso no puedes ni siquiera imaginar cómo se atreven a ser mejores o más avanzados en algo. Porque, en última instancia, todavía te sientes y te crees superior.

Lo que enfada a Nimah, de Nigeria, es que se interrogara a África por no tener suficientes casos de COVID-19:

¡Ver que la comunidad internacional interroga a los países africanos por no tener muchos casos de COVID-19 me enfada mucho!

¿¡Que diablos!?

El ghanés Mac Jordan describió el informe de prensa como racista:

Con apenas tres casos oficiales, la baja tasa de coronavirus en África desconcierta a expertos de salud.
————
¿Estos llamados “expertos de salud” son en serio? Este titular es inquietante.

Déjenme corregirles el titular:

“Actualización de coronaVirus: Con solo tres casos oficiales, el bajo indice de coronaVirus en África desconcierta a los racistas expertos blancos de salud”.

Países desarrollados también infectan con enfermedades a naciones pobres

Fue un italiano quien llevó el COVID-19 a Nigeria. La ironía que golpea en la cara es la transferencia de enfermedades de países desarrollados como Italia a países “de mierda” como Nigeria.

El primer caso de coronavirus en Nigeria fue un viajero italiano, y Estados Unidos tiene más casos registrados que México.

Vamos a acabar con la creencia que “siempre son los países pobres los que infectan a los países ricos con enfermedades”.

El colonialismo europeo ha sido durante mucho tiempo un canal para transferir enfermedades a los países africanos.

En un artículo para el periódico ugandés New Vision, el doctor Sam Okuonzi declaró que en 1839 “seis enfermedades infecciosas fueron las causas de casi todas las muertes en Gran Bretaña”, –tuberculosis, tifus, fiebre tiroidea, cólera, disentería y viruela. No había “ningún registro o historia” de que estas enfermedades existieran “fuera de Eurasia antes de la llegada de las aventuras europeas”.

La viruela fue introducida en África Occidental por unos colonizadores portugueses en el siglo XV, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Global Black History, depósito digital de la historia de África, señala que la enfermedad de la peste bovina fue introducida en Tanzania, Kenia, Malaui y Sudáfrica a principios de 1890 por comerciantes italianos. Global Black History también afirma que la introducción de la “trata de esclavos en África Oriental produjo nuevos patrones de asentamiento” que desencadenaron la proliferación de la moscas tsetsé responsables de la muerte de unas 200 000 personas debido a la “enfermedad del sueño” desde el Congo hasta el lago Tanganyka y finalmente Zambia”.

Aprendan de los países más pobres

El encuadre de noticias en torno a grandes catástrofes de medios globales tradicionales cae fácilmente en etiquetas estereotípicas y etiquetas. Frente a las constantes noticias negativas sobre África, es fácil concluir que nada bueno sucede dentro del continente.

El virus COVID-19 todavía no se ha difundido dentro del continente –como los expertos temían– por distintas razones. Una de las principales –que no encaja con el sesgo de África como un continente plagado de enfermedad– es que los profesionales sanitarios africanos son más fuertes en luchar contra las enfermedades infecciosas.

En 2012, en Nigeria, el país más populoso de África, se contaron más del 50 % de casos de poliomielitis en todo el mundo, con unos 200 niños paralizados por la enfermedad, según la OMS.

En 2014, la OMS afirmó que no se había reportado ni un solo caso de poliomielitis en Nigeria y que “todos los datos de laboratorio no confirmaron” nuevos casos. Como consecuencia, en 2015 la OMS retiró formalmente la Nigeria de la lista de países endémicos de polio.

Nigeria obtuvo este resultado histórico por “interrumpir la transmisión del virus de la polio en un periodo de 15 meses” –logro que superó los objetivos de la OMS.

Cambios radicales como este no ocurren de la noche a la mañana. Se necesitó cierto nivel de experiencia para lograrlo.

El protocolo desarrollado para la eliminación de la poliomielitis fue implementado en 2014 durante el brote de ébola en Nigeria. Los trabajadores sanitarios nigerianos localizaron los infectados por el paciente cero, lo que fue descrito como destacada labor de investigación epidemiológico por la OMS.

Como resultado, la Unión Africana envió unos 250 profesionales sanitarios nigerianos a otros países de África Occidental para luchar contra el ébola. Además, “expertos médicos del Reino Unido y de todo el mundo” estudiaron el triunfo de Nigeria sobre el brote de ébola para replicar los mismos resultados en otros países, según informó ReliefWeb, que cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas.

No olvidemos que la cura del ébola fue descubierta por un científico africano, el profesor Jean-Jacques Muyembe-Tamfum de la República Democrática del Congo.

No fue una sorpresa que el descubrimiento de Muyembe-Tamfum no se difundiera tanto como las noticias sobre las muertes por la enfermedad del ébola en África.

Esta vez, no hay que esperar nada diferente con COVID-19:

Entiendo perfectamente por qué los científicos de todo el mundo están desconcertados por los únicos tres casos de infección de coronavirus en África. Quizás también tenemos la solución.

El COVID-19 es una pandemia que afectará a todo el mundo: es hora de que Occidente aprenda algo de sus colegas en África que han impedido al COVID-19 de extenderse por todo el continente.

Revisa la cobertura especial de Global Voices del impacto global del COVID-19.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.